Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/2014 12:00:00 AM

El partido más importante en la historia de Colombia

La selección de Pékerman apunta a las semifinales, un paso mayor de lo que se permitía pensar. Brasil, local, nervioso y pentacampeón, el rival.

Fortaleza - Estadio Castelao – 4 de julio – 3:00 p. m.
Brasil Vs. Colombia


En aquellos tiempos en los que la selección nacional no clasificaba al Mundial, esos periodos largos solo olvidados en cuatro de los diecinueve mundiales anteriores, el fútbol colombiano y sus hinchas se dividían entre los que apoyaban a Brasil y los que apoyaban a Argentina. Celebraban unos, o celebraban otros, o quedaban aburridos los dos. Ese era el pasado, ahora celebran todos porque el dilema no existe: Colombia posa sus ojos en sus representantes del presente.

A las 3:00 p. m. de este 4 de julio la selección Colombia, vistiendo de rojo, enfrentará a Brasil en los cuartos de final del mundial en la ciudad de Fortaleza, con la oportunidad de avanzar a semifinales pero tomando los recaudos necesarios que exige enfrentar a una selección local y cinco veces ganadora del torneo. El vencedor del partido, inédito en estas instancias de Copa, se las verá con el sobreviviente de Alemania contra Francia. A ese nivel se compite ahora.

Esta es una emoción que los colombianos deben disfrutar en paz pero intensamente, cada hora y cada memoria de cada jugada y cada gol en repetición. Con un equipo joven -que juega como tal-, con el trabajo serio y sin egos se puede repetir un trayecto mundialista exitoso, pero no hay garantías de que un tiempo mágico como el actual se vuelva a vivir. Carpe Diem, se gane o se pierda, hay todo por agradecer y todo por aplaudir a estos jugadores.

Colombia clasificó al Mundial con méritos y cada paso fue clave. Si Chile ganaba en Barranquilla, en esa dramática penúltima fecha de eliminatorias en Barranquilla, le quitaba a la selección el segundo lugar. Colombia empató ese partido después de estar tres goles abajo y empezó con el pie derecho. Ese lugar pavimentó el grupo y su consolidación. Colombia no se ha detenido hasta el momento.

La amarilla ha sido una ola que se ha alimentado de las gestas de los deportistas colombianos en Londres 2012 y de los triunfos enormes de Quintana y Urán. Todo paso ha ido sumando al volcán deportivo. Desde varias posiciones de poder y decisión debería emanar el ejemplo para los colombianos más jóvenes, pero dada esa imposibilidad, el deporte se ha echado el país al hombro, ha puesto su cuota y le ha sumado más. Los deportistas colombianos han sacado la cara y no han terminado.

En Brasil 2014 la selección elevó la vara bajo la cual se medirá cualquier selección; la que vendrá en cuatro y las que vendrán en ocho y doce años. Esta generación Pékerman elaboró una campaña perfecta, con cuatro triunfos, once goles a favor, dos en contra, con figuras que le han abierto los ojos al planeta como James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado, con líderes como Mario Alberto Yépes que cumplió la meta de los cien partidos de selección -durante un mundial que nadie podía capitanear mejor- y con veteranos que arropan al grupo y son arropados a su vez como Faryd Mondragón. El golero se ganó el honor de escribir su propia página en esta Copa histórica.

Y el baile, ¿cómo no decir que el espíritu de grupo alegre no suma? Ha eliminado el culto personalista, y es otra pieza que desde lo mental y espiritual ha llevado a este equipo a escribir, desde las 3 de la tarde del viernes, una página nunca antes escrita en la historia de nuestro fútbol.

La actualidad

Por funcionamiento colectivo y brillo individual, Colombia ha sido adoptada por el mundo como su caballo negro, el equipo por el cual hinchar. Por historia y títulos, Brasil tiene todas las armas para ganar y avanzar a semifinales. Pero el desgaste mayor viene de parte de los locales, que debieron exigirse al máximo para evitar una descorazonadora derrota contra Chile y han tenido en el camino rivales tan fuertes como Croacia y México.

Emocionalmente el gasto también ha sido grande para la Verde Amarela, muchas lágrimas y mucha presión han hecho mella en el plantel y queda ver cuánta factura les pasa en estas instancias más definitivas. Se cree que para el duelo contra Colombia, Brasil eche mano de Maicon en lugar de Dani Alves, y sume en el medio campo de recuperación un muro con Paulinho, Fernandinho y Ramires. El pentacampeón también toma sus recaudos.

Colombia llega con nada que perder, ya excedió las expectativas y alimenta con moderada confianza en su grupo la ola de buen fútbol y lindos goles que ha animado el torneo. Si toma cuidado de sus puntos débiles atrás, como las espaldas de Armero, Zúñiga y Aguilar, y mantiene a Yépes enfocado en su terruño en el área, podrá controlar los ataque de Neymar y de Oscar, y repeler los cruces aéreos que busquen a Fred con apoyo de Zapata y el delantero que entre, sea Jackson o Bacca. El momento grupal es importante, y la capacidad de romper cercos fuertes como los que estableció Uruguay en octavos, es un síntoma de resolución que da esperanza.

El palmarés

El duelo reúne cinco títulos mundiales: los conseguidos por Brasil en 1958, 1962, 1970, 1994 y 2002.

El ayer

*Las selecciones no se han enfrentado en mundiales de fútbol.

*En el mano a mano histórico, este es el balance: 25 partidos: 15 victorias de Brasil - 2 victorias de Colombia - 8 empates

*La referencia más cercana entre los dos equipos es el partido amistoso que jugaron los equipos en noviembre 14 de 2012. En la ciudad de Nueva York empataron a uno. Colombia pegó primero con gol de Cuadrado a los 44 y Neymar lo empató a los 64.

Los equipos tenían gran parte de su base. Fue un empate, pero este será a otro precio. En esa ocasión Colombia alineó a Ospina, Yépes, Aquivaldo, Armero, Macnelly, Sánchez, Valencia, Cuadrado, Rodríguez, Falcao y Jackson. Desde la banca entraron Aldo y Teo. Brasil por su parte alineó a Diego Alves en el arco, Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Leandro Castan, Ramires, Paulinho, Thiago Neves, Oscar, Kaka y Neymar.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.