Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/17/2010 12:00:00 AM

Crítica de Luis Aragonés altera el cuartel general de la 'Roja'

El inesperado arranque de la selección española en el Mundial 2010, cortando su racha victoriosa ante Suiza, y la crítica vertida por Luis Aragonés, ha cambiado el gesto del seleccionador Vicente Del Bosque y los representantes de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en un día de reflexión en Sudáfrica.

Del Bosque estaba triste. Al técnico salmantino le está costando digerir su segunda derrota como seleccionador. Sus dos años de éxito, venciendo todo lo que jugaba, ya tienen un segundo lunar. El primero fue la Copa Confederaciones. Y sabe que en el Mundial 2010, por las altas espectativas generadas por el grupo ganador de jugadores que dirige, el nivel de exigencia es máximo. Nada que no sea la final evitará la crítica.

Con la educación que siempre ha marcado su camino de éxito como técnico, recibió Del Bosque a los enviados especiales en una mañana en la que abrió las puertas del cuartel general de la 'Roja'. Justo el día que corrían como la pólvora las palabras de Luis Aragonés. En boca de todos estaba su crítica. En la actual selección española aún tiene muchos amigos. Hoy, estaban sorprendidos.

"Es una cuenta pendiente con Fernando Hierro. Sus críticas no están dirigidas a Del Bosque. Pero todo está fuera de lugar. No era el momento. Suena a venganza y cierto aire de ventajismo", comentaba a Efe un importante miembro de la delegación en horas de reflexión.

Nada perturbará el mensaje de Del Bosque. Su rostro no puede ocultar la sorpresa por las palabras de Luis Aragonés, comentando la derrota de España en Al Jazeera, pero el actual seleccionador no quiere ruido. No está cómodo en él cuando rodea a sus equipos. Por eso, escoge la opción más educada. Se muerde la lengua y responde a la crítica con elogios.

En las declaraciones de Del Bosque siempre hay que leer entre líneas. Se encuentran toques de atención bien dirigidos. "Luis es una persona que conoce perfectamente a este grupo, ha trabajado con ellos, ha conseguido un éxito extraordinario que fue la Eurocopa".

"Sólo puedo respetar al máximo sus opiniones. De mi no se va a escapar ni una sola palabra del antiguo seleccionador porque aquí no hay dos Españas, una de Luis y otra de Del Bosque. Exclusivamente hay una", manifestó cuando los micrófonos se encendieron.

Pero lo cierto es que la relación entre los dos técnicos es cordial y entre Aragonés y Hierro no existe. El ex seleccionador pidió al director deportivo que no traspasara las puertas del hotel de concentración en Neustift en la Eurocopa 2008. Le hizo sentir que aquel no era su proyecto. Estaba molesto porque sabía quien recogería su testigo y nada tenía que perder con un contrato firmado con el Fenerbahce.

El éxito de España en la Eurocopa ocultó esas disputas. El tiempo las vuelve a traer a escena en el momento más inapropiado. La 'Roja' está obligada a ganar a Honduras y Chile para no convertir en un rotundo fracaso un Mundial en que soñaba cambiar su historia. Y se acostumbra a convivir con la crítica. Esa que tanto dolía a Luis Aragonés cuando era seleccionador. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?