Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/2011 12:00:00 AM

El expreso se encarrila

Tres minutos fueron suficientes para que Santa Fe derrotara 2 – 0 a un incómodo Chicó. El importante triunfo sirvió para que los cardenales se acomodaran en el octavo puesto y vuelvan a soñar con la disputa de un título.

Santa Fe volvía al Campín con la resaca aún fresca de la eliminación in extremis de la Copa Sudamericana. Y lo hacía para recuperar el rumbo del torneo local. No importó que el estadio estuviera casi vacío, una circunstancia que demuestra que el guayabo seguía en la afición, pero los jugadores tenían que olvidarlo.
 
Con la compañía de los incondicionales, Santa Fe tenía en frente un rival que siempre que se asoma por El Campín se hace imposible de superar. Pero el Chicó de la noche del 18 de noviembre no sólo estaba diezmado, parecía inofensivo.
 
Y eso que los visitantes empezaron mejor. Aprovecharon la frialdad del escenario y de un rival que no encontraba, en los primeros minutos, encarrilar su rumbo y olvidarse del pasado inmediato.
 
Chicó tocaba la pelota, con suficiencia y rapidez. Pero ese toque jamás fue productivo. Se hacía en la mitad de la cancha, muy lejos del arquero cardenal Camilo Vargas.
 
Santa Fe tardó en acomodarse. Pero cuando lo hizo, sí tuvo argumentos para inquietar a la defensa boyacense. El defensa paraguayo Germán Centurión tuvo una sorpresiva aparición en el área y con el arco a disposición demostró que sus virtudes son más para destruir que para convertir.
 
Pero al paraguayo le llegó el desquite. Precisamente en una de sus especialidades: el juego aéreo. Al minuto 39 del primer tiempo encontró un centro preciso de Ómar Pérez y Centurión se elevó más que todos aunque partió en posición viciada. Metió su frente y clavó la pelota en toda la mitad del arco que defendía Cristian Bonilla. La jugada fue tan rápida que ni los jugadores del Chicó tuvieron reacción para protestar la legalidad de la acción.
 
Y ese gol, que los jugadores y los pocos hinchas celebraron con gran pasión, significó el fin del Chicó. Pues quedaron groguis con el impacto que facilitó el K.O. definitivo.
 
Tres minutos después, al 42, una jugada colectiva terminó con un disparo de Óscar
Rodas que parecía desviarse. Pero Jonathan Copete estiró sus músculos para cambiar la dirección del balón y meterlo en la portería. 2 – 0.
 
Tres minutos bastaron para que el expreso rojo se encarrilara. Y fueron suficientes porque el segundo tiempo Santa Fe dejó de exigirse y prefirió controlar la ventaja.
 
Chicó se apoderó del terreno y del balón, más aún tras la salida por lesión de Gerardo Bedoya. Ómar Pérez desapareció y los atacantes cardenales perdieron protagonismo.
 
Pero todo estaba tan controlado que a pesar del dominio territorial de los dirigidos por Alberto Gamero, no tenían argumentos para intranquilizar a la zaga cardenal.
 
Fue cuestión de dejar pasar el tiempo, con orden, y alguna impaciencia en la tribuna.
 
Y el final era el único que le servía a Santa Fe. El triunfo. Una victoria ante un duro e incómodo rival que tiene mayor significado por que le sirvió para superar al Quindío y Tolima en la tabla de posiciones.
 
Santa Fe es octavo, nuevamente con opciones de clasificar y en frente tiene tres finales de las que debe ganar al menos dos. Millonarios como local; Cali y Real Cartagena como visitante. La diferencia de este nuevo panorama es que Santa fe no necesita el tropiezo de nadie. Depende de sí mismo.
 
Nacional también vuelve a los ocho
 
El otro juego con que culminó la fecha 15 supuso una victoria para el vigente campeón, Nacional, 3-2 frente a Tolima en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.
 
Un intenso duelo bajo la lluvia entre dos equipos que necesitabanm la victoria. El ganador entraría entre los ocho. El perdedor, saldría.
 
Tolima sorprendió al irse en ventaja al minuto 2 del primer tiempo con gol del defensa Julián hurtado. Dorlan Pabón (34 PT y 7 ST) empató y remontó parcialmente el marcador con dos goles de media distancia. Carlos Rentería (22 ST) puso el 3 – 1 parcial.
 
Tolima sacó de mitad de campo y en una magnífica jugada colectiva empató el juego segundos después. Wilmer Parra Cadena (23 ST) fue el encargado de apretar el marcador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.