Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/12/2017 7:28:00 PM

¿Por qué Italia es considerada la mejor escuela de entrenadores de fútbol del mundo?

Ubicada en la sede de la Federación Italiana de Fútbol, El Coverciano es la escuela de técnicos de la que han salido nombres de como Antonio Conte, Claudio Rainieri, Marcelo Lippi, Arrigo Sacchi y Fabio Capello. Te contamos que la hace tan especial y por qué tiene tantos campeones.

;
BBC

El técnico Antonio Conte acaba de coronarse campeón de la Liga Premier con el Chelsea inglés.

El año pasado, el turno había sido para Claudio Ranieri, al mando del Leicester City.

En Alemania, Carlo Ancelotti se proclamó rey de la Bundesliga dirigiendo al Bayern Múnich. En Rusia, con Massimo Carrera en el banco de técnico, el Spartak de Moscú llegó a la cima de la liga nacional después de 16 años sin títulos.

Le recomendamos: Cuadrado, tercer colombiano en una final de Champions

Y en Italia, Massimiliano Allegri dirige a la Juventus que acaba de clasificarse a la final de Liga de Campeones y está a nada de nuevo título en el Calcio: solo necesita un empate, este domingo, ante la Roma.

¿Qué tienen en común estos directores técnicos?

Dos cosas: son italianos y son todos graduados de la escuela de entrenadores más respetada del planeta. La de la Federación Italiana de Fútbol, más conocida como El Coverciano.

Y aunque oficialmente el título que otorga es la licencia de la UEFA para ser entrenador de un equipo profesional, en el mundillo del fútbol se lo conoce como "Il Master".

El Coverciano
La sede de El Coverciano está ubicada en la mitad de la toscana italiana.

El Coverciano es el lugar donde funciona la sede de la federación italiana (FIGC, por sus siglas en italiano) y donde entrena la "Azzurra", la selección nacional, cuando está en Italia.

Pero es también donde los aspirantes a técnico desarrollan sus estudios para obtener la licencia de la UEFA.

"Coverciano tiene un aire más de claustro universitario tipo Oxford que de una sede deportiva", describió el reportero de la BBC Dan Roan.

Puede leer: La colosal jugada de Benzema que aseguró la clasificación del Real

Ubicado cerca Florencia, El Coverciano es una construcción rodeada de pinos y viñedos en la Toscana italiana donde los técnicos asisten a clases dos veces por semana durante un año.

Pero, sobre todo, es el lugar donde los postulantes pasan un mes encerrados e intercambian ideas y defienden las tesis de grado que llevan escribiendo 12 meses.

"Coverciano no ofrece una verdad, ofrece posibilidades", dijo Marcelo Lippi, técnico campeón del mundo con Italia en el Mundial de 2006 en el libro "El trabajo italiano", que fue publicado por el exjugador Gianluca Vialli.

Ya es viejo

El Coverciano fue planeado hace 50 años en un terreno conseguido por la FIGC para huir del ruido de la capital italiana, Roma.

Renzo Ulivieri
Renzo Ulivieri es el director de la escuela y de la Asociación de Técnicos de Italia.

Allí construyó su sede, con canchas de entrenamiento para las selecciones nacionales, el museo del fútbol italiano y en 1968 comenzaron las actividades para la capacitación de los entrenadores.

"Lo que no puedes negar es la historia que carga el lugar y la forma que es respetado. Hay reverencia sobre todo por las personas que pasaron por allí", le dijo el entrenador Howard Wikilson al diario británico The Guardian.

Y es que El Coversiano no solo fue la escuela de los entrenadores que llenan los titulares en la actualidad.

También fue el "alma mater" de entrenadores legendarios como el propio Lippi, Arrigo Sacchi (artífice del mítico Milán de los 90) y el más ganador de todos en el "Calcio": Giovanni Trapattoni, quien consiguió 10 títulos de liga en cuatro países distintos.

Si uno revisa con atención en los anaqueles de la biblioteca del centro, se puede encontrar con "El sistema de marcación zonal", el título de la tesis que escribió Fabio Capello en 1984 o "Il Trequartista", sobre las funciones del mediapunta que escribió Roberto Mancini en 2001.

Pero estas tesis, a diferencia de otros centros educativos, no tienen el mismo valor para los docentes: "Para el tiempo que un libro sobre táctica es publicado, ya es viejo", le dijo a The New York TimesRenzo Ulivieri, el director de la escuela de técnicos y presidente de la Asociación de Técnicos de Italia.

Y para Ulivieri, la reverencia al pasado tampoco es bienvenida. En El Coverciano hay dos frases prohibidas: "En mis días" y "Mi fútbol".

"Si alguien dice eso, no pasa el curso. No hay tal cosa como ‘el fútbol italiano‘. Esto no es una fábrica", señaló Ulivieri.

"Y tampoco hay tal cosa como ‘mi fútbol‘. Solo hay el fútbol que puedas jugar con los 20 futbolistas que tienes, nada más", agregó.

El modelo de exportación

Tras el mes de encierro, los aspirantes deben rendir sus tesis ante Ulivieri y un grupo de técnicos.

Allí sustentan sus ideas, que han compartido con los otros miembros del curso. Para varias personas que han visitado El Coverciano, ese es el secreto del centro.

"Los italianos no son esclavos del conocimiento. Son esclavos de aprender. Y no se conforman con poco. Quieren saber la opinión de los demás y eso es lo que se vive durante los cursos, un intercambio total de ideas", explicó Wikilson.

Y eso da unos números impresionantes: en la Liga Premier, desde 1992 no gana un técnico inglés -Alex Ferguson es escocés- y de los últimos seis títulos, tres han sido de la mano de un italiano.

Por esa razón el modelo de El Coverciano se ha imitado en otras zonas de Europa.

Por ejemplo, en Inglaterra se desarrolla desde hace cinco años este mismo trabajo en el complejo de St. George Park, en el centro de Reino Unido.

"Creemos que el futuro del fútbol tiene que ver con la flexibilidad en la táctica. El futuro son equipos que se puedan cambiar de ropa: los que defienden de una forma y atacan de otra", concluyó Ulivieri.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?