Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2014 12:00:00 AM

El Papa espera que San Lorenzo levante la Libertadores

Desde que Francisco llegó al Vaticano el equipo de sus amores ha llegado a la cúspide futbolística y está a 90 minutos de ganar la Copa Libertadores por primera vez.

San Lorenzo, uno de los grandes del balompié argentino, no soporta que las hinchadas de clubes ilustres como Boca Juniors, River Plate, Independiente y Racing Club, se mofen de los "Cuervos" por no haber ganado nunca la Libertadores. Y por supuesto, los fanáticos rivales tampoco verán con agrado si la gana ahora.

Desde que Francisco llegó al papado muchas cosas han cambiado en la iglesia católica, su mensaje de austeridad y el cambio de postura frente a los homosexuales ha hecho que el papado del argentino sea del agrado de muchos católicos quienes se sentían lejos de su iglesia. A la mano de los aparentes cambios en el Vaticano, la resurrección futbolística de San Lorenzo parece un milagro.

Del 2010 al 2012 el equipo de Almagro no pasó del puesto once en los seis torneos disputados en ese periodo. Sin embargo, un cuarto lugar en el torneo inicial del 2013 fue el presagio de lo que se vendría en el clausura cuando el 'ciclón' levantó el campeonato por decimosegunda ocasión en su historia.

Una semifinal de Copa Sudamericana fue el preámbulo de lo que se podría consumar esta noche en el Nuevo Gasómetro ya que un triunfo sobre el Nacional paraguayo permitiría que los dirigidos por Edgardo Bauza se lleven la Libertadores por primera vez en su historia.

"Yo siempre sentí la presión, la obsesión, la locura por ganar la Copa. La disfruto y la sufro todos los días", destacó Bauza, campeón de la Libertadores de 2008 cuando estuvo al frente de Liga de Quito. "Mi cabeza no descansa, estoy formando parte de una historia que todavía no se terminó de escribir".

Obsesión vs. premio impensado: Así se presenta la final entre un San Lorenzo que quiere ese trofeo a toda costa por ser el único equipo argentino de fuste que jamás lo ganó, y Nacional de Paraguay, que siempre dio muestras de no desvelarse por esa corona.

Cualquiera que sea el ganador, habrá un campeón inédito en ese torneo que se juega desde 1960 y que es el más importante de la región a nivel de clubes.

San Lorenzo y Nacional, finalistas por primera vez, igualaron 1-1 en el choque de ida en Asunción. Sin importar los goles como visitante, surgirá un rey durante los 90 minutos, o bien en la media hora de alargue y si es necesario en la tanda de penales.

Con 22 títulos repartidos entre siete clubes, Argentina es el país que más veces ganó la Libertadores, mientras Paraguay alzó la copa tres veces y en todos los casos gracias a Olimpia.

En lo que respecta al partido, San Lorenzo tendría dos variantes con respecto al equipo que desplegó en Asunción: Mauro Cetto, recuperado de una dolencia muscular, recuperará la titularidad en la zaga central en lugar de Fabricio Fontanini, mientras el uruguayo Martín Cauteruccio jugará por Pablo Piatti, el jugador más creativo del "Ciclón" y que fue transferido al Montreal Impact de Canadá, que milita en la MLS estadounidense. La FIFA no autorizó un pedido de permiso que elevó el club argentino.

Cauteruccio, que en octubre sufrió una grave lesión de ligamentos, es más ofensivo que Piatti por lo que hará dupla en ataque con Mauro Matos, autor del gol en Asunción, y que con tres dianas es el principal artillero del equipo en esta Copa, junto con Piatti.

Juan Mercier y Néstor Ortigoza, un argentino que jugó en la selección paraguaya, serán los cancerberos del mediocampo y Leandro Romagnoli la cabeza pensante.

"Este equipo me demostró que la ansiedad y lo que rodea a San Lorenzo lo va a superar el miércoles. Estoy convencido de que los jugadores no nos van a fallar", destacó Bauza, quien desde el viernes trabaja a puertas cerradas y que ese día ordenó al plantel no formule declaraciones hasta después del partido.

En Nacional retornará el volante Marcos Riveros, suspendido el anterior partido por acumulación de amarillas, mientras el lateral Ramón Coronel será baja por un desgarro y su puesto será ocupado por Juan Argüello, anunció el técnico Gustavo Morínigo.

"Estamos con el mismo espíritu de lucha, planificando el partido que será tan difícil como el primer encuentro", comentó Morínigo.

El portero argentino Ignacio Don, de 30 años y una de las figuras del equipo, destacó que "para cualquier futbolista es el sueño cumplido jugar la final de la Copa, pero en mi caso el sueño será completo si la ganamos".

El capitán Raúl Piris dijo que la concentración será la clave del partido, y destacó que además su equipo podría sacar provecho de la impaciencia de San Lorenzo si el gol tarda en llegar.

"No vamos a regalar nada, porque un error va ser fatal, por ello hay que cuidar todos los detalles", declaró el martes el defensor Piris en rueda de prensa en la concentración de Nacional. "La otra vez (en Asunción) no jugamos bien, somos conscientes de eso pero este es un partido diferente, ellos van a tener la presión ahora y tenemos que sacar provecho de eso".

San Lorenzo participó 12 veces de la Libertadores y además de este choque decisivo alcanzó cuatro semifinales.

Nacional, con apenas seis presencias, es la primera vez que superó la fase de grupos.

Probables alineaciones.

SAN LORENZO: Sebastián Torrico, Julio Buffarini, Mauro Cetto, Santiago Gentiletti, Emanuel Más, Héctor Villalba, Juan Mercier, Néstor Ortigoza, Leandro Romagnoli, Martín Cauteruccio, Mauro Matos.

NACIONAL: Ignacio Don, Juan Argüello, Raúl Piris, Leonardo Cáceres, David Mendoza, Marcos Melgarejo, Marcos Riveros, Silvio Torales, Derlis Orué, Julián Benítez, Fredy Bareiro.

Con información de AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.