Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/2006 12:00:00 AM

El peso de la historia

Sorpresa por donde se mire en cualquier mundial.

Si tomamos desde Italia 90, en Corea-Japón 2002 las sorpresas fueron mayúsculas, no solo por la presencia en semifinales de Turquía y Corea, sino por la eliminación de dos campeones en primera ronda: Argentina y Francia. Sorpresa por donde se mire en cualquier mundial.

En Francia 98, la eliminación de España y Bulgaria en primera ronda a manos de Nigeria y Paraguay, fue de lo más sorpresivo, así como la aparición de Croacia en semifinales.

En USA 94 cuando solo llegaban 24 selecciones, de sorpresas poco. Claro que no falta quienes califiquen así la eliminación de Colombia en primera ronda. Pero cuando no se tiene historia, una eliminación prematura no es sorpresa. Mayor sorpresa fue ver a Rusia con todo su historial por fuera en un sistema que permitía a cuatro terceros clasificar, pero ya no era la poderosa Unión Soviética, dadas las separaciones políticas del este. La presencia en semifinales de Suecia y Bulgaria, se constituyó en” la sorpresita” de ese mundial.

En Italia 90 Camerún, Costa Rica y Colombia sorprendieron al dejar por fuera en primera ronda a Unión Soviética, Escocia y Suecia. Pero se evidencia que los eliminados tampoco es estaban llenos de títulos. Las semifinales las ocuparon cuatro ex campeones: Alemania, Argentina, Inglaterra e Italia.

Incluso si retrocedemos otros años, digamos hasta la misma Alemania 74, las sorpresas fueron de menor rango. Por eso el último campeonato mundial puede considerarse un verdadero “golpe de estado” a la tradición de los históricos. Y la verdad Alemania 2006 no pinta para superar en ese sentido al pasado mundial.

A lo mejor como sucedió con el Brasil de Zico, Sócrates y compañía, o con la Holanda de Cruyff, o a Hungría en el 54, en fin a tantos otros que han llegado con un máximo de favoritismo, en este mundial la sorpresa puede ser la eliminación de Brasil antes de semifinales. Porque a estas alturas, nadie duda del poder en los brasileños de la mitad hacia delante. Kaká, Ronaldinho, Robinho, Ronaldo, Adriano, ningún otro país reúne tanta calidad en esa dimensión del campo.

Si los campeonatos de fútbol fueran como las finales de la NBA, sería ilusorio pensar que en enfrentamientos de cinco partidos haya un equipo capaz de ganarle tres partidos a Brasil. Pero en el fútbol la historia es otra y en 90 minutos se han esfumado muchas ilusiones, por más que se llegue cargado de favoritismo.

Historia por escribirse.

Hasta el mundial Corea-Japón, todos los demás se jugaron o en Europa o en América. Y salvo el mundial de Suecia donde Brasil obtuvo su primer título, justo en tierras europeas, los campeones siempre han sido del continente donde se juega el mundial. También Brasil se coronó en el 2002 en territorio neutro, en sentido geográfico, los europeos pierden con América.

Pero lo que nunca se ha dado es una final americana en territorio europeo y menos una final europea en América. Lo cierto es que tal como están las llaves en los grupos, este mundial se presta para una final Argentina – Brasil, a hoy enfrentamiento inédito en dicha instancia. Incluso una verdadera sorpresa: un México eliminando a Brasil y enfrentando a Argentina en la final. ¿Alguien le apuesta?

Habría otro hecho menos significativo pero no por eso deja de llamar la atención. La representación africana en este mundial pareciera de menor peso que en eventos anteriores. Camerún y Nigeria presentaban un recorrido y cierto desparpajo para jugar los mundiales, mientras que en esta oportunidad, salvo Costa de Marfil con Drogba y compañía, los demás equipos africanos no asustan y desde el 86, siempre han tenido representación en octavos. ¿Habrá retroceso para la animada representación africana?

Hay un dato bien diciente: si tomamos los últimos 10 mundiales, tendríamos 40 equipos para ocupar los cuatro lugares de las semifinales, pero países diferentes a los siete campeones mundiales solo son 10, es decir el 25% de los actores. El otro 75% lo domina la historia.

El 23 de junio sabremos si esa historia, al menos para octavos, habrá cambiado. Pero esta es una mirada a la posible composición de octavos:

Grupo A: Nadie duda ver en segunda ronda al local. Pero entre Ecuador, Costa Rica y Polonia, que coincidencialmente llevan dos mundiales en forma consecutiva, no se evidencia un claro favorito. Polonia, con mayor tradición, pero lejos del equipo del 82. Costa Rica ya sabe lo que es pasar la primera ronda en Italia 90, eliminando a Suecia y Escocia. Ecuador es el de menor trayectoria. Si los centroamericanos no salen mal librados del partido inaugural frente al local, pueden acompañar por encima de los polacos al anfitrión en segunda ronda.

Grupo B: El día en que a los ingleses les funcione el colectivo de Terry, Lampard, Gerrard, Bekcham, Owen, Rooney y Crouch serán difíciles de vencer. Paraguay y Suecia, pelearán el otro cupo con cierta ventaja para los nórdicos. Trinidad y Tobago con no ser goleado en su primer mundial cumplirá.

Grupo C: Argentina, llena de estrellas, confía en la pausa de Riquelme y el desequilibrio de Messi. Y con la madurez de su amarga experiencia en el 2002, debe pasar a segunda ronda. Holanda, equipo en deuda con los mundiales luego de sus éxitos del 74 y 78, peleará con Serbia y Montenegro el otro cupo, la sorpresa sería que Drogba llevara a Costa de Marfil a octavos.

Grupo D: México y Portugal no deben afrontar problemas para clasificar. Los angoleños serían una verdadera sorpresa si pasan y el técnico croata Ivankovic, al frente de Irán, sabe que tiene un equipo cargado de años y sin respaldo en el banco.

Grupo E: El mejor ritmo lo trae la República Checa, no solo por su clasificación, sino por la Eurocopa que hicieron. Italia siempre será Italia y no se sabe si el escándalo del calcio con tanto jugador implicado, juegue a favor o en contra del equipo dirigido por Lippi. La pelea será con USA, porque Ghana no pasará de meter algún susto.

Grupo F: ¿Habrá alguien que dude del primer lugar de Brasil en este grupo? La pregunta es Croacia o Japón. Los primeros no son los mismos de Francia 98, pero tienen una gran técnica y los japoneses, tienen una enorme convicción en si mismos. ¿Australia? Con solo pelotazos será difícil verlo en otra ronda.

Grupo G: Francia, que al igual que los argentinos debió aprender la lección del 2002, tiene cómo pasar a pesar de los años de Zidane. Es la oportunidad de Henry. Suiza peleará con Corea la otra plaza, decantada más al lado suizo, porque los coreanos no contarán con el apoyo arbitral del 2002, fruto de la típica presión por el anfitrión.

Grupo H: España y Ucrania pelarán por el primer lugar. Los españoles que no fallan en los mundiales desde el 78, afrontan una nueva ilusión, con grandes jugadores en el medio campo, pero con un enorme déficit de gol. Los ucranianos jugaron una muy buena eliminatoria y con Shevchenko confían en su poder goleador. Un palazo sería ver a Túnez o Arabia Saudita al menos sacando un empate a cualquiera de ellos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.