Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2017 10:15:00 AM

La enfermedad de Dumoulin que cambió el rumbo del Giro

El líder sufrió en la escalada final de la etapa reina en la que se impuso Vincenzo Nibali. Nairo Quintana solo se defendió, llegó tercero y ahora está a 31 segundos del holandés.

En una jornada para el recuerdo y digna de la etapa reina del Giro de Centenario, Nairo Quintana tuvo un gran día y se acercó a 31 segundos del líder Tom Dumoulin, que sufrió en carretera producto de una enfermedad.

El  momento definitivo de la jornada,  que incluía tres puertos de montaña de primera categoría, fue el inicio de la escalada al Umbrailpass a 30 kilómetros de la meta, cuando Tom Dumoulin debió responder el llamado de la naturaleza y con la carrera lanzada se bajó inesperadamente de su bicicleta para hacer sus necesidades fisiológicas.

En un principio Nairo hizo lo posible para que el lote bajara su ritmo mientras se recuperaba el líder pero había muchos intereses y fue imposible que aguantaran hasta el retorno de la ‘Maglia rosa’.

El equipo Bahrain Merida fue el primero en desistir en la idea de esperar al holandés y los gregarios de Vincenzo Nibali aceleraron para preparar el terreno para su líder de escuadra. El italiano atacó y lo siguieron Nairo Quintana, Ilnur Zakarin y Domenico Pozzovivo. Este grupo se separó de un quinteto de favoritos y poco a poco se fue acercando a Mikel Landa que era el corredor en la punta de carrera.

Nairo fue al ritmo de punta pero no lanzó uno de sus típicos ataques y se dedicó a hacer el relevo junto al trio de corredores que lo acompañaba. El más insistente a la hora de atacar fue Nibali que buscaba la primera etapa para Italia y meterse el podio de la carrera.Nairo no se le se separó en la escalada y coronó la cima del Umbrailpass junto con el ‘Tiburón de Messina’.

Mientras tanto, Dumoulin trataba de recuperar el terreno perdido demostrando todo su fundo honor pese a la enfermedad que lo aquejaba. ‘La Mariposa de Maastricht’ fue recogiendo corredores y evitó que la diferencia se aumentara.

En la bajada, Nibali ejecutó uno de sus acostumbrados descensos suicidas y alcanzó a Landa faltando a 11 kilómetros de la línea de meta. Nairo, por su parte, fue más precavido y se mantuvo atrás de los dos punteros, sabiendo que el daño ya estaba hecho y lo más importante era evitar una caída.

En la línea de meta, Nibali tuvo más velocidad y consiguió la anhelada victoria para su país. ‘Naironman’ fue tercero a 12 segundos y sumó tiempo de bonificación.  2’06” después de la llegada del boyacense arribó el líder desencajado y con una cara de tristeza que reflejó el sufrimiento que sintió durante los kilómetros finales.

Con los segundos de bonificación y el tiempo en carrera, Nairo quedó a 31 segundos del holandés y está en plena disputa de la ‘Corsa Rosa’, quedando 4 etapas con montaña y una contrarreloj individual en el último día.

Al final de la etapa, Nairo dijo que fue una jornada positiva: “Sabíamos que podíamos a cortar tiempo. El líder ha cedido por unas razones u otras.  Me hubiera gustado sacar más de cinco minutos pero una cosa es lo que se quiere y otra el poder. En general, estamos bastante satisfechos con lo que se ha hecho hoy”

La jornada del miércoles comprende un recorrido de 219 kilómetros con res puertos de montaña y con 100 kilómetros de ascenso constante.

El  momento definitivo de la jornada,  que incluía tres puertos de montaña de primera categoría, fue el inicio de la escalada al Umbrailpass a 30 kilómetros de la meta, cuando Tom Dumoulin debió responder el llamado de la naturaleza y con la carrera lanzada se bajó de su bicicleta para hacer sus necesidades fisiológicas.

En un principio Nairo hizo lo posible para que el lote bajara su ritmo mientras se recuperaba el líder pero había muchos intereses y fue imposible que aguantaran hasta el retorno de la ‘Maglia rosa’.

El equipo Bahrain Merida fue el primero en desistir en la idea de esperar al holandés y los gregarios de Vincenzo Nibali aceleraron para preparar el terreno para su líder de escuadra. El italiano atacó y lo siguieron Nairo Quintana, Ilnur Zakarin y Domenico Pozzovivo. Este grupo se separó de un quinteto de favoritos y poco a poco se fue acercando a Mikel Landa que era el corredor en la punta de carrera.

Nairo fue al ritmo de punta pero no lanzó uno de sus típicos ataques y se dedicó a hacer el relevo junto al trio de corredores que lo acompañaba. El más insistente a la hora de atacar fue Nibali que buscaba la primera etapa para Italia y meterse el podio de la carrera.Nairo no se le se separó en la escalada y coronó la cima del Umbrailpass junto con el ‘Tiburón de Messina’.

Mientras tanto, Dumoulin trataba de recuperar el terreno perdido demostrando todo su fundo honor pese a la enfermedad que lo aquejaba. ‘La Mariposa de Maastricht’ fue recogiendo corredores y evitó que la diferencia se aumentara.

En la bajada, Nibali ejecutó uno de sus acostumbrados descensos suicidas y alcanzó a Landa faltando a 11 kilómetros de la línea de meta. Nairo, por su parte, fue más precavido y se mantuvo atrás de los dos punteros, sabiendo que el daño ya estaba hecho y lo más importante era evitar una caída.

En la línea de meta, Nibali tuvo más velocidad y consiguió la anhelada victoria para su país. ‘Naironman’ fue tercero a 12 segundos y sumó tiempo de bonificación.  2’06” después de la llegada del boyacense arribó el líder desencajado y con una cara de tristeza que reflejó el sufrimiento que sintió durante los kilómetros finales.

Con los segundos de bonificación y el tiempo en carrera, Nairo quedó a 31 segundos del holandés y está en plena disputa de la ‘Corsa Rosa’, quedando 4 etapas con montaña y una contrarreloj individual en el último día.

Al final de la etapa, Nairo dijo que fue una jornada positiva: “Sabíamos que podíamos a cortar tiempo. El líder ha cedido por unas razones u otras.  Me hubiera gustado sacar más de cinco minutos pero una cosa es lo que se quiere y otra el poder. En general, estamos bastante satisfechos con lo que se ha hecho hoy”.

Mientras que el holandés dijo sentirse "decepcionado" por la respuesta de sus rivales en el momento de sus problemas intestinales. "Estoy enojado porque no entiendo el comportamiento de mis rivales que han dicho que querían ir a buscar a mi compatriota Kruijswijk lugar atacado. me había comportado de manera diferente a ellos cuando Quintana cayó en el descenso hacia Bergamo. ¿Qué esperaba? Nada ... es una (basura)" dijo un afligido Dumoulin que ni siquiera celebró en el podio.

La jornada del miércoles comprende un recorrido de 219 kilómetros con tres puertos de montaña y con 100 kilómetros de ascenso constante. Una etapa que demostrará la capcidad de recuperación del líder y en la que nairo podría dar una nueva estocada en su idea de retomar la ‘maglia rosa‘.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.