Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1998/04/13 00:00

EL HEREDERO

EL HEREDERO

Con tan sólo 19 años Kobe Bryant seperfila desde ya como el más seguro sucesor de Michael Jordan.Cuando empezó la temporada 97-98 del baloncesto profesional en Estados Unidos, en noviembre pasado, Michael Jordan dijo que se retiraría de las canchas al final de la presente campaña con los Bulls de Chicago.El anuncio puso a los expertos _y a los fanáticos_ a mirar por todos lados en busca de algo que para muchos es casi un imposible: un sucesor para el indiscutible rey de la NBA. Aunque Jordan no ha vuelto a decir nada sobre su retiro en el ambiente quedó flotando la pregunta: ¿quién reemplazará al mejor jugador de los últimos tiempos cuando decida en efecto retirarse de las canchas?Son muchos los jugadores de calidad y veteranía que esperan acceder al trono de Jordan. Baste mencionar a Shaquille O'Neal, Grant Hill, Penny Hardaway o Patrick Ewing. Tal parece, sin embargo, que el heredero del talento mágico que posee el jefe de los Bulls es un muchacho de sólo 19 años que hasta ahora está en su segunda temporada en la NBA: Kobe Bryant. El mismo Jordan lo ha reconocido y le ha dado a Bryant una especie de espaldarazo, lo cual ha hecho que el joven jugador de los Lakers de Los Angeles comience a tomar ribetes de superestrella. El asunto parece bien serio. Por primera vez en sus 14 años como profesional Michael Jordan no sólo se ha prodigado en elogios para un basquetbolista en actividad sino que ha dicho que Kobe Bryant "es el jugador más grande que he visto". Y una afirmación de este calibre, pronunciada por un monstruo de la talla de Jordan, es algo que sin duda no es una simple cortesía. Pero, ¿es tan bueno este muchacho como para reemplazar a Jordan? Eso, al menos, es lo que muestran las cifras. Para comenzar, en más de medio siglo de historia de la NBA tan sólo 26 jugadores han pasado directamente de jugar en equipos de secundaria a militar en un quinteto profesional. El último en hacerlo fue Bryant. Los demás, incluso Jordan, han tenido que pulirse con un paso obligado por el baloncesto universitario en la Ncaa. Bryant, nacido en Filadelfia e hijo de un ex basquetbolista profesional, salió en junio de 1996 de la secundaria Lower Merion de Filadelfia e inmediatamente fue fichado por los Charlotte Hornets. Un mes más tarde los afamados Lakers de Los Angeles hicieron hasta lo imposible por tenerlo en sus filas y terminaron canjeándolo con el equipo de Charlotte por un experimentado y cotizado jugador: Vlade Divac. Pero esa no es la única muestra del inusual talento que ha hecho que Bryant ocupe las portadas de todas las publicaciones deportivas de Estados Unidos. En su debut, a mediados de 1996 con los Lakers, se convirtió en el segundo jugador más joven de la historia del baloncesto profesional estadounidense en disputar un partido de la NBA: tenía tan sólo 18 años y dos meses de edad (Jordan se estrenó con los Bulls a los 21 años y tres meses). Pero esto no es todo. El 6 de febrero, en Nueva York, el espigado moreno siguió arañando los anales de la historia al ser el basquetbolista más joven en disputar el famoso juego de las estrellas. Pero sus récords no paran ahí. La reconocida afición de los estadounidenses por las estadísticas los ha llevado a realizar toda clase de comparaciones entre Bryant y los grandes monstruos de este deporte cuando tenían su edad para tratar de determinar quién es el mejor. En este terreno también sale bien librado. A sus 19 años Bryant tiene un promedio de 17,4 puntos por juego, superior a las marcas de Jordan y del mítico Earvin 'Magic' Johnson (ver recuadro). Las comparaciones pueden seguir y la conclusión será siempre la misma: Kobe Bryant está llamado a hacer historia en la NBA.Una decena de importantes reconocimientos, un salario de 1.160.000 dólares por temporada, giros prodigiosos en el aire, lanzamientos desde ángulos imposibles y un talento sin límites no dejan dudas de que Bryant ya es una figura. Tan sólo el tiempo dirá si puede cumplir con el papel que ya muchos especialistas le asignan: el de sucesor de Michael Jordan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.