Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/11/03 00:00

España podría subir los impuestos a los futbolistas extranjeros

El parlamento español debate una ley que implicaría un fuerte aumento de impuestos para los futbolistas extranjeros mejor pagados de la liga española, que no descartó el martes parar la competición si la iniciativa sale adelante.

España podría subir los impuestos a los futbolistas extranjeros

El gobernante Partido Socialista anunció un principio de acuerdo con dos partidos de izquierda para reformar a la llamada "Ley Beckham", un texto aprobado en 2004 para promover la entrada a España de profesionales de elite, talentos científicos, empresas y deportistas extranjeros mediante importantes reducciones de impuestos.

La ley, que no estaba pensada únicamente para futbolistas, incluyó un régimen especial de tributación con beneficios fiscales y fue bautizada con ese nombre al coincidir su entrada en vigor con la llegada al Real Madrid de la estrella inglesa David Beckham.

La modificación que estudia el parlamento, y que todavía debe ser ratificada por el pleno de la cámara, prevé elevar del 24% al 43% la tributación que pagan los deportistas extranjeros afincados en España con rentas superiores a los 600.000 euros anuales (882.313 dólares). La enmienda equipararía la tributación de los futbolistas con la que pagan el resto de los españoles.

La iniciativa no tendría carácter retroactivo y, por lo tanto, no afectaría a los suculentos contratos firmados esta temporada por jugadores como Cristiano Ronaldo en el Real Madrid o Zlatan Ibrahimovic en el Barcelona.

"Es simplemente razonable", dijo el portavoz de Iniciativa Per Catalunya-Izquierda Unida, Joan Herrera, uno de los grupos que ha impulsado la reforma. "Un marco que se estableció para captar a científicos, sirvió para que la elite del fútbol mundial, los jugadores mejor pagados, tributase el 24%".

Sin embargo, la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que organiza la primera y la segunda división y en la que están integrados los clubes que participan en dichas competiciones, se mostró muy preocupada por la nueva ley y aseguró que, como última medida de presión, podrían plantearse parar el torneo.

"La situación es verdaderamente difícil", dijo José Luis Astiazarán, presidente de la LFP, en una entrevista telefónica con la AP. "Muchos grandes jugadores podrían elegir otros países".

Astiazarán dijo que, a día de hoy, la reforma de la "Ley Beckham" implicaría un sobrecoste para los equipos de 100 millones de euros (147 millones de dólares) y supondría una sentencia de muerte para la liga española, una de las más importantes de Europa en la actualidad.

"La actual ley hace más atractiva a España para los futbolistas", explicó. "La Liga es mejor, el valor televisivo sube, los aficionados van a los estadios y es una dinámica que genera riqueza".

Astiazarán se quejó de que los grupos políticos no negociasen con el sector del fútbol y reiteró que la "Ley Beckham" ha cumplido con creces su cometido de atraer talento a España, y no sólo en lo relativo al mundo del deporte.

Por JORGE SAINZ (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.