Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/09/19 00:00

EL 'BOOM' ESPAÑOL

En menos de 10 años España pasó de no tener casi nada, a tenerlo todo en materia deportiva.

EL 'BOOM' ESPAÑOL

Hasta hace algunos años la situación deportiva de España era muy parecida a la de Colombia. Al igual que los colombianos, los españoles se conformaban con recordar las viejas glorias del deporte nacional: los triunfos del Real Madrid y del Barcelona en el fútbol mundial; las conquistas del Tour de Francia con Francisco Bahamontes y Luis Ocaña; el protagonismo de Manuel Santana y Manuel Orantes en tenis; y las grandes peleas de Luis Carrasco, José Legra y 'Perico' Fernández en boxeo.
Pero si en Colombia los aficionados al deporte siguen hablando en las reuniones sociales de los escasos triunfos deportivos, en España, cuando se reúnen en las tascas a tomarse unas cañas acompañadas dc algunas tapas, los ibéricos se embriagan hablando de sus triunfos mundiales en materia deportiva.
Y es que desde que comienzos de la década del 80, España decidió que dejaría de ser un segundón en el deporte mundial para convertirse en uno de los protagonistas. Desde esa época, además del apoyo estatal, el gobierno invitó a la empresa privada a invertir miles de millones de pesetas en escuelas de formación de deportistas.
La idea cuajó y a finales de los 80 se empezaron a ver los primeros frutos: 'Perico' Delgado dominaba el ciclismo, Severiano Ballesteros era el número uno en golf y la pequeña Arantxa Sánchez Vicario sorprendía al mundo tras conquistar la corona del Roland Garros en 1989. Y tan sólo unos años después, en las Olimpiadas de Barcelona 92, los dirigentes deportivos se dieron cuenta de que no habían perdido el tiempo: España obtuvo 22 medallas cuando, desde su primera participación en 1900, sólo había conseguido 27.
Desde ese momento España es una de las mayores potencias deportivas del mundo, y los resultados no lo niegan: Miguel Induráin lleva cuatro conquistas consecutivas en el Tour de Francia: Conchita Martínez ganó este año el Wimbledon y Arantxa Sánchez es la número dos en el escalafón mundial del tenis femenino. Por su parte Sergi Bruguera y Alberto Berastegui se encontraron en la final del Roland Garros. y Carlos Saiz está disputando el título mundial en rally.
Pero eso no es lo único. En golf, Jose María Olazábal ganó el Master de Augusta, el equipo español Luirox de atletismo se quedó, por segunda vez consecutiva, con la Copa de Europa por equipos; y Mercedes Pacheco obtuvo la medalla de bronce en el Campeonato Europeo de gimnasia.
Todos estos triunfos demuestran que no hay un país que haya avanzado tanto y tan rápido en materia deportiva como España, y no es extraño que en los próximos años el país iberico no sólo logre grandes resultados en campeonatos europeos, sino en mundiales -no hay que olvidar que su selección salió de USA 94 tras un discutido triunfo italiano-. Es tal el 'boom' deportivo que algunos aseguran que España estará entre los tres primeros de las Olimpiadas de Atlanta en 1996.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.