Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/05/27 21:15

Chaves y Nibali: la batalla final por el Giro de Italia

El joven pedalista colombiano sueña con el Giro, pero tendrá que luchar hasta el último kilómetro contra el italiano por la ‘Maglia Rosa’. El recorrido de la etapa 20 es muy exigente.

Chaves se apoderó del liderato de la competencia en la etapa 19. Foto: EFE

Si la del viernes fue una batalla épica, la que se vivirá este sábado en el Giro de Italia será un auténtico duelo de titanes. Esteban Chaves, el colombiano de la amplia sonrisa, llega como el líder de una competencia que ha tenido emociones de principio a fin, pero el italiano Vicenzo Nibali acecha como el ‘Tiburón’ que es. El ‘escualo’, como es conocido, estará al acecho y está obligado a atacar a Chaves, para hacer respetar su condición de local, y que el título se quede en casa. 

La penúltima etapa será la más exigente del recorrido. No solo tanto por la duración o las rampas, y los tres premios de montaña que antecederán a la meta del tramo, sino que tras tres semanas, el cansancio que acumulan las piernas y los músculos de los pedalistas es evidente, o sino que lo diga el holandés Steven Kruijswijk, quien hasta el viernes lucía la maglia rosa, pero sucumbió ante la dureza de la etapa. El Giro se define, como se esperaba, en los Alpes.

Tras el vuelco de este viernes del Giro en la primera etapa de los Alpes, llega el último y definitivo asalto antes de la fiesta de Turín con el colombiano Esteban Chaves de líder, y la general comprimida con los tres primeros en un minuto. 

El recorrido de este sábado promete emociones. Arrancará Guillestre y llegará Sant‘Anna di Vinadio. Son 134 kilómetros, pero hay que salvar 4.100 metros de desnivel acumulado. Quien quiera llegar a Turín el domingo con la ‘Maglia Rosa’ tendrá que afrontar casi cuatro kilómetros subiendo literalmente paredes.

Para comenzar el Col de Vars (19 km. y algunos tramos con pendientes del 13 %). Después la etapa enlaza con el Col de la Bonette, otros 22 km. al 7 de media y 10 de máxima. Enseguida llega el Col de la Lombarde (20 kilometros), con un inicio explosivo al 13 %.

Los últimos kilómetros de ascenso llevarán al pelotón a la cima de Sant‘Anna di Vinadio. Ante la decisiva etapa de este sábado, Nibali se mostró prudente. "Quiero mantener los pies en el suelo. Hay otra etapa dura para disputar", concluyó.

Por su parte, el holandés Steven Kruisjwijk sufrió una pequeña fractura en una costilla tras su caída de este viernes en la etapa 19, con llegada en Risoul, según informó su equipo. La decisión sobre su participación en las dos últimas jornadas del Giro será tomada el sábado por la mañana, antes de la salida de la muy difícil vigésima etapa.

En la batalla entre Chaves y Nibali mucho tendrá que ver la conformación de sus equipos. Como nunca antes, el ‘Chavito’ necesitará el apoyo de sus gregarios del Orica Green Edge para soportar los tres puertos de montaña y los ataques del italiano. Del otro lado, Nibali ha guardado un as bajo la manga para la función especial del sábado. 

Junto con el poderoso equipo Astana al menos dos gregarios se han reservado para la jornada definitiva. Nibali, un fuerte competidor, tendrá que vencer el corazón de un Chaves que no se amilanó en los momentos importantes.

Será, entonces, una contienda medida, de ajedrez. Cada movimiento será controlado y cada detalle contará en la meta. La batalla final para que Esteban Chaves gane su primer Giro de Italia promete épica y muchas emociones.

Con información de EFE.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.