Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/5/2012 12:00:00 AM

Giants vencen 21-17 a Patriots y ganan el Súper Bowl

Fue una reedición del partido por el campeonato de 2008, cuando Manning condujo a Nueva York a un triunfo sobre Nueva Inglaterra para arruinar la temporada perfecta de los Patriots. Madona, la reina del espectáculo en el medio tiempo.

Eli Manning y los Giants volvieron a superar a Tom Brady y los Patriots, al anotar un touchdown en el último minuto para derrotar el domingo 21-17 a Nueva Inglaterra y conquistar el cuarto Súper Bowl de Nueva York. 

Ambos quarterbacks alternaron momentos de genialidad. Manning fue el primer quarterback que comienza el Súper Bowl con nueve pases completos consecutivos, y luego Brady completó 16 pases en fila para quebrar otra marca del Súper Bowl.

Pero al final fue Manning, elegido jugador más valioso del partido, quien encabezó una serie ofensiva de nueve jugadas y 88 yardas que le dio la ventaja definitiva a Nueva York.

Ahmad Bradshaw coronó la serie decisiva con un touchdown de seis yardas por tierra. El running back quería detenerse en la yarda uno, pero cayó en la zona de anotación.

Menos de un minuto después, Brady lanzó un pase desesperado a la zona de anotación que nadie pudo atrapar.
 
Giants, nueva dinastía
 
Los Giants volvieron a romper de nuevo todos los pronósticos de las apuestas que desde el principio dieron como favoritos a los Patriots, como sucedió en el XLII Super Bowl, que se disputó en el  2008 en Glendale (Arizona) y que también vencieron en los últimos segundos al equipo de Nueva Inglaterra por 17-14.
 
La historia se repitió, los Patriots tuvieron todas las oportunidades de conseguir el triunfo, pero fallaron en las jugadas decisivas y los Giants acertaron en las claves.
 
La gran figura del partido fue el mariscal de campo de los Giants Eli Manning, que como sucedió en el 2008 dio los pases decisivos en los minutos finales para conseguir el segundo título de Super Bowl, que lo colocan entre los mejores mariscales en la historia de la
NFL.
 
Los Giants (9-3), que llegaron a la fase final después de disputar todos los partidos fuera de su campo, lograron el triunfo gracias a su buena defensa y el acierto de Manning en los pases que hizo en el último avance del partido que el corredor Ahmad Bradshaw convirtió en anotación con avance de seis yardas.
 
De nuevo, los Giants hicieron historia y entraron a formar parte de las dinastías de la NFL a costa de los Patriots, que no pudieron con la magia final de un mariscal de campo que aparte de su clase se siente tocado con la fortuna de que las jugadas decisivas caigan de
su lado.
 
Madonna, la reina del espectáculo

Madonna fue la reina del espectáculo de medio tiempo del Super Bowl -con todo y trono-pero no tuvo el control total del show del domingo por la noche.

La cantante invitada M.I.A. hizo el gesto del dedo medio a la audiencia después de pronunciar una mala palabra apenas disimulada durante una actuación del nuevo sencillo de Madonna.

M.I.A. fue una de las dos invitadas que contribuyó con su voz a la canción pop "Give Me All Your Luvin''', junto con Nicki Minaj. El dúo de dance rock LMFAO y el cantautor y rapero Cee-Lo también se unió al espectáculo de medio tiempo.

Madonna parecía una integrante de la realeza romana cuando varios hombres musculosos la cargaron en un trono extravagante por todo el campo de fútbol hasta el escenario para que interpretara la canción de apertura 'Vogue'.

El canto y baile de esa canción fue coreografiada elegantemente e incluso Madonna se movió con destreza si se tiene en cuenta que tiene más de 50 años. Pareció que tropezó brevemente en cierto punto al tratar de dar un paso, pero se recuperó a tiempo.

Un equilibrista hizo movimientos más acrobáticos durante la interpretación de su sencillo 'Music'.

Esa canción fue apoyada por el dueto LMFAO, que interpretó un fragmento de 'Party Rock' mientras Madonna se les unió en una rutina breve.

Madonna usó pompones dorados para una presentación de su nuevo sencillo. Hubo muchos tuits en los que los usuarios se preguntaron si los interpretes realmente cantaron en vivo o si recurrieron a cintas grabadas para esta canción.

En el final de sus líneas, M.I.A. pareció cantar "Me importa un (improperio)", pero fue difícil escuchar algo con claridad. En cambio, su gesto con el dedo medio hacia la audiencia fue claramente visible. La cámara se desenfocó brevemente después de eso, pero fue demasiado tarde.
 
AP y EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.