Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/23/2017 9:31:00 AM

"Sigo con la esperanza de regresar a América": Fabián Vargas

El futbolista bogotano (La Equidad) que más títulos profesionales ha levantado en toda la historia, jugó el partido 600 de su carrera, precisamente contra el equipo de sus amores, al que sueña volver, a pesar de sus 36 años.

Bogotá, domingo 19 de febrero de 2017, gramilla del Estadio Nemesio Camacho El Campín. Fabián Vargas hace su acostumbrada rutina antes de cada juego, como siempre, como desde el día de su debut. Esta vez es especial. Se alista para jugar el partido número 600 de su carrera como profesional y tiene sentimientos encontrados: el rival de este juego señalado, que quizás nunca imaginó jugar, es el equipo de sus amores, el América de Cali.

Las graderías del estadio están llenas y teñidas de rojo. Casi 35 mil almas acompañan al equipo de Cali tras cinco años de infierno en la segunda división. Para Vargas es imposible no contagiarse, ser indiferente a la emoción de los americanos, pero no tiene otro camino que desconectar el corazón. Su responsabilidad es liderar a Equidad Seguros a la victoria y siente la presión que conlleva este compromiso teniendo en cuenta que es el capitán y el máximo referente del equipo que oficia como local. En otras palabras, tiene que ser profesional.

Una palabra que a Fabián le ha significado mucho. Por ejemplo un mundial de clubes (2006), dos copas Suramericanas (2004, 2005), cuatro ligas argentinas (2003, 2005, 2006, 2008), tres ligas colombianas (2000,  2001 y 2002), una Merconorte (1999), y levantó la única Copa América que ha conquistado la Selección Colombia. Si alguien sabe de copas en Colombia, ese ha sido Vargas.

Le recomendamos: "Pude haber contratado a Ronaldinho y a Forlán"

América fue el equipo que le enseñó la palabra campeón, tres títulos de liga y la Merconorte. Con Boca Juniors conoció el sabor de las copas internacionales, dos Suramericanas y una Recopa. Y con el Inter de Portoalegre supo lo que está al alcance de muy pocos, ser campeón mundial de clubes. Almería, en España y AEK de Atenas, en Grecia, fueron su vitrina en Europa. Independiente de Avellaneda, Barcelona de Ecuador, Millonarios, y ahora Equidad, han sido camisetas que ha sabido sudar y defender.

Tiene 36 años, y ahora reparte sus horas entre la cancha y el micrófono. Además de ser capitán de Equidad, es comentarista del programa ESPN F.C. Colombia, en el que comparte con dos futbolistas ya retirados Faustino Asprilla y Gerardo Bedoya.

Semana.com: Después de 600 partidos ¿se siguen sintiendo nervios antes de saltar a la cancha?

Fabián Vargas: Yo creo que el día que uno llegue a dejar de sentir esos nervios, esa ansiedad, esas cosquillas en el estómago, es el día del retiro. No solo en el fútbol, en cualquier profesión que genera adrenalina como lo es este deporte. Eso no se debe dejar de sentir nunca pero uno lo aprende a manejar. Confieso que para este partido número 600, enfrentando al América, ha sido uno de los partidos en los que más he sentido esa ansiedad.

Semana.com: ¿Cómo vivió este partido?

F.V.: No fue fácil. Fue uno de los partidos en los que he sentido más presión. Siempre me ha gustado y me acostumbré a jugar en equipos donde la presión era muy alta. Pero este fue un día de sentimientos encontrados, estaba con mucha ilusión de haber llegado a los 600 partidos, que no es algo fácil de la manera como lo he logrado, pero salir a la cancha y ver el estadio todo de rojo fue muy nostálgico, me hizo recordar todos esos momentos que viví con el América y esos triunfos en los que le dimos tantas alegrías a esta hinchada. Pero sonó el pitazo y tuve que aislarme de esa fiesta.

Semana.com: ¿Siguió al América incluso en la  B?

F.V.: Siempre he estado muy pendiente del América. Para nadie es un secreto que soy hincha de ‘La Mechita’ desde que tengo uso de razón. La verdad me dio mucha felicidad pero también sentía un poco de nostalgia pues yo sabía que tenía cómo estar ayudándole al equipo desde adentro de la cancha y no solo mandándole buena energía sino también aportando con mi fútbol para que saliera de esa situación en la que estuvimos durante cinco tristes años. Colombia extrañaba el América y creo que eso está demostrado en las taquillas que ha logrado en lo que lleva en la A.

Puede interesarle: La maldición del Garabato y otras desdichas del América de Cali

Semana.com: ¿Si se dieran las condiciones necesarias le gustaría finalizar su carrera con el América?

F.V.: Siempre ha sido uno de mis sueños. En algún momento el dueño de la institución me dijo que entre sus planes estaba mi regreso y le respondí diciendo que estaba dispuesto para el momento en el que me necesitara. Pero lamentablemente sucedieron cosas que se salieron de las manos y no se pudo dar esta posibilidad. Sigo con la esperanza de regresar a América, pero hoy me debo a Equidad que ha confiado en mi para seguir mi carrera. Me debo a ellos.

