Domingo, 22 de enero de 2017

| 1997/12/22 00:00

EL INVENCIBLE

Pete Sampras demostro en esta temporada que es uno de los mejores tenistas de los todos los tiempos

EL INVENCIBLE


PETE SAMPRAS sigue abriendo su propio capitulo en la historia del tenis.
Y aunque todavia no goza del aprecio del publico es ya una leyenda del deporte blanco. Con cada partido jugado y con cada bola ganada no sólo ratifica su imagen de indestronable sino que demuestra que pertenece a una raza exclusiva, casi extinguida en estas epocas, como lo es la de los campeones de verdad. El ultimo dc los logros que confirmó todo esto ocurrió la semana pasada.
Sampras, de 26 años, puso broche de oro a su actuación en el circuito profesional en 1997 al retener el título del campeonato mundial de la ATP, celebrado en Hannover, Alemania. El tenista estadounidense no sólo consiguió su cuarto trofeo en el evento que reune a los mejores tenistas del mundo sino que igualó el record de victorias que en el Master tenia el rumano Illie Nastase.
Pero eso no es todo. A pesar de que aun faltan varias semanas y torneos para finalizar la temporada, Sampras ya aseguró el terminar por quinto año consecutivo como el numero uno del escalafón de la ATP, igualando un record que sólo había conseguido Jimmy Connors.
Fuera de esto, los 1,34 millones de dólares que se embolsilló por su victoria en Alemania le permitieron el envidiable honor de consolidarse como el tenista mas rico de la historia. Desde su debut en 1988 hasta hoy ha ganado un poco mas de 30 millones de dólares tan sólo en premios.
Y si acaso hicieran falta mas estadisticas, Sampras completó hace pocos dias 202 semanas como el numero uno del mundo. Superar las 200 semanas es una hazaña que desde se creo la clasificación mundial en 1973 sólo han logrado Connors y el checo Ivan Lendl.
Es por todo esto que Sampras es una leyenda de proporciones monstruosas. Lo irónico de todo es que, a diferencia de otros grandes del tenis como Connors o McEnroe Pete Sampras no parece gozar por parte de los aficionados de todo el reconocimiento que merece. Y para algunos hay razones para que esto sea asi.
Los numero uno deben tener una personalidad distinta, no necesariamente agresiva ni circense, pero si atractiva para los espectadores, tal como el irreverente Andre Agassi o los polemicos Connors o McEnroe. Sampras es distinto. El parece mas un frio y distante yuppie de Wall Street que un tenista profesional. Jamas se le vera insultar o denigrar a un adversario. Tampoco dar ventajas tontas. Simplemente respeta y es respetado.
Sampras tiene muy claro, a diferencia de otras grandes leyendas, que cuando entra a una cancha es a jugar tenis antes que a dar espectaculo. Y aunque todo esto esta muy bien y se ajusta a un tenis muy clasico, resulta aburrido para parte del publico, que no sólo no se identifica con su juego sino que prefiere un hombre que grite y se desespere por una bola perdida, como McEnroe, que uno para el que todas las bolas son iguales.
Aparte de esto, el ser dueño de un tenis ortodoxo en el que hay pocas jugadas espectaculares y en el que la fuerza de sus golpes evita que la bola este en juego mucho tiempo, ha hecho que algunos califiquen sus partidos de aburridos.
Hay que tener encuenta ademas, que a diferencia de la generación de Connors, en la cual habia por lo menos cinco tenistas en un mismo buen nivel, la generación de Sampras ha demostrado ser bastante irregular.
Pero, por encima de todo, lo cierto es que un tenista de su talla no necesita del reconocimiento para ser considerado una leyenda. Las estadisticas se han encargado de demostrar lo grande que es.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.