Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/26/2015 5:02:00 PM

Se acerca la hora de la verdad para Colombia y Argentina

A las 6:30 p. m. de este viernes el país se paraliza por el juego de cuartos de final entre la selección Colombia y la de Argentina.

No importa si el equipo no ha mostrado su mejor fútbol hasta ahora. No importa si el rival de enfrente es Argentina y tiene en sus filas a Lionel Messi, considerado por muchos el mejor jugador del mundo. Cuando juega la selección Colombia, el país se paraliza y millones de corazones se unen para alentarla así esté en las buenas o en las malas.

Este viernes 26 de junio, en el estadio Sausalito de Viña del Mar, la selección nacional enfrenta un nuevo reto para devolverle la confianza a sus seguidores. Tras una complicada fase de grupos, en la que no tuvo un rendimiento óptimo y clasificó a trompicones como segundo mejor tercero, el equipo dirigido por José Néstor Pékerman buscará disipar las dudas frente a la selección albiceleste. Pero para lograrlo deberá realizar un partido muy inteligente, así como el que jugó ante Brasil.

La gran incógnita


Colombia llega con dos bajas muy sensibles al encuentro con Argentina. Los dos volantes de marca, Carlos Sánchez (suspendido) y Edwin Valencia (lesionado), no podrán jugar, con el agravante de que solo hay un centrocampista de primera línea que pueda ocupar dicha zona del campo: Alex Mejía.

El volante que milita en el Monterrey de México reemplazó al lesionado Valencia ante Perú y se da por descontada su presencia en el duelo ante la albiceleste. Pero allí surge la gran duda de si Pékerman improvisará a alguno de sus defensas suplentes para completar el doble cinco, o si preferirá jugar con Mejía y con cuatro volantes más adelantados.

Lo lógico sería que no jugara con un solo volante de contención teniendo en cuenta el poderío ofensivo de Argentina, que ataca siempre por las bandas con sus dos laterales, Zabaleta y Rojo, con Pastore que juega en la zona de volantes y los tres atacantes, Messi, Agüero y Di María.

En dado caso, ese segundo volante de primera línea tendría que ser Pedro Franco, que alguna vez ocupó esa posición en Millonarios y tiene buen pie para quitar y tocar el balón. Aunque también podría poner a Carlos Valdés o Camilo Zúñiga, con el riesgo de que este último se lance mucho al ataque y no regrese, como suele ocurrir cuando juega como lateral.

El resto del equipo sería el mismo que jugó ante Perú: David Ospina en el arco; Pablo Armero, Cristian Zapata, Jeison Murillo y Santiago Arias en la línea defensiva; Alex Mejía y Pedro Franco en la primera línea de volantes; James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado en la zona de creación; y Teófilo Gutiérrez y Radamel Falcao García como atacantes.

Sin embargo, algunos piensan que Pékerman podría jugársela por Edwin Cardona o Víctor Ibarbo en la zona del mediocampo para darle mayor compañía a James Rodríguez. Y, de esa forma, dejaría a un solo delantero en punta que seguramente sería Falcao. La incógnita solo se resolverá una hora antes del partido, cuando se den a conocer las alineaciones titulares.

Cómo ganarle a Argentina

El seleccionado albiceleste, dirigido por Gerardo ‘Tata’ Martino, es uno de los grandes favoritos al título y llega con mucha hambre de títulos, pues no gana un trofeo desde hace 22 años.

Esta generación liderada por Lionel Messi todavía tiene la espinita clavada de la final perdida ante Alemania en el Mundial Brasil 2014, y quiere a toda costa consagrarse en Chile.

Aunque la base es prácticamente la misma del equipo de Alejandro Sabella, esta selección de Martino tiene ciertas diferencias en su filosofía de juego. ‘Tata’ es mucho más ofensivo y casi siempre sale al campo con un 4-3-3.

Argentina siempre impone su supremacía con la posesión del balón, la velocidad y el desequilibrio de sus jugadores más habilidosos. Por eso Colombia deberá tratar de cortar ese circuito con una presión alta que asfixie la salida del equipo gaucho y así generar un error que pueda terminar en un contragolpe.

Hasta ahora, el equipo de Martino ha demostrado mucho poderío ofensivo, pero poca solidez defensiva. Normalmente el equipo no regresa bien y deja espacios que los rivales pueden aprovechar, tal y como lo hizo Paraguay en la primera ronda cuando le remontó un 2-0.

Va a ser fundamental que Colombia ubique a dos hombres que taponen la salida de los laterales Pablo Zabaleta y Marcos Rojo, que normalmente suben a acompañar a Pastore, Messi, Agüero y Di María.

Colombia deberá tratar de tener el balón la mayor cantidad de tiempo posible cuando lo recupere y jugar de forma simple, con toques de primera para que tengan fluidez en el juego y pongan en aprietos a los argentinos.

Para lograrlo, sería ideal que James y Cuadrado no jueguen tan separados el uno del otro. Por eso seguramente jugará Cardona o Ibarbo, para completar esa línea de tres con James en el centro y Cuadrado tirado a la derecha. De esa forma le llegarían más balones a los delanteros y se generarían mayores opciones de gol.

Los dos volantes de marca deberán apretar mucho a Messi y a Pastore, los generadores de juego del equipo argentino, y los centrales Zapata y Murillo deberán mantener su nivel y jugar tan bien como lo hicieron hace algunos días. Eso ofrece garantías y tranquilidad de cara al encuentro.

Desde luego será esencial que el equipo salga con una actitud ganadora, tal y como lo hizo contra Brasil. La presión está del lado de Argentina, así que Colombia tendrá que saber aprovecharla y jugársela para volver a unas semifinales de Copa América luego de 11 años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.