Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/04/17 00:00

DOBLE DE CUERPO

Aunque varios médicos afirman que se trata de un hombre, una velocista filipina asegura ser una mujer.

DOBLE DE CUERPO

LO QUE PODRIA determinarse con una simple bajada de pantaloneta , tiene en serios problemas a varios organismos internacionales de atletismo. Nancy Navalta, una corredora filipina, considerada como la próxima reina del atletismo asiático y mundial, insiste en que es mujer, aún cuando pruebas médicas muestran que realmente es un hombre.
"Soy una mujer. Fervientemente asi lo creo", dijo Navalta, de 17 años de edad, en una reciente conferencia de prensa efectuada en Manila. La atleta, quien tiene senos poco desarrollados y un discreto bigote dijo además que está dispuesta a pasar nuevos exámenes para probar su feminidad.
El director filipino de atletismo, Go Teng Kok, informó a los reporteros de diferentes países que médicos de Australia y Filipinas realizarán nuevas pruebas para determinar el sexo de Navalta. Cuando se le preguntó a la atleta qué haría si los cromosomas y otras pruebas médicas, que se darán a conocer en los próximos días, determinan que es un hombre, la Navalta fue enfática y dijo que no estaría dispuesta a aceptar esa calumnia.
En Filipinas nadie cree las versiones de los médicos. En ese país están felices con la corredora y piensan que la noticia está originada en los celos profesionales de otras atletas asiáticas. "Nancy es definitivamente una mujer", dijo su entrenador, mientras abrazaba a la pequeña Navalta, de solo 1.50 metros de estatura, minutos antes de la conferencia de prensa.
Los diarios deportivos de Manila han considerado a Navalta la sucesora de Lyda de Vega-Mercado, quien ganó los 100 metros planos femeninos en los Juegos Asiáticos de 1982 en Nueva Delhi y repitió su hazaña cuatro años más tarde en Seúl.
La Asociación Filipina de Campo y Pista se pronunció a finales de la semana pasada y dijo que pasara lo que pasara con los exámenes médicos de los próximos días, enviarían a Navalta a los Juegos del Sureste Asiático que se efectuarán en Tailandia a finales del año. La Asociación y el país entero no dudan de que su atleta obtendrá las medallas de oro en los 100 y 200 metros planos femeninos.
El caso de Navalta ha dado de qué hablar en la prensa internacional. Su evidente aspecto masculino ya la metió en un gran problema. Ninguno de los triunfos que consiga mundialmente llegarán a ser reconocidos por el grueso de los aficionados, pues ya son muchos los que dudan de su asombrosa fortaleza y rapidez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.