Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2006 12:00:00 AM

EL MUNDIAL VUELVE A UNA PATRIA DEL FÚTBOL

Cada cuatro años el mundo cambia un poco sus hábitos y sus horarios para dedicarle desde algunos minutos hasta semanas enteras a la Copa Mundo de fútbol.

Cada cuatro años el mundo cambia un poco sus hábitos y sus horarios para dedicarle desde algunos minutos hasta semanas enteras a la Copa Mundo de fútbol. Un evento que captura el interés de los habitantes de casi todo el planeta, en particular desde comienzos de los años setenta, cuando gracias al avance de las telecomunicaciones, la televisión comenzó a llevar los partidos a los cinco continentes.
Hoy en día, el Mundial de Fútbol es un negocio multimillonario, lo que ha ayudado a difundir el fútbol por todos los rincones del planeta. Sin embargo, esta ha sido un arma de doble filo que ha afectado la calidad misma del juego y los mundiales no han sido ajenos a ello. Por ejemplo, por razones de horarios de la televisión europea, la FIFA programó los partidos definitivos del Mundial de Estados Unidos en el infierno del mediodía de Los Ángeles, lo que le quitó brillo a las semifinales y la final.
Por razones estrictamente comerciales, el mundial de hace cuatro años se celebró en Corea del Sur y Japón en unas fechas inadecuadas para los jugadores. Se trataba de evitar la llegada de los vientos monzones y por ese motivo comenzó a finales de mayo. Resultado: las grandes estrellas llegaron cansadas, no tuvieron tiempo de reponerse de sus extenuantes temporadas, y por ese motivo fracasaron selecciones de gran nivel como Francia, Argentina y Portugal.
Por suerte esta vez el mundial se juega en un país que ama y entiende el fútbol. Un país que es la segunda potencia en la historia de los mundiales detrás de Brasil, con tres títulos y cuatro subcampeonatos. Alemania, además, suele gozar de unos veranos más bien suaves. Esto significa que aquellos equipos cuyas principales armas son la potencia y la velocidad se sentirán a sus anchas en los remozados estadios alemanes.
Brasil, el gran favorito, llega con un equipo que combina el talento y la imaginación propios de sus futbolistas y el ritmo y la dinámica que casi todos ellos han adquirido al jugar en los grandes torneos de clubes de Europa. No se vislumbra ningún equipo capaz de oponerse al poderío brasileño. Sin embargo, esto no significa que se trate de un mundial sin interés. Varios equipos han reunido selecciones muy poderosas, lo que –al menos en el papel- garantiza que se verán partidos memorables.
Semana.com, con el apoyo de Futbolred.com, ofrecerá información diaria muy variada que permitirá seguir el desarrollo de Alemania 2006.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.