Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1998/08/24 00:00

EL PALTILLO VOLADOR

El 'ultimate frisbee', un deporte que causa furor en el mundo, empieza a abrirse paso en Colombia.

EL PALTILLO VOLADOR

Para la mayoría de los colombianos el frisbee no pasa de ser un artefacto simpático que sirve para jugar en los parques. A pocos se les ha pasado por la cabeza que ese pequeño disco _con forma de platillo volador_ pueda serel centro de un deporte de alta competición. La verdad, sin embargo, es que cada vez son más las personas en el mundo que se están contagiando con la fiebre del ultimate frisbee, un deporte que se está convirtiendo en una verdadera pasión. Y que en forma lenta, pero segura, ha ido penetrando en el país, hasta el punto de que ya existe un equipo con posibilidades de competir en un torneo mundial. Este deporte fue desarrollado por estudiantes de la Columbia High School, en New Jersey, Estados Unidos. El primer juego se realizó en 1968 entre equipos de ese colegio y al poco tiempo se extendió a otras escuelas y universidades locales. En 1974, seis años después de su nacimiento, 25 equipos disputaron con gran éxito el primer campeonato nacional interuniversitario. La expansión y el crecimiento del juego fueron muy rápidos y obligaron a formar, en 1979, la Ultimate Player Asociation (UPA) para trazar las directrices del nuevo deporte. Hoy la UPA tiene 9.000 miembros y mas de 800 equipos, los cuales participan en campeonatos locales, regionales y nacionales en Estados Unidos. Pero la fiebre no se redujo a Estados Unidos. Hoy existen equipos de ultimate frisbee en 40 países, que se fueron contagiando con la pasión de un deporte de reglas simples y, sobre todo, muy económico (tan sólo se necesita un frisbee que cuesta máximo 20 dólares). Se estima que en el mundo hay más de 300.000 aficionados y más de 4.000 equipos practicando este deporte regularmente. A Colombia lo trajo un estadounidense que llegó en 1993 a realizar un intercambio en la Universidad de los Andes. "Al comienzo lo practicamos más como una forma de hacer amigos que como un medio de competición", dijo a SEMANA Belisario Aponte, uno de los pioneros de este deporte en el país. "En este proceso _continuó_ conformamos un equipo que fue el representante de Colombia en el mundial de clubes realizado en el verano de 1993 en la ciudad de Madison, Wisconsin". Aponte es uno de los integrantes del equipo que participará en el próximo torneo mundial, el cual se disputará del 15 al 23 de agosto en Blaine, Minnesota, al que asistirán 3.000 atletas de 40 países. Desde su llegada a Colombia, hace cinco años, el ultimate frisbee se ha venido abriendo paso lentamente pues, según Aponte, sus practicantes han tenido que luchar contra "la equivocada creencia de la gente que ve el deporte como un juego de parque". Actualmente existen cerca de un millar de entusiastas seguidores que están difundiendo este singular deporte en Bogotá, Medellín Cali y Barranquilla.
¿Cómo se juega?
El ultimate frisbee es jugado por dos equipos de siete integrantes en un campo rectangular de 110 metros de largo por 37 de ancho. En los extremos de la cancha existe una zona de gol _similar a la del fútbol americano_. Las anotaciones son válidas cuando un jugador le pasa el frisbee a un compañero y éste lo atrapa dentro de los límites de la zona de gol. El disco sólo debe avanzar por medio de pases de un jugador a otro pero quien lo tenga en su poder no debe correr. El juego no tiene una duración determinada pues el encuentro termina cuando alguno de los dos equipos alcanza un puntaje de 21 goles _con una diferencia de por lo menos dos anotaciones_ o cuando uno de ellos llegue a 25 goles. El ultimate frisbee demanda una gran exigencia física por parte de los practicantes ya que un partido puede llegar a durar más de dos horas cuando es muy reñido. Hay un descanso de 10 minutos cuando alguno de los dos oponentes alcanza los 11 tantos. No se permiten forcejeos ni contactos que representen peligro. Como uno de sus fundamentos es el juego limpio, no se utilizan árbitros. Todas las infracciones o jugadas dudosas son resueltas entre los mismos jugadores."Al igual que en cualquier otro deporte, en este también existen tácticas y estrategias. No es cuestión de correr como locos en la cancha y lanzar el disco, como muchos creen. Tiene todas las exigencias de cualquier deporte profesional e incluso físicamente es más exigente que muchas disciplinas", afirma Aponte. Por ahora quienes están empeñados en masificarlo en Colombia saben que necesitan que la gente abandone las prevenciones que tiene con respecto al frisbee. Están convencidos de que sólo es necesario dar a conocer sus reglas para que en el país se desate una fiebre similar a la del resto del mundo. Labor titánica que ojalá dé resultados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.