Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/2000 12:00:00 AM

El gran salto

Juan Pablo Montoya está a las puertas de la Fórmula 1. Su nuevo equipo sería la escudería Williams una de las más importantes de la historia.

Desde hace mucho tiempo ningún tema había despertado tanta incertidumbre, misterio, especulaciones y esperanzas como el posible ingreso de Juan Pablo Montoya a la Fórmula 1 en la próxima temporada. Desde que la prestigiosa revista inglesa Autosport publicó a mediados de junio un extenso artículo en el que afirmaba que el colombiano competiría contra Michael Schumacher el año próximo, los rumores sobre el tema han sido pan de cada día dentro y fuera de Colombia.

Aunque el ruido sobre el paso del piloto bogotano realmente empezó el año pasado cuando ganó de manera aplastante el título de la Cart, desde hace cerca de dos meses prácticamente no ha pasado una semana en la que el tema no ocupe varias líneas en algún medio de comunicación especializado, particularmente en Europa.

Durante este tiempo los Montoya, tanto Juan Pablo como su padre, Pablo, han repetido incansablemente que lo único claro al respecto es que existe un contrato con el dueño del equipo Chip Ganassi para que el corredor permanezca bajo su tutela hasta el año 2002.

La prudencia de los Montoya era explicable. Al fin de cuentas el paso anticipado de Juan Pablo a la Fórmula 1 era algo que no estaba del todo en sus manos. Dependía de que Ganassi lograra llegar a un acuerdo económico con las escuderías interesadas en el colombiano, quienes deberían, entre otras cosas, cancelar una gruesa suma de dinero a Ganassi para rescindir el contrato del piloto nacional. La primera opción para quedarse con los servicios de Montoya siempre había sido la del equipo británico Williams. Finalmente todo parece indicar que después de dos meses de negociaciones casi secretas entre Frank Williams y Chip Ganassi, el futuro de Juan Pablo Montoya ha quedado claro: correrá la próxima temporada en ese equipo, uno de los mejores de la historia de la Fórmula 1 (ver recuadros).

Los términos del acuerdo definitivo aún se mantienen en reserva. Pero el anuncio oficial debe producirse en las próximas semanas. Incluso en pocos días, posiblemente después del Gran Premio de Hungría disputado el domingo, se oficialice la salida del piloto inglés Jenson Button de la Williams, a quien Montoya reemplazará. Juan Pablo es el segundo colombiano que llega al Gran Circo, después de Roberto José Guerrero, quien pasó con más pena que gloria en los años 80 en la débil escudería Ensign.

Montoya guarda un prudente silencio y por ahora sólo desea concentrarse en disputar el campeonato de la Cart que, con siete carreras por delante, aún no tiene un ganador claro. En Europa no ven la hora de que el bogotano se monte en su Williams-BMW y enfrente a Michael Schumacher y a Mikka Hakkinen. La llegada a la Fórmula 1 no es más que el epílogo de un sueño.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.