Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/1996 12:00:00 AM

EL SUEÑO OLIMPICO

Informe especial de SEMANA sobre las 10 figuras de Atlanta 96.

Con una participación récord de 10.000 atletas de 197 países, el próximo viernes se inicia la conmemoración del centenario de los Juegos Olímpicos. La ciudad estadounidense de Atlanta será la sede de estas XXVI olimpíadas de la era moderna, que tendrán un costo superior a los 1.705 millones de dólares contarán con la asistencia de dos millones de visitantes. Los juegos, que serán vistos por más de 3.500 millones de teleespectadores en todo el mundo, pasarán a la historia como los más costosos de estos 100 años de olimpíadas. El comité organizador invirtió 227 millones de dólares en sofisticados sistemas electrónicos de seguridad en la villa olímpica y en la preparación de 34.000 personas, entre policías, militares, agentes federales y guardias privados de seguridad, para evitar desde ataques terroristas con químicos hasta secuestros de aviones. Además, debido al gran número de naciones y deportistas participantes. Atlanta 96 será, según los expertos, la olimpíada más reñida de las últimas décadas. SEMANA preparó un informe especial sobre quiénes serán las posibles 10 figuras del evento.
El tejano volador
Michael Johnson podría convertirse en Atlanta en el primer atleta en ganar en una misma olimpíada los 200 y los 400 metros planos. El 23 de junio pasado el estadounidense Michael Johnson pulverizó la más vieja marca vigente en el atletismo. Ese día este tejano de 28 años recorrió los 200 metros planos en 19,66 segundos y terminó con el récord de 17 años del italiano Pietro Menna, que era de 19,72 segundos. En la misma pista, cuatro días antes, Johnson había conseguido un tiempo de 43,44 segundos en los 400 metros, lo que junto a los 43,39 segundos que logró en la misma prueba en agosto del año pasado le permite llegar a estas olimpíadas con las dos mejores marcas mundiales de los años 90, superado tan sólo por el récord mundial de 43,29 que desde 1988 está en poder de su compatriota Butch Reynolds. Para los especialistas, estos registros, sumados al hecho de que hace dos semanas durante las competencias de Lausana, Suiza, Johnson venció en los 400 metros a sus principales contendores de estas olimpíadas, son prueba evidente de que en este momento el estadounidense está pasando por la cúspide de su carrera deportiva. De sostenerse así durante los pocos días que faltan para las competencias, podría convertirse en el primer atleta de la historia de las olimpíadas que gana el oro en dos de las pruebas más difíciles del atletismo.
El nuevo hijo del viento
Debido a sus recientes éxitos, el namibio Frankie Fredericks es el candidato para llevarse el oro en la prueba reina del atletismo. Para los expertos los 100 metros planos en Atlanta ya tienen dueño: Frankie Fredericks. Este corredor, quien fue medalla de plata en 100 y 200 metros en Barcelona 92, aseguró su nominación a la medalla de oro en Atlanta hace dos semanas cuando en unas competencias atléticas celebradas en Lausana, Suiza, venció en la prueba reina a todos los rivales se encontrará en las olimpíadas. En esa prueba Fredericks impuso la mejor marca de la temporada y la segunda de la historia al detener los cronómetros en 9,86 segundos. El corredor namibio se acercó al récord mundial de 9,85 impuesto hace dos años por el estadounidense Lerroy Burrell e igualó la marca del astro Carl Lewis cuando éste ganó el mundial de Tokio en agosto de 1991. Además de tener el mejor registro de 1996 en los 100 metros y el segundo mejor en los 200, detrás de su rival en esta especialidad Michael Johnson, Fredericks ha demostrado que llega a los olímpicos en el mejor punto de su carrera, pues ha sido el único corredor que en un solo mes -junio a julio- ha conseguido correr en dos oportunidades los 100 metros en menos de 9,9 segundos. Por ahora todo parece indicar que está llamado a heredar el remoquete de 'hijo del viento' con el que en los 80 fue conocido Lewis.
El rey de las alturas
A pesar de algunos recientes malos resultados, Javier Sotomayor continúa siendo el favorito para triunfar en el salto alto. Para Atlanta 96 el cubano Javier Sotomayor -el mejor saltador de altura de todos los tiempos- no intentará batir su propia marca mundial de 2,45 metros. Su único interés es revalidar la medalla dorada obtenida en los olímpicos de Barcelona. Sotomayor, de 28 años y 1,94 metros, quien es el actual poseedor del récord al aire libre -2,45- y en pista cubierta -2,43-, ha ganado todos los títulos que otorga la Federación Internacional de Atletismo -Iaaf-. Aunque recientemente sus compatriotas han estado preocupados por los pobres registros de las últimas cuatro semanas, en los cuales escasamente ha llegado a los 2,30 metros, la verdad es que, para los expertos, los antecedentes del cubano le aseguran un lugar en el podio. Durante 1995 encabezó el escalafón mundial al saltar en tres oportunidades 2, 40 metros y durante ese año ganó 23 de las 27 competencias en las que participó, mientras que quienes serán sus principales rivales en estas olimpíadas, el bahamés Troy Kemp y el rumano Sorin Matei, sólo alcanzaron en una ocasión 2,38 metros cada uno. Si bien es cierto que la competencia que le espera a Sotomayor es muy reñida, el consenso general indica que su principal enemigo será sin lugar a dudas su rodilla izquierda, culpable de que el cubano no haya podido exigirse a fondo durante los últimos seis meses.
