Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/10/2010 12:00:00 AM

Ferrer: "Es la pista más rápida en la que he jugado"

El español David Ferrer afirmó hoy a Efe que la pista en la que se está jugando el Masters 1000 de París-Bercy es la más rápida en la que ha jugado nunca, después de remontar de forma agónica su partido ante el italiano Fabio Fognini por 3-6, 6-4 y 7-6(4).

"Me ha costa adaptarme, sobre todo al principio. La pista es realmente rápida, la más rápida que he jugado en mi carrera tenística, y no era fácil. Fabio (Fognini) ha hecho un gran partido y he tenido poco tiempo de adaptación", declaró Ferrer sobre el partido, al que llegó después de conquistar el torneo de Valencia el pasado domingo.

El alicantino reconoció que el partido pudo "caer de cualquier lado", y recordó que con 4-4 en el tercer y definitivo set el italiano estuvo cerca de romperle el servicio.

Sobre su más que posible presencia en las Finales ATP de Londres, Ferrer señaló que está "contento" por tener la posibilidad de volver a estar entre los ocho mejores del año, tras alcanzarlas en 2007, cuando llegó a la final de la Copa de Maestros.

"Verdasco tiene que hacer final si pierdo mañana, y Roddick semifinales", relató sobre sus posibilidades.

Sobre el partido de mañana, en octavos de final ante Jurgen Melzer, Ferrer dijo que el austríaco está haciendo "una temporada excelente" y que será "muy difícil" batirle.

"La pista tan rápida le favorece mucho a él, pero intentaré estar muy concentrado, restar bien y aprovechar al máximo mis opciones", comentó. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.