Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2003/09/15 00:00

El nuevo rey

Después de su triunfo en el Abierto de Estados Unidos, Andy Roddick es el nuevo rey del tenis.

Los grandes rivales de Roddick esta temporada son Roger Federer, Guillermo Coria, James Blake y Juan Carlos Ferrero.

Cuando Pete Sampras anunció su retiro definitivo del tenis a principios de este mes los especialistas se apresuraron a afirmar que pasarían muchos años antes de que volviera a aparecer un jugador como él. No sólo porque Sampras ganó 14 Grand Slam durante su carrera sino porque dominó el circuito masculino durante casi una década. Sin embargo, después de ver ganar a Andy Roddick la final del US Open los expertos ya no estaban tan seguros. Y es que el nivel que mostró Roddick durante el torneo permite pensar que puede ser el sucesor del trono que Sampras dejó libre.

Andy Roddick viene de una familia de deportistas: sus hermanos mayores son entrenadores de equipos universitarios. Por eso, muy pronto se convirtió en el número uno del tour juvenil y ganó seis campeonatos mundiales de sencillos y siete de dobles. Roddick se convirtió en el primer norteamericano, desde Michael Chang, que terminaba tres años seguidos como el número uno juvenil. A los 18 años se convirtió en profesional y casi de inmediato se situó entre los mejores. Esto no es muy común pues los juveniles tardan algunos años en acostumbrarse al ritmo del tour profesional. Pero este no fue el caso de Roddick: en menos de un año ya estaba entre los primeros 100 del mundo.

Su debut fue en el torneo Masters de Miami, donde derrotó a Marcelo Ríos y a Sampras. En esa ocasión el único que pudo detenerlo fue Leyton Hewitt. Pero la buena racha de Roddick no se detuvo y en los meses siguientes ganó sus primeros tres torneos de la ATP. Con tan sólo 19 años se convirtió en el jugador más joven en el Top 20 y el primer menor de 20 años que ganaba tres títulos en un mismo año. Los especialistas se sorprendieron con su juego agresivo y rápido. De hecho, con sólo 20 años, hizo el servicio más rápido del año 2002.

En la siguiente temporada el buen nivel del estadounidense se confirmó: hizo parte del equipo de Estados Unidos en la Copa Davis, defendió sus títulos y llegó a las finales de los torneos de Los Angeles, Roma y Toronto. En el Abierto de Australia de 2003, Roddick estaba dispuesto a continuar su racha triunfadora. Allí ganó los primeros partidos pero en cuartos de final se encontró con Younes El Aynaoui. El partido duró cinco horas y el set final es el más largo que se ha jugado en la historia del tenis. Roddick terminó con una lesión en la muñeca que lo obligó a retirarse dos meses.

Muchos creyeron que esta pausa sería fatal para su carrera. Sin embargo su regreso ha sido impresionante. En los últimos meses ha ganado en Indianápolis, Queen's y Cincinnati. También llegó a la semifinal de Wimbledon y triunfó en el Abierto de Estados Unidos. Esto lo ha llevado al primer puesto en la carrera de campeones..

Además de esto, Roddick se ha convertido en una celebridad. En este año ha aparecido en las revistas GQ y People mientras que US Weekly Magazine lo clasificó como uno de los deportistas más sexys. A esto se le suma su publicitado noviazgo con la cantante Mandy Moore. Roddick se ha convertido no sólo en uno de los mejores tenistas del momento sino también en un ídolo de las adolescentes norteamericanas.

Por ahora todo parece indicar que el reinado de Roddick será muy largo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.