Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 2013/07/02 00:00

El Orica se lleva la contrarreloj por equipos

El equipo australiano se adjudicó la etapa disputada en Niza sobre 25 Kilómetros.

Los ciclistas del equipo Orica Greenedge se adjudicaron la cuarta etapa del Tour de Francia. Foto: EFE
;
EFE

El veterano australiano Simon Gerrans, de 33 años, se convirtió en nuevo líder del Tour después de que su equipo, el Orica GreenEdge, rompiera todos los pronósticos para ganar la cronometrada de Niza, de 25 kilómetros, en la que Alberto Contador (Saxo Tinkoff) solo cedió 6 segundos sobre Chris Froome (Sky), el favorito más beneficiado.

El Orica se coló en la fiesta del Omega y se impuso con un tiempo supersónico de 25.56, a una media de 57,8 ,lo que representa un récord de velocidad que supera los 57,3 por hora del Discovery de Armstrong en 2005, en la cronometrada de Blois.

Los hombres de Neil Stephens superaron por 75 centésimas al campeón del mundo de la especialidad, el Omega Pharma del campeón contrarreloj individual Tony Martin y por 2 segundos al Sky de Chris Froome, quien fue el primero de los favoritos, aunque su escuadra no pudo hacer honores a la victoria en el Paseo de los Ingleses de Niza.

Ningún candidato al podio de París quedó eliminado en la prueba colectiva. Alberto Contador tiró del Saxo Tinkoff hasta una estupenda cuarta plaza que al español solo le cuesta 6 segundos respecto a su principal enemigo.

"No me gusta perder, pero espero que 6 segundos no decidan el Tour. Es bueno para la carrera y el espectáculo que todos los favoritos estén en pocos segundos", dijo el de Pinto (Madrid).

Otro español, Alejandro Valverde, con el séptimo puesto del Movistar se dejó 16 segundos, y su compatriota Joaquim "Purito" Rodríguez con la décima plaza del Katusha 25. El Euskaltel desapareció en el antepenúltimo puesto, a 1.23 del Orica.

También resistieron el australiano Cadel Evans (BMC) y el luxemburgués Andy Schleck (Radioshack), a 23 y 26 segundos, respectivamente de Froome. El hasta hoy líder, el belga Jan Bakelants (Radioshack), se despidió del jersey amarillo, que fue a parar a la percha de Gerrans, que celebró con el resto de compañeros una gesta que le llega al vencedor de la Milán Sanremo 2012 bien pasada la treintena.

La cronometrada de Niza no aclaró nada respecto a la general y todos los nombres ilustres quedaron en un pañuelo de medio minuto. En espera y con el Tour en transición hacia Los Pirineos el Orica vive la fiesta australiana en su semana fantástica.

Ganó Gerrans la tercera etapa en Córcega y ahora se convierte en líder, escoltado en el podio por dos de sus compañeros, el surafricano Daryl Impey y el suizo Michael Albasini.

Froome ya asoma séptimo en la general, cerca de la presa deseada, sin prisa por tomar el poder. "No me hubiera interesado coger el maillot amarillo por unos pocos segundos, el equipo hubiera tenido que trabajar duro", señaló el británico de origen keniano.

Contador es duodécimo a 9 segundos, Valverde está en el puesto 21 a 20 y Purito en el 34 a 28 segundos. Todo por hacer, nada decidido.

Las apuestas nos estaban del lado del Orica, a pesar de que en sus filas hay grandes rodadores y velocistas, como Impey, el propio Grerrans, Clarke, Goss, Lancaster u O'Grady. Los focos se dirigían al Omega Pharma, los campeones mundiales, que aguantaron con el mejor tiempo toda la jornada hasta que los australianos les borraron la sonrisa.

En el kilómetro 13 fueron superados por Omega y Saxo, pero en la segunda parte del recorrido remontaron los pocos segundos de desventaja con un auténtico vuelo rasante por las calles de la capital de la Costa Azul.

Gerrans, un gran aficionado a las motos que tuvo como ídolo a su compatriota Mick Doohan, se convirtió en el sexto australiano que viste de amarillo en el Tour, Ya está en la historia junto al Phil Anderson, Stuart O'Grady, Bradley McGee, Robbie McEwen y Cadel Evans.

"El triunfo de 9 amigos que reflejan su trabajo en la carretera", los cuales corrieron como motos. Cuestión de vehículos, ya que desde la famosa escena del autobús del equipo que taponó la meta en Bastia, son todo alegrías en la casa del Orica. Victorias inolvidables para hechos para olvidar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×