Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/6/1997 12:00:00 AM

EL FIN DEL SUEÑO

En el fallido intento de Diego Armando Maradona por volver al fútbol, la persona que mas cerca estuvo de el fue un colombiano.


EL JUEVES 28 DE AGOSTO FUE una fecha funesta para Diego Armando Maradona y para el futbol mundial. La noticia le dio la vuelta al mundo: el contral antidoping del numero 10 de Boca Juniors habia dado positivo. La carrera del que fuera el mejor jugador del mundo habia llegado a su fin. Mientras tanto, siendo las 11 de la noche de ese jueves, a mas de 6.000 kilómetros de distancia la misma tristeza, dolor e incertidumbre que sentian los argentinos al no encontrar una explicación lógica a lo sucedido los vivia el hombre que mas cerca estuvo de Maradona durante el ultimo mes, su preparador fisico, el colombiano Marco Antonio Ossa.
Nacido en Cali hace 40 años, estudió ingenieria sanitaria en la Universidad del Valle y su afición por el fisicoculturismo, de cierta manera, lo vinculó con el deporte. Hace 18 años viajó a Fort Lauderdale, Estados Unidos, a realizar una especialización en ciencias del deporte y allí se quedó. Hoy preside la división hispana de la Asoción Internacional de Ciencias del Deporte, la cual entrena atletas de alto rendimiento y dicta seminarios a entrenadores en mas de 30 paises. Por sus manos han pasado deportistas de la categoria del tenista Michael Chang, el boxeador Evander Holyfield y el campeón de karate Robert Fletcher, entre otros.
Hace varios meses algunos entrenadores argentinos que el conoció cuando dicto varias charlas en Buenos Aires recomendaron su nombre y el de la Asociaci6n para que Maradona trabaijra con el en su readaptación y potencialización para regresar a las canchas. "Diego llamó a mi oficina y hablamos con el y con su apoderado Guillermo Coppola para arreglar todo lo relacionado con su recuperación atletica", dijo Ossa a SEMANA. Ese fue el primer contacto del colombiano con el polemico jugador. A mediados de junio en Toronto, Canada, fue la primera cita antes del retorno de Maradona a Buenos Aires."Chequeamos las deficiencias y encontramos que había que mejorarle la espalda baja y su nivel muscular".
El trabajo comenzó pocos días despues en Buenos Aires cuando Maradona ya había culminado su entrenamiento con el atleta Ben Johnson. Al respecto Ossa considera que la labor del canadiense no fue la adecuada y que lo unico que hizo fue poner a correr y correr a Maradona todo el tiempo para que bajara los 12 kilos que tenía de sobrepeso. "En realidad no hubo trabajo fisico", afirma Ossa. Pero este tema de debate es algo que, por ahora, es harina de otro costal.
A finales de junio, sentados en el comedor del apartamento de Maradona, el jugador argentino y Ossa trataron el plan de trabajo que se iniciaría a comienzos de agosto y que tenía como objetivo final el llevar a Maradona al Mundial Francia 98, epoca en la que concluiría la labor de Ossa con el ídolo gaucho.
Fueron muchas horas juntos en las cuales el colombiano aprendió a conocer como pocos al controvertido jugador. "He compartido todas las partes buenas y malas de Diego, en saunas, en horas de charla, en largas jornadas de preparaci6n fisica. Es una persona sobre todo muy honesta que siempre dice la verdad asi haya hecho algo bueno o malo", recuerda Ossa.
Maradona, a sus 36 años, quería regresar a las canchas mas que nada en el mundo. Segun Ossa, Diego estaba muy animado para recuperar su estado atletico y se había entregado ciento por ciento a su trabajo, separado totalmente de las drogas y dedicado a su familia. "Lo importante era mantenerlo ocupado, y en eso nunca falle. Lo llamaba y empezabamos a trabajar desde las nueve de la mañana hasta la una o dos de la tarde, a veces no habia descanso. Despues entraba en el gimnasio de pesas. Un día terminamos a las dos de la mañana", dijo Ossa. Ademas de los duros entrenamientos Maradona estaba tomando suplementos y vitaminas, como aminoacidos, y cumplía un riguroso regimen alimenticio.
Ossa debió interrumpir su trabajo con Maradona el primero de agosto porque su padre falleció en Colombia. Desde Bogota chequeaba todo el programa del ex capitan de la selecci6n Argentina. Sin embargo Coppola le dijo a Marco Antonio que se tomara una o dos semanas ya que, segun el, los entrenamientos iban a agotar a Diego. Mientras Ossa preparaba su regreso a Buenos Aires explotó la noticia del doping positivo.
"La adicción es una enfermedad que hay que tratarla con calma. A Diego no se le podia dejar solo, habia que ocuparle cada minuto". Poco antes de que la semana pasada la contraprueba confirmara el doping, Ossa se entero de que durante su ausencia habían dejado solo a Maradona, que no estuvo entrenando como debía que le habían quitado los suplementos y no llevaba la dieta adecuada. Recuerda que, como si se tratara de una premonición de la desgracia por venir, Claudia Villefañe, la esposa del ex capitan de Boca, le había dicho antes de que el viajara a Colombia: "Marco, ¿que va a pasar con mi marido ahora que tu te vas?" La respuesta la dio días mas tarde el laboratorio al dictaminar que por tercera vez en seis años Maradona se había dopado.
Hoy, tanto Ossa como miles de seguidores del astro gaucho se niegan a creer en la culpabilidad de ex capitan de Boca. Pero lo cierto es que este es el fin del sueño de volver a ver las maravillosas gambetas magicas de Maradona dentro de una cancha.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.