Lunes, 16 de enero de 2017

| 1997/12/15 00:00

EL DUO DE MODA

Kevin Garnett y Allen Iverson se proyectan como las estrellas por seguir esta temporada en la NBA.

EL DUO DE MODA

Kevin Garnett y Allen Iverson escasamente superan los 20 años. Y aunque para los colombianos sus nombres no causan el mismo estupor, admiración y reconocimiento que Michael Jordan, Shaquille O'Neal o Karl Malone, lo cierto es que estos dos hombres no sólo están dando mucho de qué hablar en la NBA sino que, opinan algunos, tienen las condiciones y características necesarias para que en poco tiempo disputen el protagonismo del show con los grandes del baloncesto estadounidense. Aunque no hace mucho empezó la temporada 97-98 de la NBA el anuncio de Jordan de retirarse del baloncesto profesional al final de la actual campaña puso a expertos y fanáticos a mirar por todos lados en busca de algo que muchos consideran un imposible: un sucesor. Y al lado de jugadores consolidados que esperan en la línea de mando acceder al trono de Jordan, como O'Neal, Grant Hill, Penny Hardaway o Patrick Ewing, por mencionar algunos, aparecen los nombres de Garnett e Iverson.Para algunos puede ser un despropósito pensar en estas cosas. Más aún si se considera que la temporada apenas comienza y que el rey, Jordan, todavía está en las canchas demostrando lo grande que es. Sin embargo, lo cierto es que estos dos jóvenes brillan con tal fuerza que no pueden pasar inadvertidos. Buenos muchachos En junio de 1995, cuando tan sólo tenía 19 años, Garnett logró lo que muchos deportistas consagrados no consiguen en toda una vida de esfuerzos: ser portada de la prestigiosa revista Sports Illustrated. Hace un par de semanas publicaciones como Time y Newsweek dedicaron sus artículos de deportes a hablar de Inverson, de 22 años. Algo que tampoco logra cualquier deportista pero que, al igual que en el caso de Garnett, dice bastante de la importancia que tienen estos dos jugadores. Pero, ¿por qué son tan especiales ?Para comenzar, Garnett logró _después de los 40 millones que los Bulls le pagan a Jordan por jugar esta temporada_ el contrato más alto de la historia de la NBA. Este jovencito, nacido en un barrio pobre de Mauldin, Carolina del Sur, firmó un contrato por 123 millones de dólares a cambio de permanecer los próximos seis años con los Minnesota Timberwolves. El récord anterior estaba en poder de O'Neal, quien a los 24 años acordó el año pasado quedarse siete temporadas con Los Angeles Lakers a cambio de 120 millones de dólares.A pesar de que en las cuentas de muy pocos está el que el equipo de Minnesota llegue a la postemporada los directivos del quinteto invirtieron esa nada despreciable suma en Garnett por una razón: puede jugar muy bien en cuatro de las cinco posiciones que existen en baloncesto. Algo así como si Faustino Asprilla, aparte de ser buen delantero, jugara bien de arquero, defensa y volante. Y esto es algo que si bien no es suficiente para llegar a las finales sí basta para garantizarle al equipo ser más competitivo _al menos mientras en un futuro se buscan compañeros ideales para Garnett que le permitan al quinteto pelear un título_, lo que se traduce en ser más atractivo para su público, lo cual obviamente genera más ingresos. Garnett no tiene la capacidad de echarse el equipo al hombro como Jordan, pero por sí sólo es lo suficientemente atractivo para llenar su estadio. En las pocas semanas que van de la temporada es el tercer mejor bloqueador de toda la liga, uno de los 10 mejores lanzadores y uno de los siete que tienen mayor promedio de juego. Marcas que, según los especialistas, el espigado jugador de 2,11 metros y 110 kilos de peso podrá ir mejorando con el paso de los partidos.El caso de Iverson es similar. También está en un equipo relativamente pequeño como lo son los Philadel-phia 76ers. Sin embargo este muchacho de 22 años _con un contrato de 50 millones de dólares_ no sólo tiene talento sino un carisma muy especial, algo muy importante en un medio como la NBA, en el cual el mercadeo de imagen es tan sustancial como hacer muchos puntos por partido."Cuando tenía 18 años fue condenado a cinco de prisión por participar en una pelea en un salón de bolos _escribió la revista Newsweek el pasado 5 de noviembre_. El entonces gobernador de Virginia, Douglas Wilder, le otorgó el perdón después de cuatro meses y sus expedientes criminales fueron retirados". Hechos de esta clase en la historia de este joven de los barrios marginales de Hampton, Virginia, no sólo han permitido que algunos lo comparen con el polémico Dennis Rodman sino que han resultado muy atractivos para los fanáticos y los medios. No obstante esta situación, dentro de la cancha los 2,02 metros y los 80 kilos de peso de Iverson también llaman la atención.El año pasado fue elegido novato del año y el jugador más valioso en el partido de novatos estrellas. Igualmente impuso una marca para un jugador de primer año al anotar 40 puntos o más en cinco partidos consecutivos. Y en lo que va de la reciente temporada se ha ubicado como el octavo jugador que más puntos anota por partido _24,1_, detrás de Jordan. Fuera de esto, es el tercer mejor reboteador y el sexto mejor en la lista de asistencias de toda la NBA.Aunque es un hecho que posiblemente estos dos personajes no estén en la final de la liga, lo que sí es indudable es que a partir de esta temporada sus nombres empezarán a ser bastante familiares. Tal vez no tanto como para ser vistos como los herederos de Jordan, porque difícilmente habrá otro como él, pero sí como los jugadores que pueden llegar a formar parte de la corte del rey.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.