Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/11/14 00:00

Tormenta en Buenos Aires: Argentina empata con Brasil

Sin el astro Lionel Messi, Sergio Agüero, Carlos Tevez y Javier Pastore, todos lesionados, la albiceleste apenas mostró buen oficio en la primera mitad.

El resultado del partido fue 1 - 1 Foto: AFP

Y después de la tempestad... otra tormenta en Buenos Aires. Argentina volvió a ceder puntos en el Monumental al empatar 1-1 con Brasil el viernes en el superclásico mundial por la clasificatoria a Rusia 2018, un resultado que deja a la albiceleste con apenas dos unidades en tres fechas e increíblemente penúltima en la tabla.

Sin el astro Lionel Messi, Sergio Agüero, Carlos Tevez y Javier Pastore, todos lesionados, la albiceleste apenas mostró buen oficio en la primera mitad, cuando el 'Fideo' Ángel Di María, vestido con la '10', recurrió al manual del fútbol de potrero para someter a Neymar y compañía.

En los pies del volante del Paris Saint-Germain nació el gol argentino que marcó Ezequiel Lavezzi, cuando se juntó a un toque con Gonzalo Higuaín, y luego el del Nápoles habilitó con un pase preciso al área pequeña para el toquecito del 'Pocho'.

Así se fueron al descanso, con un 1-0 que le devolvía cierta tranquilidad a Gerardo Martino, pero que en el ambiente se veía corto ante un rival que podría despertarse en cualquier momento.

Y eso fue lo que ocurrió. Argentina cedió la pelota muy temprano y Brasil aprovechó semejante regalo con Lucas Lima a los 58, después de recoger una pelota que se estrelló en el horizontal ante una floja respuesta de Sergio Romero a un furioso cabezazo de Douglas Costa.

La albiceleste no encontró reacción y Di María no volvió a ser el de la primera parte. Brasil controló el juego en la mitad, aplicó la pierna fuerte -David Luiz se fue expulsado a dos del final-, y le sacó un punto a su enconado enemigo.

"Había que cambiar la cara de lo hecho ante Ecuador. Nos cansamos de hablarlo con los jugadores y si la respuesta es esta, bienvenido sea", señaló el entrenador argentino Gerardo 'Tata' Martino, además de admitir que "ahora necesitamos ganar en Colombia", su rival del martes en el 'infierno' de Barranquilla y que viene de empatar 1-1 con Chile en Santiago.

Para Brasil el punto ante su archienemigo vale oro, pues llega a cuatro puntos y sale indemne de la "guerra" que vaticinó Dunga, ahora pensando en Perú, su rival del martes en Salvador.

Perú frena el ímpetu guaraní

La tercera fecha se completó con la ajustada victoria de 1-0 de Perú sobre Paraguay, un atractivo duelo en Lima entre entrenadores argentinos que favoreció al combinado del 'Tigre' Ricardo Gareca.

'La Foquita' Jefferson Farfán, a los 20 minutos, capitalizó en gol una buena jugada ofensiva de los incas, que sumaron sus primeros tres puntos en la tabla luego de dos derrotas consecutivas ante Colombia (2-0) y Chile (4-3).

El revés en la capital peruana frenó el ímpetu del aguerrido Paraguay de Ramón Díaz, que busca recuperar la mística guaraní apostando a una renovación generacional.

Pero la albirroja tiene a la vuelta de la esquina la oportunidad de levantarse nuevamente cuando reciba el martes a Bolivia, un rival con el que no debería tener problemas en el Defensores del Chaco.

En tanto, Ecuador está dando un batacazo con sus tres triunfos al hilo y mira de reojo uno de los cuatro boletos directos de la región para Rusia-2018.

Un puntaje ideal en una clasificatoria tan complicada permite soñar a un seleccionado que se dio el lujo de jugar sin sus dos figuras, los Valencia, Enner y Antonio, ambos lesionados.

Chile, el seleccionado sensación en 2015 con la conquista de la primer Copa América en su historia en julio, bajó una velocidad el jueves ante Colombia en el premundial luego de dos triunfos que parecían confirmar a un equipo arrollador.

La Roja que dirige el argentino Jorge Sampaoli tiene un escollo muy complicado el martes ante Uruguay en el Centenario de Montevideo, un choque atravesado por el incidente entre ambos equipos en la Copa América, cuando el defensa Gonzalo Jara introdujo un dedo en el ano del goleador Edinson Cavani.

El delantero del PSG francés volvió a hacer su trabajo: marcó un gol pero a la celeste no le alcanzó para doblegar a la encumbrada Ecuador y perdió su invicto en la altura de Quito (2.800 metros).

Bolivia también aprovechó su hábitat de La Paz para dejar en solitario en el sótano a Venezuela, cada vez más cerca del vinotinto agrio y muy lejos del vodka.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.