Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1997/11/17 00:00

DIAS DE TENIS

En el Club Colombia Open de Tenis estarán algunos de los jugadores que disputarán los lugares de honor de la ATP.

DIAS DE TENIS

Desde el próximo sábado y hasta el 2 de noviembre los amantes del tenis en Colombia estarán de plácemes. En esos días los aficionados al deporte blanco disfrutarán en Bogotá de los saques, voleas y reveses de 30 jugadores de primer nivel de la Asociación de Tenistas Profesionales, ATP. Todos en busca de un solo objetivo: ganar la IV versión del Club Colombia Open de Tenis.Para esta ocasión el cuadro de participantes cerró en el lugar 103 del escalafón, el más alto de la historia del certamen y uno de los más importantes que haya tenido cualquier torneo en Latinoamérica. Esto, sumado al hecho de que cerca de la mitad de los participantes están ubicados entre las posiciones 40 y 55 del escalafón, dice bastante del buen nivel y de la competitividad que se verán en el torneo. En la nómina de jugadores hay algunos que son populares para la afición colombiana. Uno de los que está llamado a ser animador del torneo será el uruguayo Macelo Filippini, número 40 del mundo y quien hace un mes formó parte del equipo de Copa Davis de su país que enfrentó a Colombia. Otro de los viejos conocidos del publico capitalino es el ecuatoriano Nicolás Lappenti, ganador del torneo bogotano en 1995 y finalista el año pasado frente a Thomas Muster. Muster y el español Alberto Berasategui _número 27 del mundo_, iban a ser las dos principales estrellas del Club Colombia de este año, pero faltando pocas semanas para iniciar el torneo tuvieron que cancelar su participación. Aun en contra de su voluntad y después de haber manifestado su interés por jugar en Bogotá, tanto Muster _defensor del título_ como, Berasategui fueron obligados por la ATP a jugar abiertos paralelos al de la capital colombiana. No obstante, pese a este abandono obligado, el evento contará con otros atractivos que podrán compensar sus ausencias.La armada españolaDentro de la treintena de jugadores de 14 países que invadirán las canchas capitalinas en busca de repartirse los 330.000 dólares en premios _incluyendo 43.000 para el ganador_, hay una nación que dará mucho de que hablar: España. Los ibéricos han conformado una verdadera armada que busca ratificar en Bogotá el buen momento y el liderazgo que el tenis español viene ejerciendo desde hace dos años a nivel internacional. El año pasado, dentro de la lista de los 100 mejores jugadores del escalafón, España contaba con 14 tenistas, dos más que la superpotencia: Estados Unidos. Este año, dentro de los primeros 100 del ranking, 24 jugadores _seis más que los estadounidense_ son de la tierra del rey Juan Carlos, lo que sin duda es una clara prueba del Poderío del tenis ibérico. Pero lo interesante para los aficionados colombianos consiste en que de esos 24 españoles 11 estarán dando la pelea en el Club Colombia Open de Tenis.Aunque con excepción de nombres como Javier Sánchez Vicario _hermano de Arantxa_ Carlos Costa y Francisco Clavet, la mayoría de los españoles que estarán en las canchas capitalinas son desconocidos, no pocos coinciden en afirmar que varios de ellos están llamados a ocupar en muy poco tiempo los primeros lugares del escalafón de la ATP. Hombres como Julián Alonso, quien a los 20 años ocupa el lugar 57 del escalafón con un impresionante récord de 14 títulos, o Galo Blanco, quien a sus 21 años cuenta en su hoja de vida con 11 torneos ganados, son parte de este grupo que por su buen nivel de juego y juventud están en la mira de los especialistas como representantes de la generación que está llamada a reemplazar a la de Pete Sampras y Michael Chang. La participación de los españoles, el promedio de edad _23 años_, la ubicación en el escalafón y el excelente tenis de los participantes de los otros países en el torneo bogotano hacen presagiar que, como ocurrió con Marcelo Ríos _quien jugó en versiones pasadas del abierto de Bogotá_ el torneo de Bogotá será un hervidero de futuras estrellas. Muchos de los participantes, como el marroquí Karim Alami, el estadounidense Vince Spadea o el italiano Dinu Pescariu, tienen las condiciones para instalarse en poco tiempo en la cima del tenis mundial.El abierto de Bogotá tiene un costo aproximado de realización de 2,5 millones de dólares y cambió su fecha _antes se jugaba en septiembre_ para crear, junto con mexicanos y chilenos, un circuito latino de la ATP con el fin de atraer mejores jugadores. El nuevo calendario, que comienza el 20 de octubre en México, sigue en Bogotá y finaliza en la segunda semana de noviembre en Santiago de Chile. Pero esta no es la única novedad. A partir de este año el Club Colombia Open contará con una sede propia ubicada en el centro de alto rendimiento de Coldeportes. Con los 700 millones de pesos invertidos en la adecuación de las instalaciones del antiguo Club de Empleados Oficiales _en el que se construyeron nueve canchas de tenis con un valor aproximado de 40 millones de pesos cada una_ el torneo bogotano termina de consolidarse como el certamen tenístico más importante del país y uno de los eventos deportivos más esperados de cada año. Sólo queda disfrutar de estos días de tenis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.