Martes, 17 de enero de 2017

| 1995/07/03 00:00

FUERA DE SERIE

Juan PabLo Montoya no solo es el piloto más importante de Colombia, sino que según los expertos, en poco tiempo puede llegar a la Fórmula 1.

FUERA DE SERIE

EL PASADO LUNES 29 de mayo, mientras muchos colombianos corrían como locos en sus automóviles para poder regresar a sus hogares después del puente festivo, un joven bogotano de 19 años representaba al país en una de la categorías más importantes del automovilismo británico. Ese día Juan Pablo Montoya además de quedar segundo en la quinta válida de la Vauxhall Lotus, vio cómo su ilusión más grande -la de llegar a ser piloto de Fórmula 1- se acercaba. Pero también fue testigo de cómo en Colombia, al parecer, a muy pocos les importó su hazaña.
Tan sólo unas cuantas líneas en las páginas interiores de algunos periódicos reseñaron escuetamente cómo Montoya terminó segundo el circuito de Oulton Park, a escasos dos segundos del ganador de la prueba, el británico Martin O'Conell. Después de haber partido en la cuarta posición, y haciendo la que fue calificada por varios expertos como una brillante carrera, el colombiano no sólo se ubicó quinto en la tabla general de la categoría, sino que puso a hablar a los ingleses de su talento.
Lo triste de esto es que en Colombia, donde no es extraño inflar un triunfo internacional, no hayan hablado de la trascendencia que tiene hacer lo que está realizando actualmente Montoya en Inglaterra. Pero aún más triste es que en el exterior los logros de Montoya no pasan inadvertidos. Desde que el joven piloto inició su carrera profesional muchas autoridades de este deporte lo han elogiado. El primero en hacerlo fue el famoso piloto Vic Elford, ganador en varias ocasiones de carreras como Le Mans y Daytona, quien en 1991 comparó las cualidades automovilísticas de Juan Pablo con las de Alain Prost y Ayrton Senna, y llegó a decir inclusive que "Montoya será el campeón mundial de Formula 1 más joven de la historia, pasando por encima de Emerson Fittipaldi ". En ese momento algunos calificaron esa afirmación como optimista, pero hoy cuatro años después, el mismo Elford no sólo se ratificó sino que ha llegado a decir que el piloto colombiano es "otra versión de la historia del automovilismo, alguien que hace cosas diferentes, porque tiene unas caracteristicas especiales". Pero él no es el único que está completamente seguro de que Juan Pablo tiene el traje de campeón de la F-1 puesto.
Jackie Stewart, tricampeón mundial de Fórmula 1 y director del equipo de Montoya, dijo al terminar la prueba del pasado lunes que "de todo el equipo, es el piloto con mayor proyección y con mayores posibilidades de llegar lejos". Y es que quienes lo han visto correr saben que Juan Pablo es un piloto fuera de serie. "Es capaz de asumir la mayor cantidad de riesgo en la forma más controlada, y eso no es fácil -dice Germán Mejía, director del programa radial Carburando de Caracol-. Quienes lo han intentado, terminan siempre contra el muro de contención".
Los mismos rivales de Montoya reconocen que pocos pilotos en el mundo son capaces de acomodarse tan pronto a los trazados, porque mientras a ellos les toma 15 ó 20 vueltas hacer el tiempo de la pista, él lo hace en cinco o seis.
Como Juan Pablo no ha ganado aún y quizás nunca ganará la Fórmula Vauxhall Lotus, antesala obligada para llegar a la Fórmula 1, en Colombia no muchos comprenden lo lejos que ha llegado. Pero en automovilismo no siempre el mejor es el que cruza la meta primero. Los cazatalentos se fijan más en cómo cada piloto realiza una carrera que en la posición final que logren. Y en esto Montoya siempre ha sido un fuera de serie.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.