Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/2015 10:00:00 PM

Los candidatos que osan desafiar al todopoderoso Blatter

El exjugador Luis Figo y el príncipe jordano Alí bin Al Hussein quieren destronar al vigente presidente de la FIFA, que busca su sexta reelección.

Hoy en día el fútbol no sólo mueve pasiones, sino también miles de millones de dólares. Por esto, la elección del presidente de la FIFA puede marcar el rumbo de una entidad que ha estado signada por el desborde y los casos de corrupción.

Desde 1998 el poder de la FIFA ha estado en manos del suizo Joseph Blatter, quien convirtió al máximo ente del fútbol en una máquina de producir dinero, una multinacional que para muchos tiene más poder e influencia en el mundo que la propia ONU. Por supuesto, la gestión de Blatter no ha estado exenta de los escándalos.

Precisamente estos ‘pecados’ cometidos por la actual administración son la punta de lanza de los tres candidatos que buscan destronar al todopoderoso Blatter. El príncipe jordano Ali bin Al Hussein, el exfutbolista portugués Luís Figo y el holandés Michael van Praag son quienes luchan el puesto. Cada uno, con sus matices, busca darle un vuelco a la máxima autoridad del fútbol.

Sin duda el más contestarío resultó ser el príncipe Ali bin Al Hussein. Mediante sus cuentas en redes sociales logró alborotar el avispero frente a temas que parecen vedados al interior de la Fifa. Según un recuento que hace el portal deportivo Canchallena.com, el pasado 3 de febrero denunció la "cultura de la intimidación" en el seno de la institución y exigió un "debate público".

En su cuenta Twitter (@AliForFifa), puso el dedo en la llaga sobre la publicación del famoso informe García, un documento que recoge todos los detalles de la elección de sedes para organizar los mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Qatar, respectivamente. "Si este informe no se publica al completo, la FIFA seguirá suscitando sospechas", tuiteó el jordano.

Aunque suene paradójico, la postulación del príncipe no logró consenso en la propia federación. A pesar de que muchos países árabes financian de una forma u otra la fría industria del fútbol, encuentran en Blatter una figura que les abrió la puerta de la organización y les ha concedido tanto como han solicitado, por lo que resulta casi imposible que no apoyen la candidatura del actual mandatario.

Por su parte, Luis Figo inició una candidatura menos altisonante y más pragmática. Aprovechó su reconocimiento mundial como exjugador y superestrella para conseguir los avales necesarios para ponerse en carrera. Bajo un discurso de “cambio necesario” ha recogido las inconformidades de varias asociaciones en Europa y muchos jugadores reconocidos.

Figo no desaprovecha ninguna oportunidad para fotografiarse con las estrellas del firmamento del fútbol. Intenta convertirse en una figura conciliadora entre los jugadores y la industria, pero en diferentes entornos le recuerdan que no tiene la suficiente experiencia gerencial para manejar un monstruo de tantas cabezas como la FIFA.

El portugués podría recoger la inconformidad cada vez más grande que existe entre las asociaciones europeas, que se muestran día a día más escépticas frente al poder centralizado de Blatter. Aún así, no es claro el número de votos que le entregarían a alguien relativamente ignoto como Figo.

El tercer candidato es el holandés Michael van Praag, un desconocido para la masa futbolera, pero un reconocido dirigente deportivo en su país. Durante más de una década fue presidente del Ajax de Amsterdam y logró conformar uno de los equipos más recordados de ese país, liderado por Kanu y Édgar Davids.

Muchos analistas coinciden en que la candidatura de van Praag le conviene en gran medida a Blatter. Con más de tres candidatos, posiblemente la votación se atomizaría y terminará beneficiando al suizo, que cuenta con el apoyo irrestricto de asociaciones pequeñas a las que ha llenado de dádivas en los últimos años.

¿Imposible de destronar?

La elección del nuevo presidente de la FIFA se realizará el próximo 29 de mayo. La entidad tiene 209 afiliados actualmente, cada voto cuenta y el ganador se elige por mayoría simple. Es bien sabido que Blater tiene amarrada una cantidad importante de votos, gracias a los acuerdos y favores realizados en los últimos años.

Asociaciones como la africana y centroamericana votarán en bloque por el suizo, lo que de por sí avizora una tranquila victoria. De igual manera, la Confederación Sudamericana le debe varios favores al mandamás actual, que le entregó un Mundial a este hemisferio y abogó para que el negocio creciera en estos países.

Sólo una catástrofe le quitaría la reelección a Joseph Blatter. La industria del fútbol siempre ha sido reticente a los cambios, mucho más si se tiene en cuenta que cada día que pasa los dirigentes logran más y mejores negocios bajo la protección su zar. Bien dicen que la Iglesia católica cambia más de jerarca que la FIFA.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.