Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/05/03 22:35

El pulso que Simeone le ganó a Guardiola

Antes de las semifinales solo se habían enfrentado una vez como técnicos, con derrota para el ‘Cholo’. Esta vez salió triunfante de su revancha y está de nuevo a un paso de suceder a ‘Pep’ como la gran sensación europea.

Diego Simeone (izq) está entre los mejores técnicos del mundo. Foto: Imágenes de EFE

Muchos esperaban por ver quién resultaba ganador en uno de los duelos personales más esperados del fútbol de los últimos años. Y no era para menos: de un lado estaba el técnico más exitoso de la última década, el hombre que lo ganó todo; y del otro estaba el estratega que confrontó, a fuerza de intensidad y carácter, a los colosos tradicionales del fútbol.

Y es que sobre el terreno de juego no podían chocar dos ideas más opuestas. Simeone y Guardiola representan las antípodas mismas de cómo jugar al balompié. El argentino pregona la fortaleza defensiva, el juego fuerte, el sacrificio como filosofía del triunfo. El catalán ha tenido la suerte de contar con nóminas cuyo talento habla por sí solo, y a las cuáles ha conducido a desplegar un estilo inconfundible, repleto de toque y fluidez. El primero es entrega, el segundo elegancia.

Ambos se conocen desde hace tiempo. Se enfrentaron en múltiples ocasiones cuando eran jugadores en España. El argentino militaba en el Sevilla y Guardiola vestía de blaugrana en la primera ocasión que se vieron las caras. Fue victoria para el catalán. El ‘Cholo’ pasó al Atlético y de nuevo volvió a ser derrotado por el ‘Dream Team’ conducido por Guardiola. Pero el fútbol da revanchas, y esa temporada el Atleti del ‘Cholo’ derrotaba en la final de Copa del Rey al invencible Barcelona.

Por mucho tiempo, sus desiguales personalidades les formularon duelos personales en la liga española de finales de los 90. De un lado estaba el astuto argentino, rebelde y explosivo. Del otro estaba el sensato Guardiola, alejado de la polémica.

Ambos se retiraron casi al mismo tiempo y empezaron a entrenar con apenas un año de diferencia. Simeone en Argentina, donde permaneció 6 años antes de dar el salto a Europa. Guardiola en las inferiores del Barcelona, donde no tardó mucho en dar el salto a la primera división y comenzar su exitosa carrera en el equipo de Xavi, Iniesta y Messi.

Cuesta creer que dos de los referentes técnicos más aplaudidos de los últimos tiempos apenas chocaron en una ocasión antes de las semifinales de la Champions League de este año. Fue en el lejano 2012. Guardiola estaba de salida luego de haber ganado 14 copas. El ‘Cholo’ apenas se estaba iniciando en el Atlético. Por ese entonces Radamel Falcao era la gran estrella de un equipo que aún no había mostrado sus dientes en Europa. El Barcelona inició ganando en el Vicente Calderón, y fue el samario quien se encargó de igualar la cuenta. Entonces apareció Messi, y con un zurdazo a pelota parada puso el 1-2 definitivo. Derrota para el ‘Cholo’.

Guardiola se fue esa temporada, el mismo año que el Simeone sacó al Atlético de Madrid campeón de la Europa League. Ahí empezó su leyenda. Dos años después logró lo impensado y se coronó campeón de la Primera División de España, rompiendo el predominio del Real Madrid y el Barcelona en la época de Cristiano Ronaldo y Messi.

En esa misma temporada estuvo a un minuto de lograr una hazaña aún más legendaria. Jugó la segunda final de la Champions en su historia. Tenía en frente a su archienemigo, el Real Madrid, al que le ganó por 64 minutos. Pero justo en el último suspiro del partido, cuando el mismo ‘Cholo’ se preparaba para celebrar su gloria, Sergio Ramos le impidió aumentar su prestigio con un cabezazo que igualó la serie. Y en el tiempo de reposición, la historia se volteó y el Atlético terminó perdiendo 4-1 su oportunidad de ser campeón de Europa.

Por su parte, Guardiola se tomó un año sabático lejos de los estadios antes de desembarcar de nuevo en el por ese entonces mejor equipo del mundo. Llegó al Bayern en la temporada que lo ganó todo. Y aunque el técnico catalán repitió siempre los títulos ligueros, la Champions fue su gran deuda. Tres años seguidos cayó en semifinales, sin poder tocar de nuevo la gloria que alcanzó con el Barcelona. Curiosamente, las tres veces fue sacado por equipos españoles: el Real Madrid en el 2014, el Barcelona en el 2015 y el Atlético de Madrid este año.

Es la última oportunidad de Guardiola, pues la próxima temporada estará al frente del Manchester City, sus ilusiones fueron acabadas por el que está llamado a sucederlo como la gran sensación de los banquillos europeos. Algunos piensan que el ‘Cholo’ ya lo hizo, y argumentan sus trascendentales triunfos con una nómina no tan estelar. Pero la Champions es la Champions y de eso el ‘Cholo’ aun no puede presumir ante la historia. Este año intentará por fin lograr la proeza, y hay buenas chances de que sea enfrentándose al Real Madrid, el mismo que lo despertó de sus sueños en el último minuto hace dos años. Así que el ‘Cholo’ podría tener una revancha. Una más de las tantas que ha tenido que enfrentar. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.