Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/1994 12:00:00 AM

DURO DE PATEAR

Esta puede ser la mejor temporada para Fuad Reveiz, el colombiano que lleva jugando 10 años en el fútbol americano profesional de Estados Unidos.

AQUEL COLOMbiano con nombre de gringo, Fuad Reveiz, que dio de que hablar en el país por primera vez a comienzos de 1985, cuando fue fichado para jugar como pateador del equipo de fútbol americano de los Miami Dolphins, hoy, más que nunca, está acaparando las páginas deportivas de los periódicos estadounidenses que cubren semanalmente el campeonato de la National Football Ligue (NFL).

Hasta el momento Reveiz, quien actua en los Vikings de Minnesota, es el mejor pateador de la presente temporada. Ha marcado nueve goles de campo de los 14 que ha intentado y más de 20 puntos extras. Desde el primer encuentro el colombiano salió como una de las figuras de los Vikings, pero su mejor actuación la llevó a cabo la tarde del pasado 20 de octubre. Aquel inolvidable jueves, Reveiz se convirtió en una de las máximas figuras de su equipo.

Los Vikings jugaban en su propio estadio contra los Green Bay Packers de Wisconsin, y cuando faltaban tan solo unos pocos segundos los visitantes aventajaban a los locales por tres puntos. Los Vikings habían utilizado tres oportunidades para avanzar las 10 yardas y era necesario que el colombiano se levantara del banco de suplentes para saltar a la grama artificial e intentar hacer un gol de campo. El balón estaba a una distancia de 29 yardas del lugar del gol. El quarterback de su equipo le colocó el balón y la pierna derecha de Reveiz pateó la pelota y la introdujo en la porteria contraria. El colombiano empató el juego y fue necesario extenderse a tiempo extra para desempatarlo.

Cuando corrían apenas tres minutos y 54 segundos del extra tiempo los Vikings se encontraban a 29 yardas del Touchdown, pero ya habían gastado tres intentos para avanzar las 10 yardas que obligatoriamente tienen que adelantar en cuatro oportunidades. Nuevamente Reveiz se levantó de la hanca se desplazó hasta el lugar del balón, lo pateó, marcó el gol y le dió el triunfo de la temporada a su equipo. El colombiano fue la figura indiscutible del partido.

Desde aquella tarde los medios han publicado más de un artículo sobre Reveiz. Y lo curioso es que lo que más llama la atención no son sus espectaculares disparos, sino su edad, una edad que, aunque suene demasiado joven, es para muchos un momento en el que un jugador de fútbol americano debería estar dedicado a sus negocios personales. Reveiz, con 31 años, 10 de los cuales ha participado en la NFL -cinco temporadas en los Dolphins, un mes en los San Diego Chargers y otros cinco años en los Vikings-, es uno de los jugadores más veteranos del campeonato. La vida útil de un pateador es de más o menos tres años, y llevar 10 es prácticamente un récord.

"Decir que este año es el mejor de mi carrera es aventurado -le dijo Reveiz a SEMANA, llevamos apenas siete encuentros y nos faltan nueve para mirar si clasificamos a las finales. Para mi lo mejor sucedió la pasada temporada". Tiene razón. En 1993 el colombiano terminó con un récord de 26 de 35 goles de campo, 22 de ellos de 40 yardas o menos, uno de 51 yardas, marcó 27 de 28 puntos extras y acumuló 105 de los 277 puntos ofensivos conseguidos por su equipo en toda la temporada.

Hoy, el equipo de Reveiz es el líder en la división central y lo más seguro es que clasifique a las finales. Lo difícil será llegar al tan ansiado Super Bowl, pero pase lo que pase con los Vikings, el colombiano estará allá, pues sigue siendo comentarista de los Play Offs de la NFL en la CBS radio hispana nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?