Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/5/1994 12:00:00 AM

EL 'DREAM TEAM'

Las tres máximas figuras del Mundial de Estados Unidos 94, son el eje central del Barcelona para afrontar la próxima temporada.

EN LA MADRUGADA DELPASADO 19 DE mayo lo primero que leyeron los españoles fue "Maldito Milán". Se trataba del titular del diario deportivo 'Sport', de Barcelona, y se refería a la triste goleada que les había propinado el equipo italiano a los catalanes en la final de la Copa Europa que se disputó en la ciudad de Atenas.

El día anterior miles de hinchas del equipo ibérico habían viajado en tren hasta la capital griega para ver con sus propios ojos lo que se veía como el derrumbe del Milán, el conjunto italiano que desde finales de la década pasada se había convertido en el equipo invencible. Pero así como viaiaron con esa esperanza, no tuvieron más remedio que devolverse con la rabia y la tristeza que produce recibir en un solo partido cuatro anotaciones y no lograr ni un gol a favor. A su regreso de Atenas los dueños y la hinchada del Barsa comprendieron que tenían el mejor equipo de España pero nunca el mejor del mundo.

Con este panorama los directivos del Barcelona decidieron enfilar baterías para armar en la temporada 94-95 el mejor conjunto del planeta. En un comienzo no anunciaron ninguna gran contratación, y nadie se atrevía a afirmar que un jugador, por bueno que fuera, tenía su puesto asegurado en el equipo que lleva cuatro títulos consecutivos de la liga española.

Los directivos hicieron bien. Empezó el Mundial, y mientras recibían millonarias propuestas por Romario, Koeman y Stoichkov, aguardaban en silencio el final de la Copa Mundo para saber quiénes eran en realidad los mejores futbolistas del planeta. Así lo hicieron. Terminó el campeonato y el Barcelona tenía en su nómina a los dos mejores delanteros, y a uno de los más brillantes zagueros. Pero con todo y esto los directivos decidieron no conformarse y fichar, costara lo que costara, a la tercera estrella de la Copa Mundo USA 94: el mediocampista rumano Gica Hagi. Johan Cruyff, el técnico del Barcelona, cumplió el sueño que han tenido todos los estrategas del mundo: tener en su nómina a las tres figuras del Mundial.

No obstante, pese a que el holandés no puede estar más feliz; su equipo también se terminar convertido en una bomba de tiempo. No hay que olvidar que los mejores equipos del mundo -con excepción de Brasil 70- se han hecho con muy pocas figuras. Los mejores ejemplos son el Milán y el Sao Paulo, donde, más que contratar estrellas, las han creado.

El principal problema para Cruyff es que ni los hinchas ni los directivos van a permitir que el equipo azulgrana pierda un encuentro. Exigirán golear a todos sus adversarios. Pero más allá de estas exigencias deportivas, el técnico holandés tendrá que manejar a la perfección el fuerte temperamento de sus figuras que, con excepción de Hagi, son famosas por sus múltiples desplantes. El Barcelona tendrá que demostrar que nada de esto lo puede perjudicar y que pasará a la historia como el dream team del fútbol mundial. El tiempo, los resultados, los goles y los títulos lo dirán.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.