Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1998/03/30 00:00

EN LA LUCHA

Después de un mal comienzo de temporada, los Bulls de Chicago demuestran que tienen cómo pelear el título de la NBA.

EN LA LUCHA

Pocas temporadas han comenzado tan mal para los Chicago Bulls como esta. El equipo de Michael Jordan parecía irremisiblemente sepultado en la zona media de la tabla tras haber tenido duros reveses durante los primeros tres meses. Pero hace pocos días los actuales campeones de la NBA demostraron que la magia de sus jugadas no ha desaparecido.Sucedió en el duelo contra los Indiana Pacers, el equipo sensación de la temporada, dirigido por el famoso Larry Bird. Cuando pocos apostaban por los alicaídos Bulls, el equipo de Michael Jordan dio una contundente demostración de poderío al vencer con una abultada diferencia de 15 puntos. Con ese resultado regresó al lugar que le había pertenecido por derecho propio en las últimas temporadas: el primero.
Los Bulls están lejos de su campaña estelar del año pasado, en la que consiguieron una marca récord de 72 victorias contra 10 derrotas. Pero con 40 victorias y las 15 derrotas en lo que va corrido de la actual temporada, los aficionados consideran que el resurgimiento del equipo es un hecho. Ello ha hecho pensar a varios especialistas que a pesar de ser el quinteto de mayor promedio de edad de la liga aún tienen cómo luchar por el título. Esas esperanzas se basan en algunos factores clave: el primero es es la asombrosa regularidad de Jordan, quien a los 36 años sigue teniendo un promedio de 27 puntos por partido. El segundo es el regreso de Scottie Pippen, quien después de recuperarse de una cirugía en una rodilla a finales del año pasado ha retomado su nivel habitual de juego. Y el tercero es el buen resultado que ha dado Tony Kukoc en la repetidas y cada vez más frecuentes ocasiones que ha tenido que reemplazar al indisciplinado Dennis Rodman.
La aureola de invencibilidad parece perdida, al menos por ahora, para los Bulls de Chicago. Sin embargo su asombrosa capacidad de recuperación ha hecho que vuelvan a estar en la pelea por el campeonato. Su historia parece demostrar que también en el baloncesto más sabe el diablo por viejo que por diablo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.