Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/2015 4:23:00 PM

¿Debe seguir Ricardo Lunari en Millonarios?

Cada vez hay mayor resistencia por parte de un sector de la hinchada Millonarios para que el entrenador argentino salga de su cargo. Otros creen que debe seguir hasta el final de la temporada.

Luego de la humillante goleada 5-1 de Millonarios ante el Deportivo Cali la semana pasada, todas las miradas y los señalamientos recayeron sobre el entrenador del equipo, el argentino Ricardo Lunari. Muchos hicieron una evaluación general del rendimiento de la escuadra desde su llegada al banquillo albiazul y los números demostraron que su campaña ha sido muy irregular.

La única forma en que un director técnico puede acallar a sus críticos es con resultados positivos. Y para Lunari no llegaron la semana pasada. Primero perdió el miércoles en Zipaquirá 2-1 ante el Expreso Rojo, equipo anda último en la  primera B y que no había hecho ni un solo gol en 2015.

El pasado sábado tan solo empató 1-1 con Equidad en condición de local, frente a unos 15.000 hinchas que como siempre fueron a acompañar al equipo. El rendimiento del equipo apenas fue lánguido y le alcanzó para igualar ante un rival que deambula en mitad de tabla.

Más allá de los resultados, que todavía no son graves si se tiene en cuenta que Millonarios tiene dos partidos aplazados y de ganarlos estaría puntero de la Liga Águila, lo más preocupante del asunto es que el equipo no juega bien al fútbol. Medios y analistas especializados, señalan que el arquero uruguayo Nicolás Vikonis no ha lucido muy seguro en los últimos encuentros, la defensa no ofrece garantías, el equipo no tiene contención en la mitad de la cancha y en la zona de ataque no hay profundidad y los delanteros no están finos a la hora de definir.

Este oscuro panorama ha hecho pensar a un buen sector de la hinchada de Millonarios que necesita un cambio urgente, pues aunque la nómina no es la más competitiva, sí tiene elementos como para pensar en clasificar como uno de los ocho finalistas.

Por otro lado, la opinión de otra porción de la hinchada es más moderada. Entienden que ambos torneos en los que participa Millos apenas están empezando y todavía hay mucho tiempo para corregir y enderezar el camino.

Apuesta de riesgo

De antemano se sabía que elegir a Ricardo Lunari como director técnico del equipo no era una garantía para lograr grandes cosas, pues su trayectoria no había sido muy exitosa. Estuvo al frente de Newells Old Boys en Argentina como técnico interino. Sus pobres resultados le quitaron la posibilidad de ser nombrado en propiedad.

En su momento, el nombramiento del argentino fue una apuesta de riesgo. Más allá de los pergaminos como entrenador, la junta directiva azul se decantó por un nombre congregante, una luminaria que se fue como ídolo y llegó como salvador.

Fue una decisión que sorprendió a muchos porque el entrenador español Juan Manuel Lillo jugó un gran primer semestre en 2014 y si bien no había conseguido buenos resultados en el arranque del segundo torneo, debió esperar un poco más y no sacarlo a mitad de dicho campeonato.

Cuota de responsabilidad

También es claro que no todas las tintas de este presente incierto se le pueden cargar al entrenador. En este momento las directivas del equipo se encuentran en la misma situación. Los malos resultados de los últimos años están colmando la paciencia de una de las hinchadas más grandes del país.

Luego del renacimiento administrativo del club albiazul en abril de 2011, los resultados de ese año y el siguiente fueron inmejorables: el título de la Copa Colombia bajo el mando del venezolano Richard Páez y la anhelada estrella 14 con el técnico Hernán Torres. Sin embargo, lo logrado en esos años se fue diluyendo.

Ahora el futuro de Ricardo Lunari es incierto. Ya suena fuertemente el nombre de Reinaldo Rueda para reemplazarlo. Sin embargo, los directivos señalaron la semana pasada que van a apoyar el proyecto de Lunari. Hecho que en el argot futbolístico suena a ultimátum, más que a respaldo.

La impresión es que Lunari está contra la pared, pero cuenta con la oportunidad de rencaminar al equipo. En una semana tendrá dos duelos definitivos; primero ante Águilas Doradas para disipar los fantasmas como visitante y más importante aún: el próximo sábado ante Santa Fe su rival de toda la vida, al que no puedo siquiera sacarle un punto en todo el segundo semestre de 2014.

"Si alguien piensa que quiero hacerle daño a Millonarios está loco. Desde el cuerpo técnico trabajamos con el corazón", señaló Lunari en la rueda de prensa tras el sufrido empate ante Equidad. Todos le creen a Lunari, pero del amor nadie vive. Goles son amores y en el fútbol solo valen los resultados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.