Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/29/1997 12:00:00 AM

EN TABLA

A pesar de la propuesta de un nuevo modelo de campeonato mundial Garry Kasparov continúa negándose a unificar el título frente a Anatoli Karpov.


GARRY Kasparov lo volvió a hacer. Después de que millones de aficionados al ajedrez en el mundo entero guardaron durante años la esperanza de que quien es considerado el mejor jugador de la historia decidiera unificar el título del campeonato mundial, el campeón decidió negarse y continuó con un boicoteo que comenzó hace casi 10 años. La imagen de Kasparov, dueño del título de la Asociación Profesional de Ajedrez _PCA_, sentado frente a su archirrival de otras épocas, Anatoli Karpov, campeón de la Federación Internacional de Ajedrez _Fide_, sigue siendo un sueño que ya lleva muchos años y parece no tener fin.
En 1975 Karpov se adueñó del único título que existía en ese momento, el de la Fide. Durante una década lo defendió exitosamente, hasta cuando cayó derrotado en 1985 por Kasparov. En un acto de rebeldía contra las normas de la Federación el nuevo monarca decidió, junto con el inglés Nigel Short y otros grandes maestros, armar toldo aparte y crear la PCA. A Kasparov le fue retirado el título y se proclamó cam-peón nuevamente a Karpov. Desde ese entonces se ha intentado unificar el campeonato. Sin embargo la oportunidad más clara y reciente para que esto sucediera estaba pactada para el próximo 8 de diciembre durante un nuevo torneo mundial que se desarrollará en Groningen, Países Bajos, y el cual fue creado especialmente para este fin.
El año pasado Kasparov había manifestado en varias oportunidades la posibilidad de enfrentase a Karpov en busca de un único campeón. Basado en esas afirmaciones el presidente de la Fide, Hirsan Ilyuzhinov, quien es también presidente de una república rusa autónoma llamada Kalmykia, decidió tomar cartas en el asunto. En medio de protestas decidió romper una tradición que data del siglo XIX y organizar un nuevo campeonato que se definiría tan sólo en un mes de competencias y no en los largos ciclos que usan la Fide y la PCA, los cuales pueden tomar hasta tres años antes de conocer un campeón.
Aparte de esta variación sustancial en las normas de juego, que buscan hacer llamativo el encuentro para los patrocinadores y el público, el campeonato contaría con la participación de los 100 mejores jugadores del mundo. Con el fin de asegurar la presencia de los dos campeones el presidente Ilyuzhinov no sólo les ofreció una gruesa suma de dinero a Kasparov y Karpov, sino que además les garantizó que su participación en el evento comenzaría desde las semifinales, con lo cual el ganador tan sólo necesitaría dos partidas _semifinal y final_ para llevarse el título.
Durante meses la idea fue cogiendo fuerza y comenzó la organización del nuevo mundial. Sin embargo hace pocas semanas, y después de tener todo coordinado, Ilyuzhinov fue a confirmar la asistencia de los campeones. Karpov dijo que sí, mientras Kasparov decidió no participar. Así las cosas, el boicoteo de Kasparov no sólo continúa sino que deja nuevamente en tablas la unificación del título mientras el nuevo campeonato tendrá que celebrarse sin el rey.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.