Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/07/04 00:00

Glorias sin mundial

Glorias sin mundial

Para muchos Willington Ortiz es el mejor futbolista en la historia del fútbol colombiano. Sin embargo, nunca pudo ir a un Mundial. Cómo él, pasaron muchos jugadores talentosos por la Selección Colombia sin la oportunidad de jugar en la más importante competencia deportiva del planeta. Clasificar no ha sido fácil: sólo hemos asistido a cuatro de las dieciocho citas mundialistas.

Estos son algunos de los ídolos colombianos que nunca fueron a un mundial.


JAIRO ARBOLEDA

Conocido como “el maestro”, por su gran habilidad con el balón. Nació en Tulúa (Valle) en 1947. Debutó como profesional en el Pereira, pero logró sus mayores satisfacciones con el Deportivo Cali. El mismo año que se vinculó al equipo (1970) salió campeón dirigido por Roberto Reskín. Repitió cuatro años más tarde, con Vladimir Popovic a la cabeza. Este vallecaucano terminó su carrera como jugador, en el Once Caldas y Quindío, aquejado por frecuentes lesiones y ahora se dedica a ser entrenador.

MIGUEL ESCOBAR

Quinientos treinta y siete partidos y 14 años con la camiseta del Cali, además de su rendimiento en la cancha, convierten a éste bugueño en un ídolo verde y blanco. Al equipo llegó en 1966, tras debutar en primera con el Pereira. Se formó como jugador en equipos como el Juventud de su ciudad natal e hizo parte de la Selección Valle en varias oportunidades. Terminó su carrera como futbolista en Santa Fe, no sin antes haber sido subcampeón de América con el equipo que le dio todo: el verde del Valle.

MISAEL “PAPO” FLORES

Santandereano. Brilló siempre en la nómina del equipo Leopardo. Con 477 partidos, es el jugador que ha defendido en más oportunidades la camiseta del Atlético Bucaramanga. En 1971, el equipo del “papo” no pudo participar en el torneo profesional por cuestiones económicas. Sin embargo, Flores jugó con el Real Cartagena que usó la ficha del equipo santandereano. Bajo la dirección de técnicos uruguayos: Víctor Pignanelly y Ricardo Pegnotti, los bucaros llegaron de nuevo a instancias definitvas en 1975 y 1977 respectivamente.

ALFONSITO CAÑON

Ídolo del Independiente Santa Fe, es considerado el mejor jugador bogotano de todos los tiempos. Consiguió en su carrera tres campeonatos con Santa Fe y uno con América. Ganó su primer título en 1966, bajo la dirección técnica de Gabriel Ochoa. Tras conseguir el último título en el 75, termina su carrera en el equipo cardenal. Pasó al Bucaramanga y luego al América, de nuevo con Ochoa. Excelente jugador y goleador histórico: 146 goles en 504 partidos. Ahora trabaja como cazatalentos de fútbol.

JUAN PABLO ANGEL

Ningún cuestionamiento puede desvirtuar la gran carrera de este delantero formado en el Atlético Nacional, equipo de su ciudad natal con el que quedó subcampeón de la Libertadores en 1995. Tres años después, sus goles lo llevaron a la Argentina. Triunfó jugando en el River Plate de Ramón Diaz, consagrándose como goleador de la Libertadores. Su excelente rendimiento en los torneos internacionales y en el campeonato local lo pusieron en la mira del fútbol inglés. El Aston Villa pagó 14 millones de dólares por los derechos deportivos del colombiano. Aunque ya no es titular, Ángel continúa en Inglaterra y aparece de vez en cuando con uno de esos remates de cabeza que lo convirtieron en ídolo.

MIGUEL AUGUSTO PRINCE

Defensa, 1,88 de estatura y camiseta marcada con el 6. Éste bumangués jugó en el Atlético Bucaramanga, Millonarios y América, equipo en el que terminó su carrera. Portó el brazalete de capitán de la Selección Colombia en las eliminatorias al Mundial México 86. Hizo parte de las campañas del 87 y 88 en las que Millonarios quedó campeón y volvió a levantar la copa dos años después, vestido de escarlata. Actualmente es director técnico. Ha dirigido al Pasto y al Tolima de buenas campañas. Y hoy como en el 96 vuelve a dirigir desde el banco azul.

WILLINGTON ORTIZ

Tumaqueño. Nació en 1952 y debutó en Millonarios contra el Internacional de Portoalegre en 1971 marcando un gol. Con el equipo bogotano consiguió los títulos del 72 y 78; y participó en cuatro ediciones de la Copa Libertadores. En 1980, pasó al Cali y en el 82 al América de la misma ciudad. Levantó cuatro copas del torneo local y fue subcampeón de América tres veces (84-85-86). Con la Selección fue a los Juegos Olímpicos del 72, a las eliminatorias de los campeonatos mundiales de Alemania, Argentina y España. Uno de los más habilidosos jugadores en la historia de Colombia. Un goleador nato.

PEDRO ANTONIO ZAPE

Pasó de las canteras al primer equipo del Deportivo Cali en 1969. Este portero fue indispensable para su equipo en la consecución de los títulos del 70, 74 y el segundo lugar en la Libertadores del 78. En los primeros años disputó su puesto con arqueros argentinos como Ediberto Righi, Norberto Menutt o Carlos Alejandro Leone y se quedó con la titular. En el 75 hizo parte de la selección Colombia que obtuvo el segundo puesto de la Copa América del 75. Actualmente trabaja como preparador de arqueros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.