Semana.com: Usted es uno de los jugadores más ganadores de la historia del fútbol colombiano, ¿Cómo logró tantos éxitos?

F.V.: Tuve la fortuna de estar en grandes equipos. Tuve la bendición de llegar al América de Cali que es uno de los conjuntos más grandes de Sudamérica. Estuve desde las divisiones inferiores y allá pasa que te acostumbras a jugar con esa presión de ganarlo todo y a mí me encanta eso: salir a la cancha, sentirme ganador, saber que tengo que ganar. Me acostumbré a eso, a ganar. En mi mente el triunfo siempre fue el único resultado que servía

Semana.com: ¿Cómo se siente en la Equidad Seguros, un equipo que no es muy ganador?

F.V.: Hemos tenido un muy buen inicio de torneo, la gente está hablando muy bien de cómo estamos jugando. Este es un equipo que quiere proponer, jugar al fútbol y no busca solo el resultado sino que también le importan mucho las formas y creo que es algo que se ha perdido en muchas partes del mundo y mucha gente se ha vuelto muy resultadista. La Equidad es un equipo que le apunta los resultados pero también el importa cómo se logran. Es una gran institución, un ejemplo para muchos equipos en Colombia a nivel de organización e infraestructura. Estoy muy sorprendido de lo que significa este equipo.

Semana.com. ¿Qué le aconsejaría a Wilmar Barrios y Sebastián Pérez que están pasando una situación parecida a la que usted vivió en Boca?

F.V.: Pelear un puesto en Boca Juniors no es fácil. Yo lo viví cuando era capitán del América de Cali, me fui a Boca y los primeros seis meses me tocó aguantar. Les digo que hay que tener mucha paciencia, no es fácil llegar a un fútbol tan distinto como el argentino y un país donde la cultura es tan distinta. Hay muchos cambios pero hay que adaptarse para triunfar.

Semana.com. ¿Cómo fue su experiencia en Boca Juniors?

F.V.: Yo tuve la fortuna de tener una persona como Carlos Bianchi, que ya había trabajado con colombianos y sabía que nosotros necesitábamos de ese proceso de adaptación. Él fue muy claro conmigo y con Amaranto Perea, que veníamos de ser figuras y capitanes de nuestros equipos. Nos dijo que teníamos que  esperar el momento y que lo que debíamos hacer era esperar a que nos tomará bien preparados y ese es el consejo que le quiero dar a Sebastián y a Wilmar, que tengan esa tranquilidad y la capacidad de aguante porque sé que no es fácil estar en el banco, uno como jugador quiere estar como protagonista y esto cuesta. Pero creo que son dos excelentes jugadores que tienen la capacidad de triunfar en un equipo como Boca. Y esperemos que en estos meses con Guillermo (Barros Schelotto) tengan muchas más oportunidades. Eso sí deberán trabajar durísimo para poderse consolidar y triunfar en Boca.

Semana.com: ¿Cómo se siente en el rol de comentarista?

F.V.: La verdad es una faceta que me ha gustado muchísimo. Es la posibilidad que tengo de hablar de fútbol. El formato nuestro ha gustado mucho porque le estamos mostrando al espectador puntos de vista diferentes a los que están acostumbrados, que es el punto de vista crítico de la persona que ha estudiado el fútbol pero que nunca lo ha jugado, que nunca lo ha vivido, que nunca lo ha sentido. Estoy contento de poder mostrarle a la gente que hay otra manera de ver el fútbol, de explicarlo, de vivirlo y hacerlo de forma constructiva. Este es un espacio en el que no queremos destruir nada y somos conscientes que estamos hablando de personas que sienten, que tiene familias y respetamos al ser humano por encima de todo. Estoy aprendiendo mucho, es una posibilidad que me gusta proyectándolo a futuro en el momento de mi retiro, que aún no lo he pensado, pero a un futuro me gustaría seguir por este camino.

Puede leer: América vuelve al Campín, como equipo de la A

Semana.com: Usted es el único que está activo de los futbolistas que lo acompañan, ¿su rol es distinto al de ellos?

F.V.:Mucha gente ha criticado que yo siendo activo esté hablando en medios pero estoy muy tranquilo porque estoy hablando de fútbol y es un programa donde está el espacio para que hablen personas que han vivido el fútbol y que ha tenido muy buena respuesta del público que es algo que me alegra mucho.

Semana.com: ¿Qué le diría a Fabián que debutó 18 años atrás?

F.V.: Que siga respetando su profesión como en el primer día. Eso es lo que lo ha llevado a conseguir todo lo que tiene hasta ahora. Esas ganas de disfrutar de esa bendición y ese don que le dio Dios y que no lo pierda nunca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.