Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2004/11/28 00:00

El deporte es fiesta

Con la presencia de 4.700 de los mejores deportistas de Colombia arrancaron en Bogotá los XVII Juegos Nacionales.

Cuando Isabel Acuña registró un tiempo de 2,12 en la modalidad de 1.500 metros libre en las piscinas olímpicas, César Zapata, de Medellín, no sólo cumplió su sueño de representar a su departamento en los XVII Juegos Nacionales. Con esta marca también ganó un tiquete para conocer esa Bogotá de la que tanto le habían hablado y, como si fuera poco, un tour por sus sitios turísticos, comidas en restaurantes y un lugar especial para sus entrenamientos.

Al igual que Isabel, con esos privilegios contarán los 4.700 atletas que desde el sábado pasado y hasta el 11 de diciembre representan las 34 delegaciones que participan en las competencias deportivas más importantes del país.

La particularidad de estos juegos, que por primera vez en sus 76 años de historia se realizan en Bogotá, es que los participantes y sus comitivas son los invitados especiales de una fiesta alrededor del deporte.

Cuando desembarcan los deportistas en Bogotá empieza la faena. Cada entidad del Distrito Capital tiene a su cargo una delegación y se convierte en su madrina. Así, por ejemplo, TransMilenio es el anfitrión de Bolívar; la Secretaría de Educación, de Boyacá; la Empresa de Acueducto, del Valle, y la Orquesta Filarmónica, de Nariño. Durante los días de descanso estos organismos tratan a sus delegaciones como huéspedes de honor y son los encargados de llevarlos a recorrer la capital. En los días de competencia se convierten en barras bravas y alientan sin descanso a sus equipos. "Lo que buscamos con esto es que los deportistas reciban el mejor trato y que además de competir, se premie con diferentes atracciones", afirma Patricia González, directora del Instituto Distrital de Recreación y Deporte. "Además, que se sientan en su casa y sean testigos del progreso de la capital en los últimos años".

Casi 20.000 millones de pesos en infraestructura y patrocinios prometen una logística de primera para estas competencias. Cerca de 20.000 personas entre jueces, delegados y voluntarios se encargan de la comodidad y la atención de los espectadores y deportistas. Conciertos musicales y eventos culturales animan la función.

Diferentes regiones de Cundinamarca también serán base de las justas. Para la modalidad de canotaje, que por primera vez hace parte de los juegos, se ha adecuado la represa de Tominé. "En Colombia hay un alto potencial en canotaje por parte de delegaciones como Bogotá, Vaupés, Antioquia y Cundinamarca", afirma Adriana Bonilla, representante del equipo capitalino. "Continuamente participamos en competencias internacionales y nos hacía falta foguearnos en torneos de esta altura". En Girardot, Fusagasugá y Soacha también se vivirá la fiesta deportiva.

Antioquia, actual campeón, encabeza la lista de los favoritos. Deportistas de la talla del gimnasta Jorge Hugo Giraldo y el nadador Juan David Cardona comandan la delegación. De Isabel Acuña, una nadadora de 16 años que trae una maleta con dos años de trabajos y un saco de lana porque su abuelo le dijo que en Bogotá hace mucho frío, esperan que se convierta en la revelación de los juegos.

Valle, Atlántico y Bogotá, que busca hacer respetar su localía, también componen la lista de los llamados a comandar la tabla general de medallería. De igual forma, diferentes delegaciones como Chocó, Nariño y Caquetá traen entre sus filas competidores olímpicos que solo vienen en busca del podio.

Con entradas gratuitas a los 28 escenarios, estos juegos buscan involucrar a la ciudadanía para que viva el certamen como una manifestación de convivencia. Además, demostrar que Bogotá cuenta con una gran oferta deportiva, turística y cultural.

Por lo menos en organización, Bogotá cumplió su lema de jugársela toda ubicando al deporte del país en el lugar que se merece.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.