Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/25/2017 2:57:00 PM

Por qué cada vez es más difícil que Nairo venza a Dumoulin

Tras completarse la jornada 18 del Giro de Italia, entre Moena y Ortisei, sobre 137 kilómetros, Tom Dumoulin sigue sigue demostrando con argumentos que está intacto. Al colombiano se le acaba el terreno montañoso.

A falta de tres etapas para que finalice el Giro de Italia del Centenario, esa hermosa herencia de L’Auto y Tulio Morgagni, las esperanzas de ver a Nairo Quintana Rojas vestido de rosa en la Piazza Duomo de Milán el próximo domingo parecen extinguirse. Su rival es cada vez más gigante; impermeable a las burlas, circunspecto ante las habladurías y los pronósticos de los expertos.

Puede leer: El gesto de respeto entre Nairo Quintana y Tom Dumoulin

No tiene equipo, pero tiene cerebro. Es Bobby Fischer en bicicleta, tan capaz de ganar con peones como con torres y Reina. Incluso solo, como un Rey arrinconado al borde de un jaque mate, es capaz de inventarse una jugada sublime para salir del apuro.

Nairo no lo descifra. El colombiano lo ha atacado en todos los terrenos, y en ninguno ha podido dejarlo atrás. Hasta ahora, el único que ha podido tumbar a Dumoulin ha sido su intestino.

“Nairo no se ve tan fresco como en la Vuelta a España. Lo veo más como en el Tour del año pasado”, dice Vicente Belda en las redes sociales.

Le puede interesar: “Nairo no tiene amigos”, dice gregario de Níbali

Pero no es así. Nairo ha mostrado fortaleza y valentía, pero se ha topado con un rival de quilates, con un monstruo en efervescencia, que si la historia es justa, en pocos años estará a la altura de los grandes: Merckx, Anquetil, Hinault, Induraín.

En la etapa de este jueves, con cinco puertos de montaña de locura en los Dolomitas, Dumoulin le puso candado a su maglia rosa. No se dejó amedrentar en Pordoi ni en Valparola. Tampoco fue presa de los nervios cuando le anunciaron el retiro de Bauhaus. Y cuando Nairo y Nibali comenzaron a zurrarlo en Gardena y en Passo Pinei, respondió igual, con calma, con clase, sin apresurarse.

“No apresures al amor”, canta Phil Collins, y el amor para Dumoulin, y para toda Holanda, es esa blusa rosa de campeón del Giro. “No te apresures, ve a tu ritmo”, le dijo sabiamente su entrenador Rudie Kemma antes de la partida en Moena, y Tom, disciplinado como colegial, toma nota y obedece.

Tiene una presión tremenda. Es el ciclista holandés con más credenciales para ganar una grande, hazaña que no se repite desde 1980, cuando Joop Zoetemelk ganó el Tour de Francia.

“Estoy motivado y deseoso de darle a mi país una victoria”, dice con parquedad Tom. Con igual tono se refiere a Nairo Quintana y a Vincenzo Nibali, sus pesados lastres en la general. “Me gustaría que perdieran sus puestos en la clasificación”, expresa.

La polémica sobre la ética, la caballerosidad y la deportividad sigue en la mesa desde el escatológico episodio en el Stelvio. A Nibali le importa poco que lo etiqueten de “pillo”, y responde: “¿Y qué quiere, que lo felicitemos? Que primero llegue a Milán”.

Nairo, más diplomático, prefiere otro tono: “Yo seguiré atacando. Hoy revienta él o reviento yo”.

Pero Dumoulin no se revienta, e incluso alardea de su estado de forma. Hoy, subiendo a Pontives, en el final de la jornada de 137 kilómetros, tiró para arriba, como queriendo desafiar a Nairo, quien lo venía machacando desde Passo Pinei. El colombiano respondió a medias, como suplicando piedad, y no tuvo más remedio que firmar la paz con el holandés hasta la meta.

“Mañana será otro día”; le dijo Winner Anacona a Nairo para confortarlo.

La etapa la ganó un ilustre, el estadounidense de Tacoma, Washington, Tejay Van Garderen, quien a pesar de sus gallardetes, nunca había logrado una etapa en una de las “Tres Grandes”. A los 28 años, el admirador de Greg Le Mond sólo ostenta en su palmarés dos quintos lugares en el Tour de Francia.

En segundo lugar, y por segundo día consecutivo, llegó Mikel Landa, el dueño de la montaña en el Giro. El joven vasco se ha escapado en todas las jornadas de alta montaña, demostrando que, de no haberse caído en el Blockhaus, seguro estaría disputando un puesto entre los cinco primeros.

