Viernes, 19 de diciembre de 2014

| 2013/07/20 00:00

El grito victorioso de Nairo en tierra francesa

Este 20 de julio además de rememorarse el grito de independencia también se escuchó en toda Colombia un fuerte ¡Viva Nairo!

. Foto: EFE

Mientras que un 20 de julio de 1810, en lo que ahora es Colombia, se fraguaba el primer grito de independencia. 203 años después un boyacense dio un grito de victoria esta vez en tierras francesas. Nairo Quintana hizo historia este sábado al asegurarse el segundo escalón del podio en la edición número cien del Tour de Francia.

Quintana, de tan solo 23 años, llegó a la ronda gala con bajas expectativas y con la intención de aprender lo más que pudiera en su primera incursión en un Tour, dado que su única participación en una competencia de alto nivel había sido en la Vuelta a España del 2012.

Con su humildad, que nunca lo ha dejado a lo largo de los 21 dias que dura el tour, el boyacense sabía que llegaba como un gregario más de su equipo y que su principal objetivo era llevar a su jefe de filas, el español Alejandro Valverde, a lo más alto de la clasificación. Además, sabía que si algo le ocurría a su líder el segundo en la sucesión de mando del equipo Movistar era el portugués, de 26 años, Rui Alberto Costa.

Sin embargo, esto nunca amilanó a Nairo que llegaba con la emoción que se siente al correr por primera vez la carrera ciclística por excelencia, con el agregado que esta era la edición del centenario. 

Quintana, desde el primer día, siempre se cuidó de no perder la rueda del grupo de los favoritos para ser el soporte de Valverde, esto le permitió al ciclista colombiano estar en el top diez de la competencia desde las primeras etapas.

Las contrarreloj fueron los únicos lunares de Nairo ya que en la primera perdió más de tres minutos y en la segunda cerca de un minuto con veinte segundos con el líder Cristopher Froome.

Pero fue en la novena etapa cuando los medios y el mismo Cristopher Froome, campeón del Tour 2013, ya daban cuenta del buen estado físico de Quintana, que ese día todavía como gregario atacó más de cuatro veces al británico en la primera incursión del Tour en los pirineos.

Alejandro Valverde para ese entonces se colocaba segundo en la general y tenía en Quintana al mejor gregario del lote de 198 ciclistas. 

El ascenso de Quintana

El ascenso en la general empezó en la octava etapa cuando el oriundo de Cómbita terminó en el noveno puesto a 1 minuto 45 segundos el británico Cris Froome, seguido por el australiano Richie Porte y su jefe de filas Alejandro Valverde.

Pero todo cambiaría en la etapa 13, en el kilómetro 85 de la fracción, Valverde se pinchó y perdió toda conexión con el lote puntero, ahí Eusebio Unzué director del equipo Movistar tuvo que pensar rápido y optar por cual ciclista de su equipo se devolvería a ayudar al capo en problemas.

Unzué optó porque Rui Costa colaborara con Valverde al ver que Nairo plantaba cara al experimentado lote de punta y no mostraba ningún cansancio. Ese 12 de julio cambió todo ya que Quintana pasaba a ser el líder de su escuadra.

De ahí en adelante a base de humildad y esfuerzo Quintana continuó su ascenso en la clasificación, en la decimoquinta etapa, en el mítico Mont Ventoux, finalizó segundo por detrás de Froome, quien consiguió su segunda victoria de fracción.

El ciclista colombiano llegó a 29 segundos, esto le permitió colocarse en la general sexto a 5:47 del británico y ser primero en la clasificación de jóvenes, una camiseta que nunca volvió a cambiar de dueño.

Al día siguiente su víctima fue el holandés del equipo Belkin Laurens Ten Dam que se descolgó en el ascenso al Manse en la decimosexta etapa dejando al colombiano quinto en la general.

Pero el golpe definitivo se dio el jueves pasado, en un hecho histórico, Quintana llegó cuarto en Alpe d'Huez y se puso a 5'32" de Cristopher Froome, en el tercer escalón del podio de la competencia. El checo Roman Kreuziger y el holandés Bauke Mollema perdieron la rueda en la subida y cayeron en la general a manos del boyacense.

El colombiano ya era tercero y solo le quedaba esperar a la etapa de este sábado. En dicha etapa Contador no aguantó el paso y perdió el segundo escalón del podio, pero por si fuera poco Nairo se dio el lujo de sacarle 29 segundos a Froome que lucía imbatible en la montaña y de paso se llevó su primer triunfo de etapa en el Tour.

El ciclista que llegó para aprender de los mejores en esta edición del Tour facturó un triplete histórico, subirá al podio, es el campeón de los jóvenes y es el 'Rey de la montaña'. Este 20 de julio además de oírse y rememorarse el grito de independencia también se escuchará en toda Colombia un fuerte ¡Viva Nairo!

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×