Lunes, 16 de enero de 2017

| 2016/07/26 23:10

El día de la definición para Atlético Nacional

Este miércoles se juega la final de la Copa Libertadores, el torneo futbolístico más importante del continente. El cuadro paisa se enfrenta a Independiente del Valle, de Ecuador. Estos son los pormenores del partido.

Atlético Nacional se enfrenta a Independiente del Valle después de empatar en el partido de ida. Foto: EFE

Veintiún años después los hinchas de Atlético Nacional recuerdan lo que se siente estar a punto de jugar una final de la Copa Libertadores. Y, en los últimos días, los vendedores de camisetas, ponchos, gorros, trompetas y bisutería para el carro o la moto, han hecho un festín. Todos los souvenires piratas se consiguen desde 1.000 hasta 70.000 pesos y se negocia las camisetas réplicas “más originales que la original”.

Y ni qué decir de la boletería, pues aunque el Estadio tiene capacidad para 45.000 personas, 30.000 de ellas están abonadas, por lo que quedaron 15.000 boletas en venta y todas se fueron rápido, muchas cayendo en manos de revendedores.

En un “mensaje” que un revendedor envió por Whatsapp a varios hinchas, se reportaba que las boletas estaban entre 700.000 y 1,4 millones de pesos, aumentos de hasta el 500 % si se tiene en cuenta que en las taquillas la boleta más barata era de 80.000 pesos y la más cara de 300.000.

Pero la oferta cada vez es más pequeña y hay quienes pagan mucho más para poder ver la final de la Libertadores, que por Colombia no pasa muy seguido.

Le recomendamos: Nacional, un rey en busca de su corona número 25

El entusiasmo es tal que hasta una propuesta de día cívico le llegó al alcalde Federico Gutiérrez, quien no desechó de tajo la idea y propuso que los servidores públicos pueden trabajar este miércoles en jornada continua de siete a tres de la tarde y el jueves entrar un poco más tarde pero compensando los horarios.

La Alcaldía también se ha sumado a la fiesta con cuatro pantallas gigantes para los hinchas que no lograron conseguir la boleta. Esas pantallas estarán en la vereda La Palma, corregimiento de Altavista; Carabobo Norte, el Parque Juanes de la Paz y en el Parque de El Poblado. Así mismo, el metro funcionará en horario extendido hasta la medianoche.

Para evitar problemas de seguridad alrededor del Estadio, desde las 6:00 a. m. y hasta que termine el partido, está prohibida la venta y el consumo de licor entre las carreras 70 y 76 con la calle Pichincha y Colombia, todo el perímetro de la Unidad Deportiva.

Se dispondrán cuatro anillos de seguridad y las puertas del Atanasio Girardot estarán abiertas desde las 2:45 p. m. Estará prohibido el ingreso de personas en estado de alicoramiento. Tampoco se podrán entrar alimentos, sustancias alucinógenas, pólvora o elementos explosivos, pilas adicionales a las del radio, correas con hebillas removibles, señaladores láser, bolsos grandes ni paraguas con punta.

El partido más esperado

A lo largo del campeonato Nacional mostró carácter y jerarquía. Con su juego puso en la cancha las virtudes que lo han hecho el equipo de las mejores cifras en Colombia, el más campeón de los últimos años, el más campeón de la historia, el más querido por muchos, el más odiado por otros.

Esta noche de martes la pólvora suena en la capital paisa, como si celebraran no una victoria anticipada, sino el esfuerzo de los ‘verdolagas’ que repiten historia en un encuentro definitivo. Una final sin equipos brasileros, argentinos o uruguayos.

Consulte: La fórmula del éxito de Nacional para soñar con la Libertadores

Ahí están los jugadores concentrados, con la baja de Sebastián Pérez por acumulación amarilla. En el arco: Franco Armani, Luis Enrique Martínez y Cristian Bonilla. Defensas: Daniel Bocanegra, Felipe Aguilar, Francisco Nájera, Edwin Velasco, Alexis Henríquez, Farid Díaz, Gilberto García y Dávinson Sánchez. Volantes: Diego Arias, Macnelly Torres, Alexander Mejía, Elkin Blanco y Alejandro Guerra -el primer venezolano que jugaría la final de una Copa Libertadores-. Delanteros: Ezequiel Rescaldani, Arley Rodríguez, Andrés Ibargüen, Miguel Ángel Borja, Orlando Berrío y Marlos Moreno.

Juan Carlos de la Cuesta, presidente de Nacional, en diálogo con Semana.com resaltó la importancia de todos los jugadores: “Ellos están aquí porque se adaptan al sueño de equipo que el cuerpo técnico tenía. Aquí nadie está por azar, se estudian todos los perfiles y se escogen los que mejor van con nuestro ADN”.

Por ahora sólo queda ganar la Copa, un paso difícil frente a un Independiente del Valle que sabe jugar con altura, que tiene paciencia y ha sacado a equipos poderosos en este torneo. Pero Nacional llega con el mejor promedio, con historia y con jerarquía.

Podría leer: De Ecuador, Nacional se trajo un empate agridulce

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.