Se acaba el Giro, y ni Nairo ni su equipo Movistar, que todos los días yerra en sus estrategias, han podido encontrar la clave para destronar al portentoso hombre de Maastricht. Tampoco la encuentra Nibali, esa leyenda viva de Sicilia, quien al no tener la energía suficiente para ser un Garibaldi, se ha conformado con ser un filibustero, un camorrero, yendo a rueda en cada etapa, a la espera de que sus rivales se caigan, se enfermen o sufran un problema mecánico, para allí sí, zarpar en pos del tesoro.

Piancavallo mañana y Monte Grappa y Asiago el sábado. Es lo que queda para que Nairo sea Nairo: el mejor escalador del mundo, y trate de arrebatarle la maglia rosa a Tom Dumoulin, el infumable capitán del Sunweb.

Etapa 18

  1. Tejay Van Garderen (USA-BMC) 3:54:04.
  2. Mikel Landa (ESP-Sky) mt.
  3. Thibaut Pinot (FRA-FDJ) a 8 segundos.
  4. Domenico Pozzovivo (ITA-Ag2r) a 8.
  5. Jan Hirt (RCH-CCC) a 11.
  6. Ilnur Zakarin (RUS-Katusha) a 24.
  7. Steven Kruijswijk (HOL-Lotto Jumbo) a 34.
  8. Bauke Mollema (HOL-Trek) a 34.
  9. Tom Dumoulin (HOL-Sunweb) a 1:06.
  10. Nairo Quintana (COL-Movistar) a 1:06.
  11. Vincenzo Nibali (ITA-Bahrain) a 1:06.
  12. Adam Yates (GBR-Orica) a 1:12.
  13. Sebastien Reichenbach (SUI-FDJ) a 1:12.
  14. Dario Cataldo (ITA-Astana) a 1:48.
  15. Davide Formolo (ITA-Cannondale) a 1:48.
  16. Winner Anacona (COL-Movistar) a 2:20.
  17. Joseph Dombrowski (USA-Cannondale) a 2:20.
  18. Hubert Dupont (FRA-Ag2r) a 3:06.
  19. Bob Jungels (LUX-QSF) a 3:55.
  20. Andrey Amador (CRC-Movistar) a 3:55.
  21. Jan Polanc (ESL-UAE) a 6:57.
  22. Sebastián Henao (COL-Sky) a 18:48.
  23. Fernando Gaviria (COL-QSF) a 35:55.

General individual

  1. Tom Dumoulin (HOL-Sunweb) 80:00:48.
  2. Nairo Quintana (COL-Movistar) a 31 segundos.
  3. Vincenzo Nibali (ITA-Bahrain) a 1:12.
  4. Thibaut Pinot (FRA-FDJ) a 1:36.
  5. Ilnur Zakarin (RUS-Katusha) a 1:58.
  6. Domenico Pozzovivo (ITA-Ag2r) a 2:07.
  7. Bauke Mollema (HOL-Trek) a 3:17.
  8. Steven Kruijswijk (HOL-Lotto Jumbo) a 5:48.
  9. Adam Yates (GBR-Orica) a 7:06.
  10. Bob Jungels (LUX-QSF) a 7:34.
  11. Davide Formolo (ITA-Cannondale) a 7:59.
  12. Maxime Monfort (BEL-Lotto Soudal) a 11:16.
  13. Jan Polanc (ESL-UAE) a 12:24.
  14. Dario Cataldo (ITA-Astana) a 14:08.
  15. Andrey Amador (CRC-Movistar) a 14:18.
  16. Jan Hirt (RCH-CCC) a 18:07.
  17. Sebastien Reichenbach (SUI-FDJ) a 25:26.
  18. Hubert Dupont (FRA-Ag2r) a 30:27.
  19. Patrick Konrad (AUT-Bora) a 30:50.
  20. Franco Pellizotti (ITA-Bahrain) a 36:49.
  21. Tejay Van Garderen (USA-BMC) a 39:45.
  22. Mikel Landa (ESP-Sky) a 40:46.
  23. Winner Anacona (COL-Movistar) a 47:05.
  24. Sebastián Henao (COL-Sky) a 1:40:06.
  25. Fernando Gaviria (COL-QSF) a 3:33:16.

Líder de la montaña

Mikel Landa (ESP-Sky) 189 puntos.

Líder de los puntos

Fernando Gaviria (COL-QSF) 325 puntos.

Mejor joven

Adam Yates (GBR-Orica).

Líder de la combatividad

Fernando Gaviria (COL-QSF) 57 puntos.

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.