Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/25/1987 12:00:00 AM

EL DORADO JUVENIL

El éxito de la selección de Maturana, un nuevo capítulo del boom de jugadores jóvenes y de técnicos nacionales.

Con el triunfo 2-0 sobre Brasil el pasado lunes 20 en la disputa por el torneo preolímpico, los colombianos vieron realizado uno de sus mayores sueños deportivos: vencer claramente a los tricampeones mundiales.
La selección colombiana, dirigida por el ex jugador Francisco Maturana, comenzó su campaña con un difícil triunfo sobre Perú en la fecha inaugural, que dejó ciertas dudas sobre algunas de sus líneas, en especial la de ataque, pues el encuentra solo pudo definirse en los minutos finales por media del cobro de una pena máxima, después de las reiteradas oportunidades para anotar que tuvieron los delanteros nacionales, en especial en la segunda etapa.
Si bien el país ya estaba acostumbrado a obtener brillantes triunfos frente a los incas, no ocurría lo mismo frente a los brasileros pese a que las distancias se acortaron notablemente en los ultimos años, como lo demostró el triunfo a nivel juvenil en Paisandú, que inició la nueva era del fútbol nacional a nivel suramericano.
Pero las cosas no estaban aún muy claras para el público colombiano: en el Suramericano Juvenil de Paraguay, el equipo colombiano cayó ante los brasileros en un partido definitivo por 2-1, después de una gran actuación. En México, durante la copa Joao Havelange, el equipo nacional tomó revancha y derrotó a Brasil por 1-0, pero este triunfo quedó opacado por la goleada que propinaron los tricampeones durante el mundial juvenil de la URSS, que sacó a Colombia de la lucha por el campeonato. Posteriormente vinieron el triunfo por tiros desde el punto penal, después de empatar durante el tiempo reglamentario en las semifinales del torneo Odesur en Chile, y el empate en la final del Suramericano Juvenil de Pereira, que le dio el primer lugar del torneo a la selección nacional. Pero ninguna de estas victorias dejó una clara imagen de superioridad sobre los juveniles brasileros, a pesar de las brillantes actuaciones.
Por eso, lo más valioso del triunfo obtenido en Bolivia es la claridad con que Colombia superó a su rival, que presentó una fuerte escuadra integrada por jugadores de la talla del delantero Bebeto y del arquero Paulo Victor, conocidos internacionalmente y candidatos a integrar la selección de mayores de su país.
La actuación del equipo nacional, que después del triunfo sobre Brasil empató a cero goles con un seleccionado uruguayo de gran reciedumbre, ha dejado sin piso las críticas que lo acompañaron durante los días previos al campeonato, en especial las que se referían a la escasa preparación y al corto tiempo de concentración.
Tal parece que las selecciones juveniles colombianas, sin quererlo, han entrado en la moda europea de las concentraciones cortas y flexibles a diferencia de la selécción de mayores que dirigió Ochoa que, después de larga preparación y estricta concentración, cumplió una opaca presentación.
Pocas veces los colombianos hemos tenido al mismo tiempo tantas selecciones nacionales de alto nivel como ahora, con nóminas totalmente diferentes (salvo contadas excepciones como Tréllez y Niño, De manera que para identificarlas se habla de la de Maturana, la de Castaño, la de Bernal y próximamente se hablará de la selección de mayores de Silva. Este boom de selecciones indica de algún modo también un boom de jugadores y de técnicos nacionales, un pequeño dorado realmente nacional que ojalá no sea un espejismo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.