Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1989/05/01 00:00

El domador

Alex Gorayeb, la última esperanza para domar el potro del fútbol colombiano.

El domador

Al comenzar la semana pasada el panorama del fútbol profesional colombiano era poco claro. Fuera de los escándalos del año pasado y de la intervención del gobierno, el campeonato del 89 comenzó sin que se tomaran medidas de fondo para salir de la crisis. Para en turbiar aún más las cosas, el inminente retiro de León Londoño de la Dimayor puso sobre el tapete los nombres de varios candidatos para sucederlo. Entre todos ellos --varios de los nombres que se alcanzaron a barajar nunca se conocieron-- el de Jorge Correa Pastrana, actual secretario de la Dimayor, cobró fuerza y se pensó que sería el próximo zar del fútbol colombiano.

La postulación de Correa Pastrana no sólo era un paso más hacia el continuismo y una garantía de que nada iba a cambiar, sino que se podía tomar como una bofetada para el gobierno, que en cabeza del ministro de educación, Manuel Francisco Becerra, busca rescatar la buena imagen de ese deporte. La gran mayoría de los equipos acogieron el nombre del actual secretario de la Dimayor, tal vez como una forma de mantener el actual estado de cosas y de tener una persona manejable que no les incomodara. Pero unos pocos vieron el asunto de otra forma y se dieron cuenta de que la elección de Correa podría acarrear medidas retaliativas por parte del gobierno.

Mientras tanto, el ministro Becerra se dedicó a contactar a los dirigentes que le fueran más cercanos y comenzó a hacer fuerza entre los equipos de la Costa para impulsar el nombre más adecuado para el cargo: Alex Gorayeb. Al parecer, las gestiones de ministro y directivos surtieron efecto, y el nombre del antiguo gerente del Deportivo Cali, a no ser que ocurra algo extraordinario en esta semana, es fijo.

Nació en Filipinas, se crió en Líbano, y en 1951 recaló en la Sultana del Valle. Desde su llegada a Cali, el fútbol fue su pasión. Hincha furibundo del Deportivo Cali, cuyos colores le recordaban los de su equipo preferido en el Líbano, ha estado presente en los momentos más importantes del equipo azucarero. En 1956 una crisis económica obligó al retiro del equipo del campeonato profesional y nadie daba nada por su resurrección, hasta que en el 59 don Alex --como lo conocen todos en Cali-- se unió con otros dos hinchas para sacar al Cali adelante. No sólo lo logró, sino que bajo su presidencia, un año más tarde, salió campeón.

Por algunos años dejó el equipo, pero retomó la batuta en 1967 para llevarlo a su mejor época. Lo sacó campeón en los años 67, 70 y 74, trajo de técnico a Carlos Salvador Bilardo e hizo del Cali el primer equipo colombiano en llegar a una final de la Copa Libertadores de América. Pero las cosas cambiaron. A mediados de los 70 el ambiente futbolero se enturbió y don Alex se retiró, nunca dijo claramente por qué, pero todos sabían que era porque algo sucio había y él no estaba de acuerdo con eso.

Ahora, regresa para superar la crisis, pero esta vez no la del Cali, sino la del fútbol colombiano en general. En sus primeras declaraciones se ha mostrado dispuesto a tomar las riendas de la Dimayor si es elegido por unanimidad. Eso sí, nadie le dirá qué debe hacer y será totalmente autónomo.

Queda claro que, gracias a sus conocimientos del deporte, a su honestidad y a su recia personalidad, nadie mejor que Gorayeb para montar ese potro, que hasta ahora se ha mostrado imposible de domar.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.