Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1998/06/29 00:00

EL HEROE DE PALENQUE

Ventiséis años después de haber ganado el primer título mundial para Colombia Antonio Cervantes, 'Kid Pambelé', entra a formar parte del Salón de la Fama del boxeo.

EL HEROE DE PALENQUE

El próximo 14 de junio será una fecha muy especial para los colombianos. Y no precisamente por ser la fecha previa al debut del seleccionado colombiano de fútbol en Francia 98. Ese día Antonio Cervantes, 'Kid Pambelé', entrará oficialmente a formar parte del Salón de la Fama de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Para algunos puede no representar mayor cosa. Pero la realidad es que se trata de uno de los honores más significativos que haya recibido atleta alguno en el país. El nombre de Cervantes, uno de los deportistas más queridos _y a la vez polémicos_ del último cuarto de siglo en Colombia, figurará en la historia del boxeo mundial con letras de oro al lado de grandes estrellas como Cassius Clay, Joe Louis, Jack Dempsey o Rocky Marciano, para sólo mencionar algunos de los pocos héroes de boxeo que están inmortalizados en la sede de la AMB en Canastota, Nueva York. Aunque el triste presente de Pambelé se empeñe en opacar ese breve reingreso a la fama, lo cierto es que nadie puede negar su historia y su grandeza de boxeador. En San Basilio del Palenque, su pueblo natal, sigue siendo un héroe. En esa tierra, que fue uno de los primeros fortines de rebeldía en América cuando los negros cimarrones luchaban por conseguir su independencia, Antonio Cervantes Reyes aún es la leyenda que vive en la memoria de sus habitantes. Al igual que muchos colombianos, allá todavía recuerdan ese sábado 28 de octubre de 1972 cuando 'Kid Pambelé' venció por knock out en el décimo asalto, en Ciudad de Panamá, a Alfonso 'Peppermint' Frazer. Diez mil panameños no podían creer que el visitante colombiano había derrotado a su campeón. Esa noche los golpes y las heridas del combate quedaron en el olvido cuando Cervantes recibió el cinturón que lo acreditaba como nuevo campeón mundial del peso welter junior. Después de eso, en 19 oportunidades, 'Pambe' _como le dicen en su pueblo_ defendió con sus puños la faja que le daba el reconocimiento como el mejor pegador de las 140 libras de todo el mundo. Fueron 19 años como pugilista en los que disputó 79 combates, ganó 66 _37 por knock out_, perdió 12 y empató uno.Poco antes de ceder su título, el 2 de agosto de 1980, frente al estadounidense Aaron Pryor, Cervantes empezó a cambiar. El hombre disciplinado, ejemplo y modelo para la juventud, fue cayendo en la lona lentamente, hasta cuando ya no se pudo parar más. El 'Kid' nunca fue el mismo; las drogas y el alcohol lo habían cambiado para siempre. Pambelé fue sabio dentro de las cuerdas pero torpe fuera de ellas. La fama fue su peor rival: lo dejó por años vagando por las calles, entrando y saliendo de las comisarías de policía, consumiéndose en cada esquina, viviendo de una reputación desgastada. A pesar de esto el próximo 14 de junio, con 52 años pintados en el rostro, el mundo del boxeo le reconocerá a Pambelé sus aciertos y olvidará por un momento sus derrotas. Colombia también.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.