La sirenita
A sus 18 años la alemana Franziska van Almsick podría ser la principal estrella de la natación durante las olimpíadas. En Barcelona 92, cuando apenas tenía 14 años, Franziska subió al podio olímpico en cuatro oportunidades para recibir dos medallas de plata y dos de bronce. Para Atlanta 96 llega como la favorita para el oro en los 200 metros estilo libre, a pesar de algunos recientes malos resultados, para las postas y los 100 metros libres. El favoritismo por Van Almsick se basa en que esta germana ha conseguido todo lo que un nadador puede ganar -excepto el oro olímpico-. Hace pocos meses recorrió los 200 metros en 1'58"88, la que hasta ahora es la mejor marca mundial de 1996. Su currículum lo conforman 11 medallas de oro europeas, un total que ningún otro nadador ha logrado igualar. Y como si fuera poco, desde 1994 es la poseedora de la marca mundial en los 200 metros. En 1992 se dijo que su falta de experiencia la había alejado del oro. Ahora, cuatro años más tarde, los conocedores aseguran que a pesar de ser casi la misma niña de Barcelona ya tiene el recorrido necesario para recoger la presea dorada.
La chica dorada
Al conseguir su séptimo título en Wimbledon, Steffi Graf corroboró que tiene todo para reclamar el oro. Hace cuatro años Steffi Graf fue derrotada por la estadounidense Jennifer Capriatti en la final del tenis en Barcelona 92. En ese momento se tuvo que consolar con la medalla de plata. Ahora, para Atlanta 96, todo parece indicar que nadie podrá arrebatarle la presea dorada. Eso quedó comprobado hace dos semanas cuando la número uno de la clasificación de la WTA demostró la estupenda forma en la que se encuentra al conseguir su séptimo título en Wimbledon -quinto de este año- y alcanzar la histórica cifra de 100 torneos ganados, algo que en la historia del tenis femenino sólo habían conseguido Martina Navratilova y Chris Evert. En ese torneo venció a su rival más aguerrida para estos juegos, la española Arantxa Sánchez Vicario, con quien se ha enfrentado en 35 ocasiones derrotándola en 27 de ellas. Sus otras tradicionales rivales del circuito profesional -Mónica Seles, Gabriela Sabatini y Conchita Martínez- también estarán presentes en Atlanta, pero para la mayoría de los conocedores ellas no serán un peligro para las aspiraciones de la germana, pues en este momento no tienen el suficiente juego para disputarle el oro a Steffi.

La historia se repite
A los 14 años Dominique Moceanu parece tener las cualidades para ser la sucesora de Nadia Comaneci. Hace 20 años, en las olimpíadas de Montreal 76, la rumana Nadia Comaneci ganó a los 14 años la medalla de oro en gimnasia en una actuación calificada por los jueces como perfecta. Para Atlanta 96, la estadounidense de padres rumanos Dominique Moceanu va por el mismo camino que recorrió Nadia. Desde hace cinco años Moceanu está bajo la dirección técnica del legendario Bela Karolyi, quien fuera el entrenador de Comaneci y Mary Lou Retton. Al año de estar bajo las órdenes de Karolyi, Dominique se convirtió en la gimnasta más joven del equipo júnior a nivel nacional en Estados Unidos y se llevó una medalla de plata en Barcelona 92. El año pasado, con sus 32,2 kilos y su 1,37 m, sorprendió a su compañera de equipo y bicampeona mundial Shannon Miller y se convirtió en la campeona nacional más joven que hayan tenido los estadounidenses. El hecho de que Moceanu hubiera pasado de campeona juvenil a campeona de adultos en un año, 1994-1995, es algo que nadie había logrado en ese país, y es por esto, y por su gran parecido físico con Comaneci, que numerosos medios especializados en Estados Unidos aseguran que para estos olímpicos Dominique revivirá el fenómeno Comaneci.
El dueño del cielo
El saltador con garrocha Serguey Bubka llega a Atlanta decidido a reivindicarse de su fracaso en Barcelona 92. A pesar de su desastrosa actuación en Barcelona 92, Serguey Bunka llega a estos olímpicos como el máximo candidato para imponerse en el salto con garrocha. Para comenzar el récord olímpico que el ucraniano impuso en Seúl 88, cuando saltó 5,90 metros aún sigue vigente. Su récord mundial de 6,15 metros de 1993 también continúa imbatible. Desde los juegos de Barcelona se ha coronado dos veces campeón mundial en campo abierto, una bajo techo y en 1993 se impuso en la serie de Grandes Premios. Como si fuera poco, desde que se convirtió en el primer ser humano que superó la barrera de los seis metros en 1985 hasta hoy, ha logrado igualar esa hazaña en tres oportunidades más, dos de ellas en los últimos dos años. Aunque Bubka tiene tres difíciles contrincantes que también han logrado sobrepasar la barrera de los seis metros -el surafricano Okkert Brits y los rusos Ivor Trantenkov y Rodio Katavli- los expertos dicen que a los 33 años el ucraniano tiene la suficiente experiencia como para asegurar el oro en Atlanta.
