Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2015 10:30:00 AM

Juan Guillermo Cuadrado es jugador del Chelsea

El volante colombiano será dirigido por José Mourinho. El equipo inglés pagará 23 millones de euros por la transferencia.

La novela se cerró en las últimas horas del mercado de pases del fútbol europeo. La transferencia de Juan Guillermo Cuadrado al Chelsea de Londres se concretó en horas de la noche de este viernes cuando el equipo de Roman Abramovich llegó a un acuerdo con la Fiorentina.

Cuadrado, de 26 años, llega al líder de la "Premier League" por una cifra cercana a los 23 millones de euros, en una operación en la que el centrocampista egipcio Mohamed Salah recalaría en calidad de cedido en el conjunto italiano hasta junio de 2016.

El entrenador del conjunto del suroeste de Londres, José Mourinho, querría disponer de Cuadrado para el partido de este fin de semana frente al Manchester City, segundo clasificado de la liga inglesa, y para el que no estará el atacante Diego Costa, sancionado por tres partidos por la Federación inglesa (FA).

Cuadrado llegaría al Chelsea como sustituto del alemán André Schürrle, quien abandonará próximamente el equipo londinense para regresar a la "Bundesliga", de mano del Wolfsburgo.

El conjunto "blue" recibirá alrededor de 20 millones de libras (26,5 millones de euros) por el internacional alemán, cifra que cubrirá gran parte del desembolso por Cuadrado, quien ha disputado 22 encuentros esta temporada con la Fiorentina, entre Serie A, Copa de Italia y Liga Europa, en los que ha anotado seis goles.

De Necoclí a Londrés


La historia de Juan Guillermo ha sido marcada por la superación de obstáculos. La vida de Cuadrado estuvo marcada por la tragedia. Cuando tenía 4 años perdió a su padre, Guillermo, por la violencia que reinaba en Necoclí (Antioquía) donde nació y pasó los primeros años de vida.

Como tantos otros deportistas destacados de nuestro país tuvo que convivir con la desgracia en sus primeros años de su carrera. Fue doña Marcela Bello quien no se amilanó ante la situación y sacó adelante a sus hijos, a fuerza de lucha, sacrificio y esfuerzo. Desde siempre, reconoció que Juan Guillermo era un superdotado con el balón, así que lo apoyó en su sueño de ser profesional.

Debido a la violencia, la familia Cuadrado pasó por Necoclí, Urabá y Aparadó. En este último municipio, el joven Cuadrado comenzó su carrera deportiva en una pequeña escuela de fútbol. Mientras trabajaba en las bananeras de la región, por las tardes jugaba en la pequeña cancha del corregimiento. Su talento deslumbró a todos. Compañeros, entrenadores y hasta rivales se sorprendían (aún lo hacen) con lo que era capaz de hacer Cuadrado con el balón. Talento que le permitió salir de Apartadó y para participar en torneos infantiles.

Cuadrado fue la atracción de muchos torneos de divisiones inferiores. Sus gambetas, su capacidad técnica y la forma como encaraba y pasaba a sus rivales deslumbró a un viejo conocido del fútbol colombiano: Hugo Gallego. Fue el entrenador paisa quien lo llevó a ser profesional en el Independiente Medellín.

Tan sólo jugó 30 partidos con el Poderoso, por esas cosas de este fútbol vertiginoso y cruel. Con tan sólo 19 años llegó a Italia a jugar con el Udinese, pero no tuvo lugar y pasó al Lecce. En un partido ante el Cesena marcó 4 goles, lo que lo puso al frente de todos los reflectores. Nunca le pesó la responsabilidad, nunca dejó de gambetear como lo hacía en la polvorosa cancha de Apartadó.

Esa picardía lo llevó a ser uno de los jugadores más solicitados del mercado de pases actual. Triunfó con la Selección en el Mundial de Brasil, logró consolidarse en la Fiorentina al punto de ser elegido en el once ideal de la temporada anterior en Italia. Ahora, en Chelsea estará en una equipo top, líder que aspira a ganar una Champions League.

Llegó al pináculo de su carrera con esfuerzo y con la misma desfachatez con la que pisaba el balón en Antioquia. Hoy, Juan Guillermo Cuadrado es un ejemplo. Es una de esas historias que vale la pena contar tantas veces como sea posible.  

Siga este enlace para ver el trabajo que realiza Juan Guillermo Cuadrado con su fundación social.


*Con información de EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.