Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/2011 12:00:00 AM

Efectivamente: en Colombia hay equipo

Ante Perú jugó su peor partido de la Copa América y se fue a casa en los cuartos de final. Es cierto. Pero Colombia deja Argentina con una sensación del deber cumplido y grandes expectativas con miras a su máximo objetivo: regresar a un Mundial después de 16 años.

La selección de Hernán Darío Gómez tuvo todo para ganar el sábado al equipo peruano, pese a no haber repetido ni por asomo el rendimiento que mostró en el Grupo A, que se adjudicó con siete puntos producto de dos victorias (ante Costa Rica y Bolivia) y un empate (con Argentina).

No obstante, el fútbol es el arte de lo impensado y a veces golpea en el lugar y en el momento menos esperados: 0-2 en la prórroga y adiós al torneo.

Perú ganó ampliamente el duelo táctico. El uruguayo Sergio Markarián, su seleccionador, se impuso en la partida de ajedrez al 'Bolillo'. De eso tampoco quedaron dudas.

Viejo zorro del fútbol, el entrenador uruguayo mandó a cortar todos los circuitos creativos de Colombia, le impidió progresar por las bandas y aisló a Radamel Falcao García con un trabajo colectivo soberbio y un despliegue físico conmovedor.

Sin embargo, Colombia es mejor individualmente que Perú y gracias a esa mayor riqueza futbolística el equipo de Gómez dispuso de las ocasiones más claras para anotar, entre ellas un penalti malogrado por Falcao y dos remates en el larguero, uno de Dayro Moreno minutos después de que el hombre de Porto no aprovechara la pena máxima y otro de Fredy Guarín cuando corría el minuto 90.

"Falcao nunca falla penaltis, ni siquiera en los entrenamientos. Y hoy falló. Son momentos", sentenció con desazón el técnico colombiano.

"Hicimos todo, pero no la metimos", completó 'Bolillo', quizás omitiendo que Perú controló tácticamente el partido con una receta similar a la que Colombia había utilizado contra Argentina en la fase de grupos: presión, superioridad numérica a la hora del marcaje y salidas veloces a las espaldas de los volantes rivales.

Fue hidalgo Markarián. "Gloria a Dios por el triunfo que nos dio", exclamó el uruguayo antes de reconocer que si Falcao hubiera marcado el penalti a los 65 minutos, "el partido habría sido distinto".

También fue preciso en el análisis cuando destacó que Colombia, además de su tradicional buen toque de balón, ha mostrado "mucha fortaleza táctica y física" en este torneo, en el que hasta este sábado no había encajado goles.

Hernán Darío Gómez fue más puntilloso. Precisó que su selección generó "36 opciones de gol en cuatro partidos", tuvo un "gran desempeño defensivo" y "por momentos jugó buen fútbol".

Razón no le falta. Luis Amaranto Perea y Mario Alberto Yepes tal vez hayan sido la mejor pareja de zagueros que mostró la Copa, mientras que Camilo Zúñiga y Pablo Armero exhibieron aplicación para defender y sorpresa para escalar por las bandas.

Más adelante sobresalió Carlos Sánchez, un mediocentro de equilibrio que se "comió" a Lionel Messi en el choque con Argentina; Abel Aguilar, un volante mixto muy criterioso, y por momentos Guarín, tan talentoso como irregular.

Le faltó peso ofensivo a Colombia. Es la deuda que dejó impagada el seleccionador y que le reclama la prensa de su país.

No convencieron las posiciones de Dayro Moreno y Adrián Ramos, delanteros por naturaleza pero que en este equipo arrancan desde la línea de volantes, tienen obligaciones defensivas y deben recorrer demasiados metros para acompañar a Falcao.

"Me critican que pongo un solo delantero, pero en realidad tengo tres", se cansó de explicar el técnico cuando se le exigía las presencias de Hugo Rodallega o Teófilo Gutiérrez, quienes apenas jugaron algunos minutos en el torneo.

"Los muchachos estaban golpeados. Pero les dije que tenemos que comernos esta (situación), porque el objetivo es el Mundial y debemos llegar fortalecidos a las eliminatorias", sostuvo el entrenador.

"¿Qué me llevo de la Copa América? Que hay equipo", concluyó el estratega de la tricolor. Efectivamente 'Bolillo': hay equipo. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.