Sábado, 29 de noviembre de 2014

| 2011/05/14 00:00

El fenómeno Falcao

Radamel Falcao García es el colombiano que más goles ha marcado en Europa y el goleador histórico de la UEFA Europa League, torneo del que puede ser campeón el miércoles. Hay quienes aseguran que les pisa los talones a Messi y a Ronaldo.

Según la prensa internacional, equipos tan importantes como el Chelsea, el Arsenal y el Real Madrid quieren fichar a Falcao

Dos futbolistas acaparan por estos días los titulares de los medios deportivos más importantes del mundo: el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, quienes protagonizan un duelo a muerte por el título del mejor jugador del planeta durante la temporada. Y, mientras los periodistas riegan ríos de tinta para justificar por qué Messi se debe llevar la distinción, hay otro delantero que, con menos prensa y en un equipo más modesto, no para de hacer goles, romper récords y acumular títulos. Es el samario, de 25 años, Radamel Falcao García, figura del Oporto de la primera división portuguesa.

"Toda Europa se rinde a los pies de Messi, el argentino que la rompe en el máximo torneo continental (la Liga de Campeones) -publicó el diario deportivo bonaerense Olé, en un reportaje que tituló, precisamente, 'El Messi colombiano'-. Pero, señor, baje la vista, descienda un estante en esa vidriera que es Europa. Y ahí deslumbra Falcao (...) 'El Tigre', le dicen. Un Tigre con hambre, voraz, permanentemente al acecho. Y que siempre persigue la misma presa: el gol".

Falcao es el futbolista colombiano del momento y uno de los más importantes de los últimos tiempos. Hace goles de cabeza, con las dos piernas, dentro del área y de larga distancia. Ya superó al astro alemán Jürgen Klinsmann como el jugador que más anotaciones ha marcado en una temporada de la UEFA Europa League (el segundo torneo de clubes más importante del continente, antes conocido como la Copa de la UEFA). Sobrepasó además a Juan Pablo Ángel como el colombiano con más tantos en el fútbol europeo. Un dato que resulta asombroso si se tiene en cuenta que ha hecho más de setenta goles en tan solo dos temporadas, mientras que Ángel convirtió 62 veces en los seis años que estuvo en el Aston Villa inglés.

'El Tigre' se coronó campeón anticipado de la liga portuguesa y puede completar una temporada soñada el próximo miércoles 18, cuando juegue la final de la copa europea en el estadio irlandés Dublin Arena. Según la prensa internacional, hay varios equipos dispuestos a pagar los 30 millones de euros que cuesta la cláusula de rescisión de su contrato. Entre estos, los gigantes Arsenal y Chelsea de Inglaterra, Milan e Inter de Italia y el poderosísimo Real Madrid. Nadie comenta del tema en el Oporto, por lo que se especula que están esperando a que salga campeón para que se valorice aún más.

Los diarios europeos, mientras tanto, están empezando a dejar de lado por instantes a Messi y a Cristiano para escribir pequeñas notas en las que comparan al colombiano con goleadores históricos como el chileno Iván Zamorano o el holandés Marco van Basten, considerado uno de los mejores de todos los tiempos. Jorge Barraza, director de la revista de la Confederación Sudamericana de Fútbol y uno de los periodistas deportivos más reconocidos de América Latina, cree que Van Basten está por encima de Falcao. Sin embargo, opina que las dos son buenas comparaciones: "Falcao tiene de Van Basten la técnica y de Zamorano, la impetuosidad para encarar el arco rival y el salto para buscar el cabezazo. Radamel es bastante más dotado que el chileno, aunque el otro hizo una bonita carrera que no será sencillo igualar".

Pero Falcao está imparable. Es el jugador con más goles en torneos internacionales de la historia del Oporto y el único que ha hecho tres hat-tricks (tres goles en un mismo partido) en una Europa League. Este año lo sufrieron, entre muchos otros, el Rapid de Viena (tres tantos), el Spartak de Moscú (otros tres) y el Villarreal de España (cuatro goles en solo un tiempo).

"Radamel es el delantero que cualquier técnico quisiera -comenta Eduardo Lara, entrenador de la Selección Colombia Sub-20, quien lo ha tenido en diferentes equipos desde cuando tenía unos 14 años-. Es muy completo: va bien arriba, va bien abajo, siempre se desmarca, hace diagonales, juega bien por adentro o por los costados y no da nunca un balón por perdido".

Nacido en Santa Marta pero criado en Bogotá, Falcao es hijo de Radamel García, exdefensa central del Unión Magdalena, de Millonarios y de varios equipos venezolanos, que, según escribió el periodista argentino Juan Pablo Varsky, "molía a patadas a delanteros rivales". Por eso muchos pensaban que Falcao, quien se llama así en honor a Paulo Roberto Falcão, un grande de la historia del fútbol brasileño, iba a ser igual de recio. Pero salió la antítesis de su padre.

Lo que sí heredó de él fue su religiosidad. Falcao es un reconocido cristiano evangélico que repite cada vez que puede que todo se lo debe a Dios. También asegura que fue Él quien le dio fuerzas para superar una lesión que lo dejó ocho meses por fuera de las canchas, cuando estaba en un gran momento y acababa de marcar siete goles en siete partidos con River. También le debe su matrimonio a la fe, pues fue justamente en una iglesia de Buenos Aires donde conoció a la argentina Lorelei Tarón, con quien se casó en 2007.

Camilo García, amigo de Falcao desde sus días de colegio, lo describe como un tipo humilde, hincha furibundo de Millonarios, que es un "monstruo" dentro y fuera de la cancha. "Todos hablaban de él cuando entró al colegio -dice-. Fui a verlo cuando jugaba 'mete gol tapa' para ver si era cierto todo lo que decían, cuando de pronto saltó a la altura del palo e hizo un golazo de media volea". Falcao pasó en su adolescencia por las inferiores de su equipo del alma, con el que jugó en la segunda división colombiana. Luego se fue a Argentina por recomendación de Silvano Espíndola, exdelantero de Millos, pastor de su iglesia, entrenador en la escuela Fair Play y excompañero de Diego Maradona en Argentinos Juniors. Unos años antes sus padres habían rechazado una oferta para que el niño se fuera a la célebre escuela del Ajax de Ámsterdam, porque consideraban que era muy chiquito.

En Argentina llegó a la octava división de River Plate y escaló hasta la primera. Pasó por diferentes categorías de la Selección Colombia e hizo algunos semestres de Periodismo Deportivo. Se consolidó con River al marcar tres veces en una histórica remontada contra el Botafogo brasileño. Después llegaron muchos goles más, varias ofertas del exterior y la decisión final de irse al Oporto en 2009.

Ahora triunfa en Europa, pero muchos lo resisten en la selección colombiana, donde todavía no ha logrado demostrar por qué es considerado uno de los mejores jugadores de la actualidad. Algunos dicen que los técnicos nacionales no lo han sabido aprovechar; otros, que el equipo no juega para él, como el Oporto o River. Barraza está convencido de que tiene todo para triunfar tanto en el equipo nacional como en uno grande de verdad, ya sea el Arsenal, el Inter o el Real Madrid, donde, si se adapta bien, seguro podrá robarles más titulares a Messi y a Ronaldo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×