Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/03/28 00:00

ENSEÑANZAS DE UNA GIRA

La temporada premundialista le sirvió a la Selección Colombia para ver hasta dónde puede llegar sin algunas de sus figuras.

ENSEÑANZAS DE UNA GIRA

SI LOS COLOMBIANOS ESPERABAN VER en la gira preparatoria al Mundial a una Selección Colombia jugando de la misma forma como en aquel famoso 5 de septiembre de 1993 en el estadio de Núñez, de Buenos Aires, estaban muy equivocados. Las diabluras de Faustino Asprilla y de Adolfo Valencia habían quedado atrás, al igual que las genialidades de Carlos Valderrama y Freddy Rincón y la fortaleza de Iván René Valenciano.
Es lógico. Los 18 jugadores -en los que no estaban Asprilla, Valencia ni Rincón- que se encontraron en Bogotá el 17 de enero de este año, venían de un receso de actividades de más de un mes para entrar en la preparación final con miras al Mundial USA 94. Se sabía de antemano que el equipo de Francisco Maturana y Hernán Darío Gómez no jugaría ni con las mismas ganas, ni con el mismo sacrificio con que jugó las eliminatorias. La tarea sería reforzar los planteamientos tácticos y observar a nuevos jugadores que podrían entrar a la máquina de hacer fútbol que ha preparado Maturana desde la Copa América de 1987.
Por eso este tipo de giras se vuelven por momentos aburridas. En los diferentes partidos que ha jugado la selección en Caracas, Jeddah, Florencia y Miami, se han visto muy pocas jugadas vistosas y muy pocos goles. Salvo las grandes atajadas de Oscar Córdoba y los pases del 'Pibe', antes de su lesión, no se ha observado nada espectacular.
Palabras más, palabras menos, lo que se puede decir es que esta gira ha servido para que Colombia muestre que es uno de los equipos más disciplinados tácticamente y para que los jugadores empiecen a tomar forma. Porque con la ausencia del 'Tino', del 'Tren' y de Rincón, tres piezas claves en la selección, no se le ha podido poner el termómetro ni al mediocampo ni a la delantera.
QUIEN ES QUIEN
Sin embargo, hay varias conclusiones que se pueden sacar de los seis partidos que hasta el cierre de esta edición había jugado el equipo de Maturana y Gómez.
El arquero Oscar Córdoba tiene su puesto asegurado. Pese a sus 23 años ha demostrado ser un portero maduro, cuando no le da por hacer higuitadas. En lo único que debe mejorar es en sus salidas aéreas, sobre todo cuando cree que es capaz de cazar un centro que bordea la línea de las 18 yardas. Un error de este calibre en un torneo tan vertiginoso como el Mundial le podría costar a Colombia su eliminación.
En la línea defensiva no hay grandes problemas. Aunque la zaga central no ha tenido continuidad en la titular- han rotado Luis Carlos Perea, Andrés Escobar y Alexis Mendoza-, ha alcanzado un buen récord: sólo ha recibido dos goles. En cuanto a laterales no hay ningún problema. Tanto Wilson Pérez como 'Chonto' Herrera marcan de cerca a los punteros contrarios y se convierten en un delantero más cuando Colombia lo necesita. En cambio, a Gustavo 'Misil' Restrepo se le vio nervioso y con poca proyección. Su trabajo no convenció. Valdría la pena tener en cuenta a Wilmer Cabrera, un jugador que demostró en las eliminatorias que sabe manejar este puesto. Tal vez el único dolor de cabeza que tienen Maturana y Gómez en esta línea, es definir los titulares en el centro, y no porque haya uno malo, sino porque hay tres buenos, que están en excelentes condiciones.
Si bien en el mediocampo es poco lo que se puede hablar por la ausencia de Rincón, y ahora de Valderrama, quedaron algunas cosas claras. Gabriel Jaime 'Barrabás' Gómez no es el jugador con las cualidades para ser titular en la selección. Aunque hay que aceptar que es un deportista que le da temperamento al equipo y que es importante a la hora de recuperar balones, en el país hay muchos más, como es el caso de Harold Lozano, que tienen estas características y que, además, son claros en el momento de entregar el balón y hasta de atacar. 'Barrabás' hizo más pases equivocados que acertados y eso ya no es perdonable.
También quedó claro que no hay nadie que pueda reemplazar al 'Pibe'. Alex Escobar, a pesar de toda su voluntad y disciplina, no tiene su genialidad y le ha costado bastante trabajo acoplarse al esquema de juego. Ricardo 'Chicho' Serna, por su parte, no posee la creatividad, la fuerza ni el empuje de Rincón, aunque es un jugador importante en la banca por su polifuncionalidad. Por otra parte, Leonel Alvarez demostró que, por más que no se halla en su estado óptimo, es uno de los jugadores más importantes del equipo. Además de su gran cuota de sacrificio en la marca, fue el único que se pudo echar el equipo al hombro cuando el 'Pibe' faltó.
En la línea ofensiva John Jairo Tréllez y Víctor Aristizábal demostraron que no tienen nada que hacer frente al 'Tino' Asprilla, Valenciano y Valencia, e, incluso, frente a Miguel Asprilla. Tréllez y Aristizábal recaen en una maña del viejo fútbol: retroceder cuando deben entrar al área, haciendo esa jugada de más que tanto daña a una delantera. Esto contrasta con la decisión que mostró Miguel Asprilla en el encuentro contra Bolivia, gracias a la cual anotó el primer gol y propició el segundo. En cuanto a Valenciano, quien se destacó en los primeros partidos y bajó su nivel en los últimos, se sabe de antemano que es un delantero que tiene el arco entre ceja y ceja, y que en menos de un minuto puede cambiar radicalmente un compromiso.


QUE QUEDO
Más allá de los resultados individuales, en esta gira se han cumplido los objetivos que se plantearon en un comienzo. En los diferentes estadios en donde jugó, la Selección mantuvo su identidad. Se mostró como un equipo disciplinado tácticamente y fue posible observar las caras nuevas en la selección, aunque es una lástima que Miguel el 'Niche' Guerrero, goleador del rentado nacional el año pasado, no haya tenido una oportunidad.
Por otra parte, el equipo tuvo la oportunidad de enfrentar a una selección europea, como Suecia, que sacó del Mundial a la encopetada Francia, y comprobó que con esta clase de equipos, que son más de choque que de juego abierto, es necesario mantener la calma y la filosofía. La gira fue provechosa en todos los aspectos y como le dijo Carlos el 'Pibe' Valderrama a SEMANA, "lo único que nos faltó fue buena suerte. Terminamos con dos lesionados -el mismo 'Pibe' y Pedro Alvarez- y a los muchachos los robaron en el hotel de Miami".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.