Regreso a la gloria
Tres años después del accidente en el que sufrió quemaduras de tercer grado en el 38 por ciento del cuerpo, Ana Fidelia Quirot llega a Atlanta como una de las cartas fijas de Cuba. Ana Fidelia Quirot posee todos los galardones que concede la Federación Internacional de Atletismo -Iaaf-. Lo único que le falta en su expediente deportivo es el oro olímpico. En 1984 y 1988 Cuba no asistió a las olimpíadas, y en Barcelona 92 tuvo que conformarse con el bronce en los 800 metros planos. Por eso, a los 33 años, Atlanta es la última oportunidad que tiene la corredora cubana para cerrar con broche de oro su rica trayectoria. Y todo parece indicar que así será. En agosto del año pasado, durante los mundiales de Gotemburgo, y después de 21 cirugías reconstructivas, Quirot se coronó campeona mundial de los 800 metros, aun en contra de los pronósticos. En esa ocasión impuso la segunda mejor marca de 1995 con 1'56"11, superada tan sólo por quien será su principal rival, la mozambiqueña Maria Mutola. En este año otra de sus contrincantes, la estadounidense Meredith Rainey, es quien tiene el mejor tiempo de 1996 con 1'57"04, tan sólo 34 centésimas más que la mejor marca de Ana Fidelia en la temporada. Teniendo en cuenta su excelente recuperación desde el accidente y su gran experiencia en competencias en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, los conocedores coinciden en afirmar que Quirot es una de las aspirantes con mayores argumentos para el oro en la cita centenaria.
Los invencibles
Liderado por Shaquille O'Neal, el equipo de baloncesto de Estados Unidos no sólo es el candidato indiscutible al oro sino que será una de las atracciones de Atlanta 96. A sus 24 años Shaquille O'Neal será la principal figura del único equipo olímpico sobre el que prácticamente todo el mundo está seguro en que ganará la medalla de oro: el Dream Team III. Aunque este equipo de baloncesto de Estados Unidos está conformado por 12 superestrellas de la NBA -Karl Malone, Hakem Olajuwon y Charles Barkley, entre otros-, sin duda alguna el show se lo robará O'Neal. En este deporte el jugador de los Magic de Orlando está llamado a heredar el trono de Earvin 'Magic' Johnson y Michael Jordan y este año, junto con Scottie Pippen, Shaquille comandará el quinteto que, según los expertos, repetirá la medalla de oro conseguida en Barcelona 92 por el Dream Team I en el que estaba Jordan y Johnson. En 1994 Shaquille integró el Dream Team II que ganó el campeonato mundial de baloncesto celebrado en Canadá y fue elegido como el mejor jugador del evento. Este año O'Neal condujo a su equipo a disputar las finales de la Conferencia Este de la NBA, que perdieron frente a los Houston Rockets. Y aunque los rivales del quinteto estadounidense están conscientes de que tendrán que luchar por la plata y el bronce, sin duda alguna gracias a figuras como Shaquille el baloncesto será uno de los deportes que más público atraerá. Al fin de cuentas, ver reunidos en un solo equipo a los mejores jugadores del planeta es un lujo que se da sólo cada cuatro años.
El manito de acero
Si el mexicano Dionicio Cerón logra superar las difíciles condiciones climáticas de Atlanta podría subir al podio olímpico. Dionicio Cerón es en el atletismo lo que Eric Cantona en el fútbol: un niño terrible. Sin embargo, independientemente de esto, el mexicano está clasificado entre los mejores maratonistas de todo el mundo y es una de las fichas claves de su país para lograr una medalla olímpica. El año pasado consiguió la tercera mejor marca de todo el planeta con 2h 08'30" cuando ganó la exigente maratón de Londres, prueba en la que este año venció por tercera ocasión consecutiva. Cerón llega a Atlanta precedido de una larga carrera de éxitos, pues ha ganado en los últimos dos años las duras maratones de Fukuoka, Japón; Rotherdam, Holanda; Ciudad de México, y en 1995 se llevó la medalla de plata en el mundial de Gotemburgo. Aunque el mejor tiempo de Dionisio -Londres 1995- está bastante lejos del récord mundial de 2h 06'50" del etíope Belayneh Dinsamo, las esperanzas del mexicano se basan en que el mejor registro de quien será su mayor contendor, el portugués Carlos Lopes, es 50 segundos más alto que el de Cerón. Sin embargo el verdadero reto está en resistir los 40 grados de temperatura y la humedad del 55 por ciento de Atlanta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?