Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/2012 12:00:00 AM

“Estoy hasta la polla del Barca y del Madrid”: Hinchas del Sevilla

Biris Norte, el grupo ultra del Sevilla F.C. protestó de una forma muy particular contra el poder mediático de los dos equipos hegemónicos del fútbol español: lanzando cientos de pelotas de tenis al campo.

El sábado pasado, mientras el planeta fútbol ponía su atención absoluta sobre el clásico entre el Barcelona y el Real Madrid, en el Ramón Sánchez Pizjuán la hinchada del Sevilla F.C. sentó un auténtico acto de protesta.

Las autoridades del fútbol español decidieron retrasar el partido entre el equipo de la capital andaluza y el Levante para darle espacio televisivo a la rueda de prensa del ‘superclásico’. El encuentro que fue transmitido por La Sexta TV, tuvo que ser corrido en beneficio de las conclusiones del partido que se jugaba en Barcelona.

Ante esto, los Biris Norte, el grupo ultra del Sevilla protestó lanzando cientos de pelotas de tenis a la cancha mientras se jugaba el partido, lo que obligó a detener el encuentro por varios minutos.

Mientras tanto, la hinchada del ‘fondo norte’ coreaba cantos en contra de ambos clubes, que identifican como el símbolo de “la liga más desigual del mundo” y de la inequidad de la economía en el fútbol.

Con la consigna “estoy hasta la polla del Barça y del Madrid”, y con un frente de tribuna que anunciaba “paren el partido, Mou sigue hablando”, los Biris Norte se llevaron los aplausos de las redes sociales y del otro planeta fútbol, el que se queda por fuera de los grandes medios.
 
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.