Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/06/13 00:00

A cuenta gotas

Como diría Horacio Serpa: Brasil venció pero no convenció. El debut de Francia, un desastre. Corea y Togo, un partidito para olvidar. Hoy debuta España, otro grande, y nada menos que ante la Ucrania de Schevschenko. MIERCOLES: España-Ucrania 8:00 A.M Túnez-Arabia Saudita 11:00 A.M Alemania-Polonia 2:00 P.M.

A cuenta gotas

Cuando un equipo llega a un Mundial con el rótulo de superfavorito, el público espera maravillas y sale decepcionado si el partido termina apenas 1 a 0 a su favor. Y resulta que desde el Mundial de Suecia de 1958 Brasil (salvo en México 70, cuando aplastó 4 a 1 a una Checoslovaquia que parecía más interesada en irse de farra que entrenar y jugar) siempre ha comenzado en los mundiales a media marcha, con dudas. El martes en Berlín apenas insinuó, a cuenta gotas, algunos trazos sueltos de su repertorio. En varios pasajes del partido dependió más de la labor personal de algunos de sus jugadores que del trabajo en equipo. Claro está que buena parte de la culpa la tuvo Croacia, un equipo que supo marcar muy bien a Brasil y que le pegó un par de sustos cuando se decidió a atacar.
Así es Brasil en los mundiales. Empieza como regular, o enfrentando a rivales que lo complican mucho, sin convencer del todo. Y casi siempre le alcanza que en una jugada aislada se inspire alguna de sus estrellas para salir airosa. En España 82, por ejemplo, fueron dos golazos de último minuto de Sócrates y Eder. Ante Croacia el honor le correspondió a Kaká, quien se despachó un señor golazo de esos a los que nos tiene acostumbrados con su selección y cuando defiende la camiseta del AC Milan.
A primera hora se jugaron dos partidos para olvidar. Corea del Sur y Togo (2 a 1 en favor de los asiáticos) y el empate sin goles entre Francia y Suiza. Si las superestrellas de Francia van a jugar el Mundial con esa falta de ánimo y con esa pereza, más le hubiera valido a Zidane retirarse a tiempo. Pero claro, es el primer partido, es la fase previa, que los equipos poderosos que la juegan en grupos sencillos suelen tomarse más como una pretemporada. 
El miércoles debuta el último grande que no ha jugado: España. Lo hace ante Ucrania, el rival más duro de su grupo,
Arabia Saudita y Túnez, los dos equipos que completan la zona de los españoles, se enfrentan en el que puede ser un partido entretenido en el estilo de Japón y Australia, pues jugarán un tanto relajados ya que han llegado al Mundial sin ninguna presión. 
Alemania, ante la desvalida Polonia, intentará asegurar el paso a octavos de final y, de paso, corregir las fallas defensivas que mostró en su debut ante Costa Rica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.