Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/4/2015 10:00:00 PM

La jugada de la Dimayor y Bavaria que salió mal

Gran malestar y preocupación causó entre periodistas y medios un protocolo para cubrir el FPC que obliga mencionar las marcas de Bavaria.

Desde hace unos días la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), que maneja los torneos de los equipos de primera división del Fútbol Profesional Colombiano (FPC), empezó a enviar a varios periodistas y medios de comunicación una especie de acuerdo que deben firmar si quieren recibir la acreditación que les permite entrar a los diferentes escenarios deportivos.

Además de comprometerse a aceptar el protocolo de medios de comunicación de la Dimayor, así como a respetar los estatutos, reglamentos y decisiones de las autoridades deportivas, parte de la polémica está centrada en el punto 6 del documento.

Este dice que “el medio de comunicación, a través de sus publicaciones, escritas, radiales o audiovisuales se obliga a denominar, anunciar y asociar cada uno de los campeonatos con el nombre oficial asociado a la marca de propiedad de Bavaria que para tal efecto esta última elija en su calidad de patrocinador oficial del FPC, sean estos Superliga Águila, Liga Águila, Torneo Águila o Copa Águila".
 
“El incumplimiento de esta disposición -sigue el inciso-, previa notificación de Dimayor, será causal para el retiro inmediato de la acreditación. Además, el medio de comunicación responderá frente a Bavaria y se obligará a mantener indemne a la Dimayor por no denominar, anunciar o asociar en sus publicaciones el nombre oficial asociado a la marca que Bavaria haya elegido para vincularla al nombre de los torneos de la FPC”.

Esa obligación ha sido tomada por varios comunicadores y medios de comunicación como una amenaza contra la libertad de prensa y un abuso de la posición dominante que ejerce la Dimayor sobre el balompié profesional, pues a quien no mencione a Bavaria o Águila le pueden prohibir el derecho que tiene un periodista a informar y a trabajar.

“Que te obliguen a mencionar una marca para poder informar es algo que no se había visto antes en el deporte”, dijo un reconocido cronista que pidió no ser mencionado.

El tema, que se comenta en voz baja entre un sector del periodismo deportivo, no ha sido abordado lo suficiente ya que, según algunos comunicadores, en sus medios prefieren no entrar en disputas con la Dimayor y mucho menos con la marca que patrocina este espectáculo deportivo que, en últimas, es quien hace la inversión y hace cumplir sus derechos. Aun así, la medida es vista como extrema. Sin embargo, los medios han tratado de enfrentar el documento como gremio.

Como se sabe, el 4 de diciembre pasado, a través de su marca Águila, Bavaria se convirtió en el patrocinador del Fútbol profesional, lo que hizo que los diferentes torneos lleven el nombre de un producto de esta empresa.

Al ser interrogado por el documento, Ramón Jesurum, presidente de la Dimayor, le dijo a Semana.com que: “Eso ya se canceló. Ha habido un malentendido por un borrador que se hizo, por eso se echó para atrás. Hoy cualquiera puede tener la credencial”.

Sin embargo, no se trata de un simple borrador. El documento fue enviado por acreditaciones@dimayor.com a numerosos periodistas y medios con un mensaje que dice: “podrán recoger en la sede de la Dimayor, cra. 15 # 32 – 83, la acreditación que fueron solicitadas y aprobadas a su medio de comunicación. Le anexamos un formato, el cual debe ser diligenciado y firmado por el representante legal del medio. Así mismo, para reclamar la acreditación deben incluir en los documentos, un certificado de existencia y representación del medio de comunicación”.

“Eso lo trató de hacer la oficina de prensa, pero fue un error. Lo que se decía era que había que llamar los torneos por su nombre, pero no era ninguna obligación ni nada de esas cosas”, dijo Jesurum para tratar de poner fin al conflicto.

Nora Sanín, directora de Andiarios, dijo a este portal que varios medios a los que les llegó el documento mostraron su preocupación, ya que se estaría atentando contra la autonomía que tienen sobre los contenidos informativos y de opinión. “Me reuní con el director de la Dimayor y con el secretario, les expliqué los argumentos y ellos de inmediato aceptaron retirar los dos puntos que nos preocupaban”.

No es la primera vez que desde el fútbol se trata de ejercer un control hacia los medios o periodistas incómodos. En la última asamblea de la Dimayor, el propietario de Águilas Doradas de Pereira, José Fernando Salazar, y el de Santa Fe, César Pastrana, trataron de vetar a Iván Mejía Álvarez y Carlos Antonio Vélez para que no pudieran comentar más partidos del fútbol profesional colombiano en el canal Win Sports.

También se dice que al final de la misma reunión, Jesurum trató de promover un veto contra el periodista Javier Hernández Bonnet.

Hernández dijo que el famoso documento de las acreditaciones comenzó con una muy mala jugada. Este año los periodistas pudieron entrar a los estadios como El Campín con las acreditaciones del año pasado, pero poco antes de que se jugara el partido Santa Fe-Colo Colo hicieron ir a los periodistas por las credenciales.

En medio del afán les dijeron que tenían que firmar un documento que, al ser leído después, se dieron cuenta de los micos que tenía. “Ese documento era la puerta para los vetos, para controlar las críticas cuando el torneo funcione mal o para quitarle la credencial a quien termine siendo incómodo para la dirigencia deportiva. Lo increíble es que traten de ejercer esos controles en los estadios que son escenarios del Estado, es decir, de todos los colombianos”.

En la tarde de este miércoles, y cuando periodistas de Semana.com indagaban más sobre este espinoso tema, la Dimayor, a través de su secretario general Rafael Arias, se comunicó con este portal para informar que “no querían escándalo ni controversias con el tema”, y que la entidad emitiría un nuevo formato de acreditación.

En este se replanteaba el controversial sexto punto, retornando al proceso de acreditación tradicional, y se reconoce que este asunto se pudo haber “socializado mejor con los medios”. Ahora, el octavo ítem del nuevo documento "exhorta" a los medios y periodistas a "utilizar la denominación que corresponde respecto de los campeonatos que organiza".

Sin duda, todo indica que el famoso documento no se trató de un accidente o una decisión apresurada de unos empleados de la Dimayor que quieren proteger a Bavaria. Y que desde la dirigencia del fútbol, que cada vez tiene más poder y dinero, se está tratando de extender el control que ejercen sobre los medios y periodistas que les resulten incómodos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.